Inicio Balonmano Liga ASOBAL Lidio Jiménez, tras la victoria ante el Winterthur: “Estoy contento porque la...

Lidio Jiménez, tras la victoria ante el Winterthur: “Estoy contento porque la afición se ha ido muy contenta y con buenas sensaciones”

El REBI Cuenca se despidió de la Liga Europea EHF derrotando, 28-24, al Pfadi Winterthur, demostrando que, de no haber sido por las lesiones y algunos malos minutos en otros partidos, podría haberse clasificado para la siguiente ronda en Europa.

El entrenador del equipo conquense, Lidio Jiménez, manifestaba su felicidad por el juego y resultado del equipo. “Me voy contento porque la gente se ha ido contenta. Me ha gustado que, al final, el pabellón ha tenido un buen ambiente y la gente se ha ido con buenas sensaciones, ha visto que el equipo va mejorando y que se ha dejado la vida para poder ganar este partido y poder dedicarle la victoria a la afición. Insisto, me voy muy contento porque la afición se ha ido muy contenta y eso es lo que me llena de orgullo”.

En cuanto a los seis partidos disputados en esta fase, Lidio reconocía que “no ha sido como deseábamos, creo que las lesiones nos han penalizado en esta fase de grupos. El equipo ha ido de menos a más, un poco con lo que ha pasado en este partido, que lo tuvimos ganado en varios momentos, pero por nuestros propios errores no hemos podido ganarlo antes. Al final hemos ganado porque el equipo ha trabajado bien, con una gran defensa, con aportación de la portería y, cuando el equipo crece desde atrás, puede ganar a cualquiera”.

A su juicio, esta es la línea a seguir. “Si la mantenemos, podemos aspirar a grandes cosas. Estamos incorporando a jugadores lesionados, como el caso de Sergi Mach al que se la visto muy suelto, poco a poco la gente que se va incorporando nos están dado minutos de calidad y ayudando mucho”.

En este partido, el REBI Cuenca tuvo momentos muy irregulares que provocó la reacción del rival, por ejemplo, después de ir ganando 23-17 en el minuto 45 a pasar a un 24-24 a falta de cuatro minutos para el final. “Tenemos que rectificar en ello porque creo que el partido lo ganamos cuatro veces, pero cuando lo teníamos ganado empezamos a fallar pases y ellos se metieron en el partido. Hay que controlar un poco esos errores de pases no forzados y es el único pero que le pongo al equipo en el partido porque hemos dominado desde el primer minuto, lo merecimos ganar mucho antes y no llegar con tanta incertidumbre al final del mismo”.

Visto el encuentro de este martes y el disputado en tierras suizas, la sensación es que se podían haber ganado los dos partidos y que el REBI Cuenca estuviera en la siguiente fase. “En Suiza fue un partido muy raro, la experiencia nos pasó factura y también el que tuvimos demasiado respeto por ellos. También el que tuvimos bajas que nos hicieron daño, pero el REBI Cuenca, estando bien, podía haber hecho mucho más. Además, nos falta esa mentalidad de creernos que podemos ganar, de creernos que somos mejores que algunos equipos en Europa, algo que tienen el Granollers, el Ademar o el Bidasoa y que aquí todavía no lo tenemos. Eso sólo se alcanza a base de competir y de ganar, pero sí es verdad que ha sido una pena de no haber estado todo el equipo para habernos dado cuenta hasta dónde podíamos llegar”.

Como análisis de la cuarta participación del equipo conquense en Europa, Lidio Jiménez la entiende como de “muy positiva porque, pasear el nombre de nuestro club y de nuestra ciudad por toda Europa, es importante. Somos un equipo respetado e, insisto, estoy convencido de que, si esta fase la hubiéramos afrontado con todos, seguro que estaríamos en la segunda fase. Creo que tenemos mejor plantilla que el Winterthur y el Velenje, pero hay que demostrarlo y el Sävehof ha marcado la diferencia por la portería, tiene un gran equipo, pero su portero ha hecho una fase excepcional. Para mí, es el único que ha estado por encima, los demás hemos estado muy igualados, pero las lesiones nos han perjudicado”.

Lidio Jiménez vuelve a insistir en lo mucho que perjudicó el parón de selecciones a su equipo. “Hasta Logroño, el equipo era una cosa, después llegó el Panamericano que nos hizo mucho daño porque, además de los lesionados, los que se fueron llegaron machacados. Sin ir más lejos, Pablo Simonet me ha reconocido que este partido ha sido el primero que ha jugado sin dolor o Fede Pizarro. Para los que vemos el día a día es complicado, eso lo hemos pagado, pero estoy contento porque, ganando o perdiendo, mis chicos se han dejado el alma en cada partido, lo hemos intentado en todos los sitios y, por lo menos, hemos terminado esta competición con buenas sensaciones y eso es importante”.

Espinha: “Nos queda el sabor de boca de que podíamos haber hecho un poco más en Europa”

Miguel Espinha volvió a las andadas con sus buenas actuaciones con sus trece paradas en el partido ante el Winterthur, algunas de ellas determinantes para evitar que el rival estrechara más el luminoso. Esta era su valoración de lo realizado por su equipo en la Liga Europea EHF. “Nos queda el sabor en la boca de que podíamos haber hecho un poco más, pero ahora estamos contentos por haber ganado este partido porque eso será bueno para lo que queda de la liga. Nos esperan dos partidos importantes antes de finalizar la primera vuelta y hay que concentrarse en estos dos partidos. Jugar en Europa ha sido una experiencia muy buena y salimos con las sensaciones de que los otros equipos no son mejores que nosotros, pero hemos tenido mala suerte con las lesiones, pero ya pasó todo y, ahora, hay que pensar en la liga”.

Espinha es consciente de la importancia de la portería y por eso celebra sus paradas con gestos exultantes. “La posición del portero es muy importante en un equipo de balonmano y a mí me gusta celebrar las paradas con la Furia Conquense porque siempre nos ayuda un montón, ellos marcan la diferencia en los partidos, aunque sin mis compañeros yo no puedo hacer nada y en este partido estuvieron muy bien”.

En cuanto a su actuación en la Liga Europea, “soy muy exigente conmigo y creo que en esta fase podía haber hecho un poco más, pero salgo contento por la experiencia de haber jugado muchos partidos contra buenos equipos”.

El próximo compromiso del REBI Cuenca será el sábado ante el Nava, que viene de ganar en Benidorm. Será la despedida del año en El Sargal. El siguiente compromiso, último de la primera vuelta, se disputará en Irún.

Comentarios