Inicio Balonmano Liga ASOBAL Lidio Jiménez: “Hay que agradecer a la gente que ha venido hoy...

Lidio Jiménez: “Hay que agradecer a la gente que ha venido hoy porque han hecho que pareciera que había 1.000 en lugar de 100”

Lidio Jiménez da una charla ante Villa de Aranda en el primer partido de la 20/21. Foto: Javier Guijarro

El Incarlopsa Cuenca debutó con victoria holgada (26-18) en la liga Sacyr Asobal 20/21 frente a Ceres Villa de Aranda.

Tras el partido, el entrenador Lidio Jiménez, atendió a los medios de comunicación para valorar al equipo en esta primera actuación liguera. El técnico destacó la importancia de sumar ahora que “ningún equipo está bien a nivel físico”. Por eso, en estos primeros compases, es más importante que nunca el trabajo del equipo, algo con lo que Lidio Jiménez quedó satisfecho y puso en valor tras el partido: “Hoy era el día de trabajar y doy la enhorabuena a mis jugadores porque han luchado como bestias que es lo que les pido”.

En comparación con el día de Valladolid en pretemporada, el entrenador quedó satisfecho con la labor del equipo, sobre todo en defensa: “Al contrario que el día de Valladolid que no trabajamos, hoy sí lo hemos hecho y los 18 goles así me lo demuestran. Hemos estado bien en portería y aunque podríamos haber hecho algún gol más, los demás también juegan”.

Lo que el técnico está inculcando a sus jugadores para este arranque liguero es que hay que estar muy concentrado y poner mucho oficio contra cualquier equipo: “Hemos hablado de concentración e intensidad que es como hay que sacar los partidos en estas primeras jornadas y el equipo ha sabido coger la idea”.

Sin embargo, considera que todavía hay muchas carencias que ir puliendo que pasan en gran medida por que todos los jugadores se acoplen al juego del equipo: “A nivel de juego colectivo nos falta muchísimo con un central nuevo que va a tener que jugar muchos minutos y que tiene que empezar a acoplarse con Dutra y con Thiago en los procedimientos tácticos. Eso va a costar un trabajo” reconoce.

Lesiones y acumulación de minutos

El inicio de temporada está siendo raro por las circunstancias en que se ha dado y a eso además hay que unir la llegada de jugadores nuevos que deben acoplarse y una vez, los lesionados. Ayer Colo Vainstein cayó lesionado y Pizarro tampoco pudo acompañar al equipo. Según contó Lidio Jiménez a Vainstein se le giró la rodilla ocasionándole dolor en el cuádriceps y, aunque parece que no es nada grave, hasta que no le hagan pruebas no se sabrá el alcance de la lesión.

Las bajas provocan que al equipo le esté costando en ataque al no poder contar con un zurdo en primera línea: “Dependemos mucho de Dutra en la derecha y es complicadísimo jugar sin zurdo y además nos cuesta porque vamos muy limitados en la primera línea”.

El equipo empieza desde un primer momento a acumular lesionados y Lidio Jiménez reconoce empezar a estar preocupado y cabreado: “No sé si es mala suerte o que hacemos mal las cosas pero al final el que lo paga es el equipo y los jugadores que acumulan muchos minutos. Tenemos otra batalla el sábado y me preocupa el tema de las rotaciones”.

Por eso, requiere de la presencia de Pizarro el sábado aunque no esté en perfectas condiciones: “Pizarro mañana va a entrenar y el sábado nos tiene que echar una mano. No sé cuántos minutos va a jugar pero tiene que estar ahí porque nos hace falta”.

Lo que preocupa al entrenador es la excesiva acumulación de minutos de sus jugadores. El hecho de contar con una plantilla corta, hace que las lesiones afecten en exceso y sobre todo ahora que falta rodaje físico: “Estoy quemando a algunos jugadores y hay que repartir minutos. Si acumulamos muchos minutos de alta intensidad nos puede pasar factura”.

La afición: 100 parecen 1.000

Si todo es extraño y atípico, el tema de la afición es uno de los más evidentes. Ayer tan solo pudieron entrar 100 gargantas a un Sargal con huecos pero a la vez lleno de vida gracias a sus incondicionales aficionados: “Todo ha quedado un poco descafeinado pero hay que agradecer a la gente que ha venido hoy porque han hecho que pareciera que había 1.000 en lugar de 100 y ha sido espectacular” afirma Lidio Jiménez.

De momento el Incarlopsa Cuenca ha sacado adelante el primer partido, pero es cierto que echa de menos es parte tan importante que acompaña al equipo como es su afición: “Es una lástima porque para nosotros cada partido en casa era una fiesta y los nuevos no han visto el Sargal con 2.000 personas apretando cuando hace más falta” se lamenta el entrenador.

Comentarios