Inicio Baloncesto Liga EBA Los triples del DM Group Mollet y la falta de intensidad durante...

Los triples del DM Group Mollet y la falta de intensidad durante 25 minutos someten al Basket Quintanar (68-89)

Foto: Federación Catalana de Baloncesto

El Basket Globalcaja Quintanar regaló 25 minutos de partido ante un DM Group Mollet que solo había perdido un partido en todo el año (y fue, precisamente en el estreno de la fase de ascenso a LEB Plata). Así se entiende el resultado final del segundo partido de los conquenses en la pugna por subir, que cuando se vio 25 puntos abajo reaccionó e incluso tuvo momentos en los que soñó con dar la vuelta al electrónico, pero fue tal la desventaja que resultó imposible. No pierden sus opciones e igualmente tendrán que jugarse el ascenso este sábado, cuando jueguen ante el CB Alginet (único que ha ganado los dos partidos).

Empezó mal el Basket Globalcaja Quintanar, en un inicio de guion similar al del día anterior ante el Mondragón Unibersitatea. El conjunto catalán, apoyados en un excelso Javi Rodríguez (metió diez puntos en el primer cuarto) y en el escolta Marc Payés, fueron poco a poco ganando diferencia en el marcador. De hecho, ya tuvieron un parcial de salida de 2-7 y eso obligó a ir a remolque a los quintanareños desde el inicio. Otra vez la falta de acierto en los tiros lastró a los conquenses, que en esta ocasión no mostraron la misma intensidad defensiva que el día anterior.

Bajo ese panorama, solo el pívot americano David Champaigne fue capaz de sustentar a los suyos, cuyos diez puntos permitieron que el DM Group Mollet no se fuera en exceso. Sin embargo, en una muestra más de que no era el mejor día de la plantilla quintanareña, un parcial de 0-6 en los últimos 70 segundos del cuarto dejaron un preocupante 13-21 al término del primer cuarto.

Si bien el resultado no era definitivo, lo peor eran las sensaciones transmitidas, con un conjunto catalán que aprovechaba la diferencia de centímetros (especialmente a través del pívot Soto) para ganar todas las acciones en uno y otro tablero. Así, Juan Carlos Navarro rotó a sus jugadores con la intención de recuperar esa agresividad marca de la casa y desde la que los quintanareños basan sus victorias, pero no surtió efecto. Ocho puntos consecutivos de Assalit ponían una diferencia de dieciséis puntos a favor de los catalanes (13-29, minuto 12), lo que ampliaba el parcial a favor del DM Group Mollet de catorce puntos consecutivos sin que el Basket Globalcaja Quintanar anotara.

Incómodo, sin claras opciones de tiro, el Basket Globalcaja Quintanar seguía sin encontrar su lugar en la cancha. Algunos intentos de Jordi Bergada (se fue al descanso con 10 puntos) acercaban a los quintanareños, pero el DM Group Mollet siempre encontraba respuesta. De esta manera, el equipo de Juan Carlos Navarro no lograba acercarse en el marcador y se fue al descanso perdiendo por 26-40. Las pérdidas de balón (12 de los conquenses, 6 de los catalanes) y la falta de acierto en los tiros (1 de 7 en triples, 11 de 27 en tiros de campo para el Basket Globalcaja Quintanar; 5 de 13 en tiros de 3 y 15 de 32 en tiros de campo para el DM Group Mollet) pesaban demasiado y tenían su efecto en el marcador. Además, solo Champaigne y Bergada se habían mostrado sólidos en ataque (entre ambos sumaban 20 puntos al descanso, de los 26 que consiguió el Basket Globalcaja Quintanar), mientras que el DM Group Mollet se sujetaba principalmente en Javi Rodríguez (13 puntos al intermedio) pero ya habían visto aro siete de sus jugadores.

Tras el descanso, fue Marc Pagés el primero en encestar con dos triples que elevó la diferencia a 26-46, mientras que los dos ataques del Basket Globalcaja Quintanar fueron sintomáticos: uno concluyó por terminar la posesión, el otro señalaron pasos. A pesar de que Carrasco rompió la sequía anotadora de los conquenses, un 2+1 de Soto, una nueva falta en ataque del Basket Globalcaja Quintanar y el tercer triple en este cuarto de Pagés servían para elevar a 24 la diferencia (28-52). Juan Carlos Navarro se vio obligado a pedir tiempo muerto para parar la sangría, aunque otra pérdida en ataque en el regreso a cancha ponía de manifiesto que no era el día para el equipo de Quintanar del Rey. Todo lo contrario que Marc Pagés, que seguía a lo suyo y veía el aro del mismo tamaño que una piscina. Otro triple más puso la máxima en 28-55, en un inicio de tercer cuarto espectacular para el escolta del DM Group Mollet.

Pero el equipo conquense no bajó los brazos y trató de reaccionar. Lo hizo como mejor sabe: defendiendo. Acabó el tercer cuarto con las mejores sensaciones posibles, después de verse 25 puntos abajo (35-60) fue capaz de cerrar su tablero y provocó varias pérdidas y malas decisiones de tiro de los catalanes, a lo que se unieron dos triples de Jhan Paul Mejía y otro de Artem Yailo que rebajaba la distancia a 14 (46-60) a falta de un minuto. Incluso pudo ser menos si el danés Sebastian Dalsgaard hubiera anotado un triple totalmente solo u otro fallado de manera forzada por Antonio Guerrero, pero a los catalanes les entró el miedo a ganar. Falló dos tiros libres, después unos dobles y otra pérdida más de ataque, que aprovechó el Basket Globalcaja Quintanar con una canasta de Sebastian Dalsgaard y un tiro libre de Artem Yailo por una técnica metían de lleno a los conquenses al término del tercer cuarto (49-60).

Las caras eran otras en los de Quintanar del Rey, que afrontaron el último cuarto con ilusión y logró bajar de la barrera psicológica de los diez puntos (53-62, a falta de 8:17 minutos). La dirección de Antonio Guerrero, la circulación de balón, la intensidad defensiva… armas que no se habían visto hasta entonces y que puso el marcador en 55-62, aunque un triple de Martínez rebajó la euforia (55-65). El danés Dalsgaard, hasta entonces inadvertido, se convirtió en un ladrón de guante blanco para robar otro balón en el parcial y Yailo culminó en triple para volver a la desventaja de siete puntos.

Quedaban 6:30 minutos y había mucho partido todavía, después de que los pupilos de Juan Carlos Navarro tuvieran prácticamente perdido el encuentro. Una mala decisión del pívot gallego Alberto Díaz (pérdida de balón y una posterior falta con técnica) dio aire al DM Group Mollet que recuperó los doce puntos de ventaja (58-70) y Juan Carlos Navarro pidió tiempo muerto para volver a insuflar energía a los suyos.

Artem Yailo hizo caso y anotó un triple, mientras que Alberto Díaz se rehízo del fallo anterior con una canasta y un tapón. A falta de cinco minutos, seguía con vida el Basket Globalcaja Quintanar (63-72). Por parte del DM Group Mollet, perdió la clarividencia en ataque y hasta los triples de Marc Pagés dejaron de entrar. Además, los conquenses entraron en bonus a falta de 3:51, aunque Antonio Guerrero falló dos consecutivos que hubieran recortado a siete la desventaja y la réplica llegó a través de un triple del pívot Soto, totalmente solo, y que prácticamente cerró el encuentro (63-75).

A la desesperada, por falta de tiempo y porque no quedaba otra, intentó recortar puntos lo más rápido posible el Basket Globalcaja Quintanar, pero ya le resultó imposible. Al final, el DM Group Mollet amplió distancias para llevarse el triunfo por 68-89, una derrota que complica sus opciones de subir debido a que los catalanes también les adelantan en el grupo.

Este sábado, a las 10:30 jugarán ante el CB Alginet en un partido en el que los valencianos subirán si ganan, mientras que los conquenses necesitan la victoria para tener opciones (igualarían a dos victorias a los valencianos, pero luego habría que desempatar mediante basketaverage).

FICHA TÉCNICA

Basket Globalcaja Quintanar: David Champagnie (14), Jon Bergada (10), Jhan Paul Mejía (9), Sebastian Dalsgaard (2), Artem Yailo (16) -quinteto inicial- Joaquín Carrasco (7), Javi Valero, Alasan Mbowe, Fernando Garrido, Alberto Díaz (4) y Antonio Guerrero (6)

DM Group Mollet: Sergi Tell (2), Javi Rodríguez (13), Soto (11), Marc Pagés (21) y Álex Serra (6) -quinteto inicial- Rabasso, González, Figuerola (6), Ponsa, Martínez (13), Amo (4) y Assalit (13)

Parciales: 13-21, 26-40 -descanso- 49-60 y 68-89 -final-

Comentarios