Inicio Libro Abierto Relatos Todos somos iguales

Todos somos iguales

Me gusta hacer deporte porque es sano, me ha ayudado a superar límites, a mejorar el compañerismo, a saber que no me tengo que rendir y que si me caigo me tengo que volver a levantar e intentarlo hasta que me salga.

Cuando jugamos todos juntos en el recreo, me lo paso genial, limamos asperezas y cualquier discusión que hayamos tenido se nos olvida. Lo más importante es divertirnos, pasárnoslo bien pues no es una obligación es pura diversión. No importa si eres niña o niño, haciendo deporte somos todos iguales y todos podemos practicar lo mismo.

Comentarios