Inicio Noticias Atletismo Mesfin Escamilla: “Aunque era campeón de España, no podía ni celebrarlo de...

Mesfin Escamilla: “Aunque era campeón de España, no podía ni celebrarlo de lo reventado que estaba”

El pasado sábado se disputó en Torrevieja (Alicante) el Campeonato de España de Fondo en Pista, que abarcaba las pruebas de 10.000 metros para las categorías Absoluta y Sub 23 y 5.000 metros para Sub 18 y Sub 20.

En esta última carrera había presencia de los atletas del Club Atletismo Cuenca Mesfin Escamilla y Unai Naranjo. Mesfin se proclamó campeón de España tras una carrera en la que firmó el récord de los campeonatos.

Sus opciones pasaban por hacer una carrera más rápida y su estrategia funcionó, porque aguantó el ritmo que había fijado y su último cambio dejó atrás a su principal rival, Ronal Olivo, que perdió distancia con el atleta. En la última vuelta, Mesfin controlo su ventaja y pudo saborear en meta el triunfo y firmó un sensacional 14:49.34 minutos, récord del campeonato.

Lo primero enhorabuena Mesfin por todos los éxitos que estás cosechando. El último este campeonato de España sub20 de 5.000 metros. Quizás la pregunta es típica pero, ¿cómo te viste antes, durante y después de la carrera? ¿Cuáles eran tus sensaciones?

Las sensaciones del día de antes no fueron tan buenas. No estaba al 100% porque tenía unas pequeñas molestias en el cuádriceps y en la espalda. Estaba calentando el día de antes y me costaba un poco respirar porque me dolía. Pero luego calentando antes de comenzar, me encontré genial y me puse muy contento porque se me habían pasado los dolores y ya estaba a tope.

¿En algún momento pensaste que podía peligrar la carrera o que no ibas a poder correrla?

No me planteé nunca no correrla, simplemente pensaba que iba a tener algunas molestias en carrera. Nunca pensé en retirarme porque eran pequeñas molestias pero no me obligaban a quitarme.

¿Esperabas llevarte y era el objetivo esta victoria?

Siempre se intenta ganar pero mi objetivo al ser el primer año y sabiendo que había algunos rivales que aunque no habían corrido un 5.000 sé que estaban muy bien, era quedar entre los tres primero.

Tenía buena marca pero como no conocía qué tal iban los rivales en el 5.000 prefería probar a ver si podía quedar entre los tres primeros y ya está.

La estrategia que llevabais en la cabeza era la de imprimirle mucha velocidad y hacer una carrera rápida porque ahí tú te podías encontrar cómodo. ¿Llevabas esta estrategia en la cabeza o una vez estás corriendo ya se hace muy difícil pensar en ella?

Al principio sales con la mentalidad de la estrategia aunque luego en mitad de carrera vas cambiando las decisiones por sensaciones. La idea era esperar un poco más pero como me encontraba bien decidí tirar para adelante. Me parecía demasiado cómodo el ritmo para todos y empecé a darle desde atrás.

Estuviste ahí junto con tu compañero Unai. ¿Hubo alguna ayuda entre vosotros o en ese momento vais a vuestras uñas?

En esta carrera no lo hablamos ni nada. En otros nacionales sí que nos ayudamos. Por ejemplo en el de Granollers sub16, sí que intentamos echarnos una mano. Aquí yo conocía a los rivales que iban a estar por delante de mí en los primeros metros y él imagino que lo mismo.

Cuando cruzas la meta y eres campeón una vez más, ¿qué fue lo que hiciste inmediatamente?

Sentí mucha alegría porque podía soñar con ganarlo, pero como el objetivo era quedar entre los tres primeros, fue realmente maravilloso.

¿Cómo fueron esos primeros momentos como campeón con tus entrenadores y familia?

Lo primero que vi al acabar fue a mis entrenadores Casti y Alberto porque mi madre no estaba. Estaban más contentos ellos que yo porque, aunque era campeón de España, no podía ni celebrarlo de lo reventado que estaba. Cuando fui a coger el móvil vi que me estaba llamando mi madre y cuando se lo cogí estaba chillando de alegría (ríe).

Hablamos de estos momentos de victoria y todo es muy bonito, pero supongo que hay mucha preparación y desgaste detrás hasta llegar a esto. ¿Cómo es el trabajo hasta llegar a conseguir estos frutos que te está dando a ti?

Un poco sacrificado sí es porque entre semana es más difícil quedar con los amigos y los entrenamientos son duros y acabo llegando muy cansado a casa.

El entrenamiento es lo que más pese, un 95% por decirte un porcentaje. Cuando eres pequeño no porque ahí quizás sí influyen más tus propias condiciones, pero cuando vas creciendo te vas dando cuenta de que todo es entrenamiento y entrenamiento.

¿Qué objetivos te marcas para el futuro a nivel individual?

No lo sé la verdad. Voy poco a poco y sobre todo este año con la Covid vamos casi semana a semana o mes a mes. Vamos haciendo cosas que van saliendo como controles, nacionales, regionales… todo lo que se pueda. No me fijo horizonte por así decirlo, voy poco a poco y ya está. Cuando acabe la temporada, volveremos a empezar y otra vez lo mismo. No me puedo estar mirando en otros años, voy viviendo casi al momento.

¿Cómo te ha cambiado la forma de competir la pandemia?

A mí el tema de la pandemia me fastidia bastante sobre todo por el público ya que mi madre hay muchas carreras a las que no puede pasar. En pista cubierta alguno de los entrenadores tampoco ha podido entrar. Vienen los dos para verme y uno de ellos se tiene que quedar fuera a veces y eso me da mucha rabia.

No me gusta nada esta situación porque el público ayuda mucho en las carreras también y correr solo te hace sentirte un poco vacío a veces.

¿Esperabas conseguir todo lo que estás consiguiendo cuando empezaste con el atletismo?

Qué va. Para nada. Cuando yo empecé competía aquí y nunca había soñado con ganar nacionales ni nada. He ido creciendo y mejorando. Al principio mi objetivo era llegar a estos nacionales en los que ahora compito.

¿Te supone ahora una responsabilidad después de todos los logros que estás consiguiendo por lo que se pueda esperar de ti?

No me afecta nada lo que digan de fuera. Lo único que me importa son mis entrenadores que saben como llevarme y mi familia que me apoya. Mi madre siempre me dice antes de competir que da igual cómo quede, que disfrute y ya está.

Comentarios