Inicio Balonmano Liga ASOBAL El Ciudad Encantada se queda con los dos puntos tras un final...

El Ciudad Encantada se queda con los dos puntos tras un final caótico

El equipo de Lidio Jiménez venció por 27-26 al Cangas

Importante victoria del Liberbank Ciudad Encantada en lo que era calificado de final ante un Cangas que llegaba necesitado de puntos.

Eso se notó en los primeros minutos, donde los nervios eran patentes en los dos equipos. Los ataques prevalecían a las defensas, aunque entonces empezaron a aparecer los porteros y eso primero favoreció a Cangas, que se marchó dos por encima en el marcador.

Eso hizo reaccionar a los conquenses, que volvieron a plantear una de sus mejores defensas y cogieron la máxima diferencia en el marcador antes del descanso con el 13-10 del minuto 29.

Eran los mejores minutos de Cuenca, guiados por un buen Nacor Medina, que ponía el mojo picón, mientras Doldan jugaba su mejor partido desde el pivote, goles, penaltis y exclusiones provocadas entre sus grandes hazañas. Era el Quijote de un equipo que lo buscaba una y otra vez, mientras que los siete metros, esta vez sí, eran transformados sin problemas.

Se llegaba al descanso con 14-11 y con la sensación de que Cuenca era superior a un Cangas que se quedaba sin ideas por momentos y solo encontraba a Soliño en el extremo.

Segunda mitad
La segunda mitad comenzó con una marcha más de Cuenca, ya habían aprendido a tapar todos los huecos de los gallegos y ‘Colo’ y Perovic comenzaban a hacer de las suyas desde la parte derecha.

Los ataques del Cangas se iban al pasivo y la defensa conquense y Leo Vial cada vez eran más fuertes e importantes. Aunque todo pudo cambiar con la roja a Thiago, algo discutible, en el minuto 36. No fue así, Nolasco ocupó su lugar y la intensidad prevalecía en un Ciudad Encantada que se quería quedar con los dos puntos.

Mendoza renqueante y cojo seguía tirando del equipo, ¿saben eso de que el capitán nunca abandona su barco?, pues el bueno de David decidió estar hasta el final para tirar del carro.

Aunque el carro estuvo cerca de descarriar, después de coger una ventaja de cinco goles, Pillo hizo una defensa mixta, esa defensas se le hacía complicada a Cuenca y con la exclusión de Colo empeoraron las cosas.

Lo que parecía hecho no estaba tanto y los últimos segundos fueron caóticos o agónicos pero los dos puntos se quedaron en Cuenca, que ya suma seis y se pone a cuatro del descenso.

El Sargal vuelve a brilla y a ser importantes antes de afrontar el partido de Copa del martes en Pontevedra y del sábado en Aranda de Duero.

Comentarios