Inicio Atletismo Carreras Populares El universo runner desde dentro…

El universo runner desde dentro…

Ni balones, ni raquetas, ni porterías o redes… pocos deportes requieren de tan escasos elementos como el running. Un ejercicio en el que lo único imprescindible es ropa cómoda y unas zapatillas con las que se pueda correr a gusto. Y es que esta práctica deportiva se encuentra al alcance de todos; no se necesita ser un profesional del atletismo. Cualquier persona de a pie puede convertirse en runner. Buen ejemplo de ello es Jorge, un joven aficionado al deporte. Este horcajareño de 22 años disfruta mucho practicando ejercicio. Para él, el running es una de sus aficiones favoritas.

Jorge. Foto: Nazaret Benito

Una afición que aparece de forma casi inesperada y termina enganchando a quienes la prueban. “Al principio empecé a correr por el gimnasio. Cuando salía de entrenar mi cuerpo estaba caliente, en funcionamiento, y ya me animaba y me iba a correr media hora o así” explica Jorge recordando sus inicios. Esta práctica se fue repitiendo semanalmente hasta que terminó haciéndose habitual para este estudiante de Magisterio. “Con el tiempo me acabó entusiasmando; se convierte en una rutina y tienes que correr todas las semanas” explica feliz. Como se ha comprobado, Jorge no siempre ha sido un apasionado de esta práctica deportiva. Su interés comenzó hace poco más de año y medio, cuando comenzó a controlar de forma más rigurosa sus entrenamientos. Desde entonces, procura hacer running varias veces por semana, tratando siempre de mantener una cierta rutina. “Intento salir a correr unas dos o tres veces por semana entre veinte minutos y media hora. Si lo calculo por kilómetros suelo hacer unos cinco o seis”.

Eso sí, Jorge asegura que todo tiene un límite, y no hay que dejar que una afición termine derivando en obsesión. Desde su punto de vista, practicar ejercicio no tiene que convertirse en un compromiso. “De vez en cuando, si no corres, te sientes mal porque en el fondo te gusta y quieres hacerlo. Pero también hay otras veces que sales cansado del gimnasio o cualquier otra cosa y directamente no corres porque no te apetece” se sincera él entre risas. No obstante, también reconoce que este ejercicio que tanto afirma gustarle le ha llevado en ocasiones a sufrir malas experiencias: las lesiones. “Me he lesionado un par de veces. Una vez me torcí el tobillo… no llegó a esguince ni nada, pero estuve como semana y pico andando molesto”. ¿La más grave? La sufrida durante una carrera popular. Y es que algunas veces es difícil no arriesgar hasta el extremo. “Había que correr diez kilómetros y en el kilómetro tres me torcí el tobillo. En lugar de pararme, seguí corriendo hasta el final, como pude, cojeando. Al final lo que era una torcedura de tobillo acabó convirtiéndose en esguince”. Debido a ello, el joven aún nota molestias si pasa largos periodos de tiempo sin correr y comienza de nuevo a hacerlo o si hace running durante mucho rato seguido.

running-23Afortunadamente, la del esguince no fue la única carrera popular en la que ha participado. Desde que se inició en el mundo del running, se ha inscrito en alrededor de una decena de competiciones. “He participado en muchas carreras. Aquí en Cuenca he corrido dos y allí en mi pueblo he corrido cuatro. Luego en pueblos de alrededores también he corrido unas tres o cuatro”. ¿Su mejor posición? La obtenida en la San Silvestre de Corral de Almaguer, donde terminó colocándose trigésimo octavo de un total de seiscientos participantes. Carreras en las que, afirma, la clasificación es lo de menos. Algo que demuestra que el running no es un deporte competitivo, sino para verdaderos amantes del ejercicio físico cuyo principal fin es, simple y sencillamente, el de “correr por el placer de correr”. Cuando se le pregunta por los gastos que conlleva este deporte, él es tajante: “no me gasto nada”. Así, Jorge asegura que no compra prendas especiales de running para estar a la moda; el dinero que invierte es el indispensable para practicar este ejercicio. “Al principio, cuando empecé a salir a correr, lo hacía con unas deportivas normales como las que tenemos todos. Luego, según vas corriendo más distancia, te empiezan a molestar y te compras productos para correr”.

Como señala, no es una cuestión de apariencia sino de comodidad. Ligado al asunto de la modernidad, está la cuestión de las redes sociales. “En las redes sociales no publico nada sobre mi ejercicio” asegura. “Lo veo demasiado postureo. Tengo amigos que lo hacen y que están constantemente actualizando su Facebook, Instagram o Snapchat con sus itinerarios o kilómetros recorridos. Llenan las redes de hashtags… Yo salgo a correr porque me gusta y ya está: ¡me da igual lo que piense la gente!” concluye entre carcajadas.

Pero si en algo destaca este deporte por encima de los demás es, en parte, por su gran adaptabilidad. Se trata de una actividad muy flexible, ya que se puede practicar en solitario o en grupo, a cualquier hora del día y en cualquier lugar. E incluso, por qué no, realizarla en compañía de amigos de cuatro patas, como reconoce el runner horcajareño: “Yo hago deporte con mis animales, sobre todo en verano. Tengo una perra que es bastante grande y necesita mucho movimiento, se llama Osa. Solemos hacer rutas por el campo”. Así, Jorge y su mascota recorren muchos kilómetros dando lo mejor de sí mismos, porque, como ha quedado demostrado… el running es un deporte para todos donde lo más esencial es disfrutar.

Comentarios