Inicio Balonmano Liga ASOBAL El Incarlopsa Cuenca se lleva el derbi al ritmo de Simonet y...

El Incarlopsa Cuenca se lleva el derbi al ritmo de Simonet y con un descomunal Samuel Ibáñez (27-31)

Foto de Farah

Mucha importancia tenía el encuentro de este miércoles para el Incarlopsa Cuenca, ya no por terminar más arriba o más abajo, donde, por otro lado, confirma al menos la séptima plaza, más bien el choque tenía la importancia de volver a la senda del triunfo después de un empate y tres derrotas, más aún siendo el derbi castellanomanchego ante el Quabit Guadalajara.

Resultados que hacían pasar al equipo por el peor momento de la temporada, y necesitar un triunfo para recuperar sensaciones y acabar la campaña de la mejor manera posible. La papeleta, por llamarlo de alguna manera, no era buena, porque podían complicar al vecino Guadalajara la permanencia, pero tiraron de profesionalidad y de orgullo para sumar el triunfo los conquenses.

Comenzó de la peor manera posible el encuentro para Cuenca, demasiados errores en ataque y un 6-2 en el marcador en el minuto 8 tras un lanzamiento exterior de Paredes. Los viejos fantasmas del buen partido en Cuenca del lateral sobrevolaban el ‘David Santamaría’. Pero el Incarlopsa despertó a tiempo, comenzó a poner intensidad en una defensa comandada por Moscariello y Bulzamini y Samuel Ibáñez comenzaba a parar sus primeros balones. En ataque, Simonet cogió la batuta y el equipo comenzó a jugar de una manera ordenada. Siendo el propio central quien diera la primera ventaja a los conquenses en el minuto 22 con el 9-10.

Decidió entonces pedir tiempo muerto Reñones, viendo que los suyos estaban perdiendo fuelle y que Cuenca estaba sabiendo contrarrestar sus ataques con doble cruce. De ahí al final ya se vio siempre por encima un Incarlopsa que llegó al descanso con 13-15, aunque pudo ser mejor, ya que Thiago no acertó a marcar en la última jugada y Mouriño marcó en el ataque alcarreño.

Foto de Farah

Segunda mitad
Comenzó la segunda mitad de la misma manera que había terminado la primera: con gol de los locales, en esta ocasión de Arthur. Pero los de Lidio Jiménez no estaban dispuestos a perder este encuentro, y Doldán volvió por sus mejores fueros, buscaron al pivote y éste no erraba, poniendo la máxima en el minuto 34 con el 15-19.

La defensa comenzó a cerrar todos los espacios y una figura se hacía cada vez más grande, era la de Samuel Ibáñez, que apareció cada vez que su equipo lo necesitó, evitando que los alcarreños se metieran en el partido, y tuvo que salir al rescate en varias ocasiones, porque sí es cierto que no se acercaron en menos de dos goles los de Reñones, nunca estuvieron fuera de la lucha por los puntos.

Porque Cuenca tuvo el partido para matarlo en el 53′ y con dos jugadores más, pero no acertaron en los seis metros en dos ocasiones claras y con 24-28. Eso dio alas a un Quabit que Samuel Ibáñez se encargó de cortárselas.

El encuentro acabó con 27-31 y con buenas sensaciones para un Cuenca que compitió de principio a fin y que llega a los 39 puntos rompiendo así la mala racha de un negro mes de mayo.

Comentarios