Inicio Fútbol Autonómicas El viento de Elche de la Sierra arrastra a Villalpardo a la...

El viento de Elche de la Sierra arrastra a Villalpardo a la derrota

Indalencio hace el 1-0;  Fotografía: Soraya Peñarrubia
Indalencio hace el 1-0; Fotografía: Soraya Peñarrubia

Los de Marcos Martínez plantaron cara al líder en el juego y le disputaron el balón, pero la pegada local dejó a los amarillos sin premio.

Tras cerca de 175 km de viaje los de Villalpardo se ponían el mono de trabajo para intentar sacar algo positivo del cerril campo albaceteño. Situado en el punto más alto de la localidad, el Municipal de Elche de la Sierra es uno de los campos más cochambrosos de la categoría, sencillamente indigno para una población de casi 4000 habitantes. Malos accesos, vestuarios alejados y compartidos con la piscina municipal, además de un terreno de juego pésimo, donde ningún bote es igual que el anterior. A todo esto se sumaba un fuerte viento, que perjudicaba a los amarillos tras el sorteo de campos. Otro extra en la gama de adversidades a superar en una tarde de sábado para olvidar.

En un impreciso inicio, los amarillos parecían acusar el “jet lag automovilístico” fallando numerosos pases y mostrándose inseguros en cada balón dividido. Los locales estaban más enchufados y no tardarían en adelantarse en el marcador. Ayudados por la diosa fortuna, los de Elche hacían el primero tras el contragolpe de una falta a favor de los amarillos. Indalencio aprovechaba un rechace de Chanini para hacer el 1-0. Antes, el guardameta amarillo había realizado una gran parada a un despeje de Sergio que se colaba en propia puerta.

El gol espabiló a los de Marcos Martínez que asumieron el control del juego y comenzaron a dominar con claridad a un conformista líder que se limitaba a enviar balones largos en busca del fallo defensivo. Los amarillos disfrutaban de la posesión y los acercamientos se iban tornando en ocasiones poco a poco. El empate parecía cercano y en cierta manera pudo llegar en el minuto 35’. Tras el lanzamiento de una falta, Sergio “Malavia” aprovechaba el rechace del meta local para marcar ayudándose con el brazo. El colegiado señaló el centro del campo dando validez al tanto, pero posteriormente se retractó, ante las protestas locales, para terminar decretando “falta”. Una falta que nadie vio y que únicamente le sirvió como pretexto para excusarse ante el banquillo visitante, sin alegar ningún dato sobre la infracción.

La polémica decisión, pese a ser acertada, desquició en cierto modo a los amarillos, que veían como su dominio no tenía premio. Pero lo peor aún estaba por llegar y en el 41’ los locales hacían el 2º en una jugada calcada al 1-0. Falta a favor de Villalpardo que acaba en la portería amarilla tras un pelotazo y un carrerón de Antonio Alarcón que ganó la partida a Sergio y batió a Chanini con un disparo seco y ajustado tras 40 metros de sprint. Demasiado castigo para unos amarillos que habían dominado pero no marcado, mientras que un sometido y apático líder se valía de 2 zarpazos para encarrilar el partido al descanso.

Al inicio de la segunda parte, los villalpardeños salieron convencidos de sus opciones de disputar el partido al líder, pues no habían sido inferiores a los locales en el juego. Con ese convencimiento y esa seguridad, los de Marcos Martínez incordiaron el área contraria desde el arranque, pero las ocasiones no pasaban la timidez y la buena defensa local se imponía siempre al ataque. Los minutos iban pasando en contra de un Villalpardo que acusa su falta de mordiente ante defensas bien situadas. Pese a ello, pudo meterse en el partido si el árbitro hubiese dado validez al gol de Curro que remató a la red un balón suelto en el área local con una espectacular chilena. Lástima que el colegiado no diera validez al gol de su vida del menudo futbolista quintanareño.

Cómo las malas noticias nunca vienen solas, al gol anulado pronto iba a sumarse la sentencia del partido con otro desafortunado gol local. En el minuto 75’, Indalencio aprovechaba un balón que se escapó de las manos de Chanini para hacer el definitivo 3-0 y terminar de cerrar la derrota amarilla.

En definitiva, buen partido de los amarillos afeado por la abultada derrota propiciada por diversas causas: enfrente tenían un equipo rocoso y duro defensivamente aunque sin grandes argumentos en ataque, el árbitro mostró desigual criterio en las sanciones –no mostró amarilla a los locales hasta la falta nº 25 y sancionó con cartulina la 5ª visitante-, y los de villalpardo no supieron adaptarse al juego que exigía Elche de la Sierra y las condiciones del partido.


Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here