Inicio Noticias Entrevistas Boni: “Pese al descenso, he disfrutado muchísimo del fútbol esta temporada”

Boni: “Pese al descenso, he disfrutado muchísimo del fútbol esta temporada”

En la imagen Boni aparece con el brazalete de capitán
En la imagen Boni aparece con el brazalete de capitán

José Raúl Játiva “Boni” es una leyenda viva del fútbol en Minglanilla. A sus 34 años, y tras cerca de 20 jugando al fútbol, asegura que cuelga las botas tras una bonita temporada empañada por el descenso.

Se dice que el fútbol vive de resultados, que el éxito o el fracaso puede depender de un solo gol y que sólo son felices aquellos a los que les acompaña la suerte en la clasificación. Pues bien, este año en Minglanilla la situación ha sido bien distinta. Boni nos abre los ojos acerca del descenso y asegura que “con Rafa Sahuquillo se ha trabajado muy bien, daba gusto ir a entrenar, lo que pasa es que no han salido las cosas”. Además, ha sabido despertar en los jugadores las ganas de entrenar, “yo estoy trabajando, salía tarde y sin ganas de entrenar estos años atrás, pero esta temporada estaba deseando bajar a entrenar, ¡lo que en la vida!”.

En comparación con los años anteriores ha sido un asiduo a los entrenamientos, entre otras cosas por el cambio en la dinámica de trabajo. “Antes, nos hinchaban a físico, físico y más físico, mientras que esta temporada ha sido físico con balón y la cosa mejora bastante”. Además Boni quedó sorprendido al ver que el mister no quería que llevara zapatillas al primer entreno “Rafa me dijo que ¿dónde iba a jugar al fútbol? Que ¿para qué las zapatillas?, eso para mí era nuevo”.

El veterano no recuerda temporadas “en las que se haya trabajado tan bien, quizá con el Catalán y con Periquete un poco, pero ni mucho menos a este nivel”. Destaca además la capacidad de Rafa para fomentar el buen rollo del equipo, “al acabar de entrenar nos íbamos a tomar algo siempre, y eso también hace grupo y me ha molado bastante, aunque los jóvenes se nos escabullían y acabábamos solos los veteranos…”. Del míster también le llamó la atención que le transmitirá su confianza a pesar de que las cosas no terminaban de salir, “cuando ganas 5-0 es muy fácil subirse a la burra, pero cuando la cosa esta difícil es cuando hace falta el apoyo, y con Rafa he tenido toda su confianza”. “Consiguió que notáramos que confiaba en nosotros, es que te mima, te llama mil veces si es necesario y te hace sentir importante”.

Pese a todos los aspectos positivos de la temporada, el descenso es una realidad y una de las justificaciones que encuentra José Raúl es que “quizá no hemos sabido adaptarnos a esto, aquí siempre ha sido físico sin balón, pero a mí me ha gustado mucho más este año”. Otra de las razones la achaca a la falta de puntería “Rafa modificó el sistema, puso 2 pivotes y evitamos que nos hicieran goles con facilidad, pero si teníamos 3 o 4 y no las marcábamos pues pasa lo que ha pasado…”

A veces la diosa fortuna es caprichosa, y Boni cree que ha sido un factor crucial en el descenso, “en el fútbol unas veces tiras mil veces y no marcas y otras te da el balón en el culo y es gol”. De hecho afirma que ha sido una temporada en la que los goles se les han negado; “por ejemplo el Moño que tiene mucho gol, esta temporada sólo ha marcado 2, y David Campillo que es un gran jugador, -tiene velocidad, disparo y remate de cabeza- sólo ha hecho 3, así que fíjate si entran los que han faltado…”.

Reconoce que “la primera vuelta fue bastante floja, nos costó adaptarnos y quizá faltaba algo de actitud, bajábamos los brazos con demasiada facilidad”. Pero en la segunda Minglanilla ha despertado y “nadie nos ha ganado con facilidad salvo Motilla, hemos competido bien y nos ha faltado temporada para salvarnos”.

¿Colgará las botas? ¿En serio?

En lo que respecta a su futuro, Boni alega motivos personales para dejar definitivamente los terrenos de juego; “tengo ya una criatura y otro que viene en camino para Octubre, asique si no lo dejo la mujer me mata (confiesa entre risas)”. Pero asegura que no se va a desligar del club de sus amores, “porque quiero que haya fútbol en mi pueblo, que vaya bien la cosa, y trataré de ayudarles en todo lo que pueda”.

Cree que en Minglanilla hace falta una renovación del equipo, reclamando la entrada de jóvenes en el club, “lo que no es normal es que sigamos Calderas y yo, con 36 y 34 años”. Por eso cree que les vendrá bien el descenso, “hace 2 años pensamos en descender para que hubiera un juvenil del cuál los chavales podrían subir a jugar en 2ª Autonómica, que es una categoría más asequible para la formación”. Pero de momento todo está en el aire de cara a la temporada que viene.

Bueno, todo o casi todo, ya que en cuanto a Rafa Sahuquillo, Boni asegura que “pese a que ha tenido varias ofertas, a falta de hablar con la directiva, va a seguir seguro”. Mientras que la planificación de la próxima campaña en Segunda Autonómica se hará al conocer los jugadores disponibles “de momento Calderas y yo nos retiramos, Cano no podrá seguir por trabajo y Paco Ambulancias tampoco seguirá”. Pero, a pesar de las bajas, se muestra positivo de cara al futuro, ya que “seguro que entran chavales jóvenes y con muchas ganas, a los que Rafa les va a sacar lo mejor de sí mismos”.


Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here