Inicio Baloncesto Liga EBA El Basket Quintanar arranca la temporada con una sólida victoria en casa...

El Basket Quintanar arranca la temporada con una sólida victoria en casa ante el Baloncesto Alcalá (84-68)

Foto: Radio90 Motilla

El Basket Globalcaja Quintanar no pudo empezar mejor la temporada. Victoria, en casa, con el apoyo de su afición y con todos los jugadores involucrados, en una demostración de juego coral por parte de los pupilos de Juan Carlos Navarro, que solo bajaron el ritmo una vez concluyó el choque. A pesar de que comenzaron un poco irregulares en los tres minutos iniciales, después se vio en el pabellón Ángel Lancho a un equipo muy sólido y que tiene hechuras para soñar a lo grande. Es solo una jornada, pero había mucho más en juego que una victoria, ya que el estreno liguero significaba el comienzo de un proyecto hecho para pelear por el ascenso y un resultado adverso podría haber generado desconfianza. Sin embargo, tras lo visto, es turno para que quienes no se hayan subido al barco del Basket Globalcaja Quintanar lo hagan. Todavía están a tiempo de soñar y disfrutar.

No empezó bien el partido ante el Baloncesto Alcalá, con tres minutos iniciales en los que los visitantes estuvieron más acertados ante un conjunto local muy frío. Por fortuna para los quintanareños, solo fue un espejismo y nada tenía que ver con el potencial del equipo, que fue capaz de arrimar el hombro tras ponerse 4-9. No es que fuera una desventaja importante, pero conectaron rápidamente para evitar que la sangría fuera a mayores. Aun así, la igualdad fue la tónica dominante del primer cuarto, que acabó con ventaja madrileña (19-21).

En el segundo parcial, mejoró notablemente el Basket Globalcaja Quintanar, tras ajustar en defensa y cerrar el rebote defensivo. Además, sus buenas acciones defensivas tenían continuidad en ataque y pudieron correr para anotar canastas fáciles, lo que culminó en una renta de nueve puntos (32-23, a seis minutos para el descanso), liderados por un Jhan Paul Mejía y un Javi Valero acertados. El Baloncesto Alcalá demostró que no llegaba a Quintanar del Rey a verlas venir, y apretó en el tramo final para recortar distancias hasta irse al descanso con un resultado de 42-38.

No sabemos qué diría en vestuarios Juan Carlos Navarro, pero sí podemos afirmar que funcionó, porque el regreso a la cancha de los quintanareños fue fulgurante. Cluysen, Gómez y Llanes anotaron sendas canastas para hacer un parcial de 8-0 y elevar la diferencia más allá de los diez puntos (50-38), una distancia que ya no pudieron rebajar los madrileños. Seguía muy intenso en defensa el Basket Globalcaja Quintanar, ganaban las batallas en los aros y, encima, eran efectivos en las buenas posiciones de tiro que encontraron. Así, al finalizar este periodo la diferencia era de quince puntos (65-50).

En el último parcial, los quintanareños no quisieron ningún tipo de duda y siguieron con mano de hierro, sin perder la intensidad defensiva y conscientes de que, a pesar de la diferencia, no podían rebajar ni un ápice su concentración. Consiguieron minar cualquier tipo de remontada de los visitantes para acabar imponiéndose por 84-68 en un choque en el que lo que más destacó de los conquenses fue que actuaron como un equipo, con un juego coral en el que todos aportaron lo que el entrenador pide de ellos.

Comentarios