Inicio Fútbol Categorías inferiores Manolo Moya: “Esa hora en la que los niños están ahí corriendo,...

Manolo Moya: “Esa hora en la que los niños están ahí corriendo, nadie se acuerda de la pandemia”

Globalcaja y la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha han estado preparando durante estos meses una nueva edición de la liga benjamín de fútbol 8 que tanto ha gustado entre los más pequeños en estos últimos años.

Esta competición comenzará con todas las garantías sanitarias ante la pandemia el próximo 17 de abril. Desde Eldeporteconquense.es hemos hablado con el delegado de fútbol en la provincia y Coordinador de la liga Globalcaja, Manolo Moya, quién ha analizado este próximo arranque y las expectativas para esta nueva edición

¿Cómo ha sido todo esto proceso desde que la Liga F8 Globalcaja desde que tuvo que suspenderse hasta ahora en que sale delante de nuevo?

Desde que la propia Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha llegó a un acuerdo con la Dirección General de Deportes de la Junta de Comunidades para poder dar cabida al fútbol federativo y empezar, llevamos moviendo este tema de la Liga Globalcaja.

Hemos tenido dos o tres intentos para ponerla en marcha pero no han sido posibles porque siempre han estado presentes las olas de la pandemia y eso no ha permitido que empezáramos antes.

Ahora ya parece ser que según está todo se va a poder empezar. La lanzamos y el mes de febrero tuvimos una reunión en la que ya quedamos que para el mes de abril empezaríamos.

Estaba previsto empezar el 10 de abril, pero al parecer hay equipos a los que no les ha dado tiempo a hacer todo el registro de fichas y demás y finalmente empezaremos el día 17 de abril.

Mantenemos los grupos de la Manchuela con alguna baja y algún alta. Hemos perdido los grupos de la zona de Tarancón y del Provencio, Pedroñeras etc. porque sus equipos entienden que no están preparados para ello. Como hay tanta incertidumbre todavía ellos han decidido no empezar.

Se quedarán dos grupos de la zona de Cuenca capital y Manchuela.

¿Qué medidas especiales habéis tenido que plantear para capotear la pandemia?

Nosotros nos atenemos al protocolo de la propia federación. Es cierto que hay algunas dudas que surgieron este lunes y tenemos una reunión con los clubs de la ciudad para intentar resolver un poco las dudas. Como cada vez que entras a la instalación son cuatro partidos, hay que ver de qué forma se va a llegar a un consenso para la toma de temperaturas y el control de las personas que quieran entrar.

¿Habéis percibido en este tiempo cierto reclamo por que esta liga saliera adelante o lo habéis hecho por firme convicción?

Primeramente por convicción nuestra, pero también es cierto que nos han reclamado la competición. Nosotros estuvimos al habla con las escuelas deportivas de la ciudad porque querían incluso que intentáramos sacar una competición solo de la ciudad ya que querían poder iniciar la actividad.

Hemos tenido que esperar a que la Junta diera una solución y al final dijo que sí. Por eso se paralizó aquello, pero si no, hubiéramos intentado hacer alguna cosa para que salieran las categorías de alevín de cadete e infantil.

¿Qué esperas de esta nueva edición? ¿Será muy diferente?

Igual no va a ser porque quieras que no, no vamos a tener los mismos niños. Yo creo que algunos se habrán perdido por el camino y va a costar. Pero hay una cosa que siempre se ha dicho y es una verdad como una catedral, en el momento en que el balón empieza a rodar, se olvida todo. Esa hora en la que los niños están ahí corriendo, nadie se acuerda de la pandemia y solo están centrados en ir a por el balón y disfrutar.

¿Qué aporta esta competición ya que los niños no han de solo competir, sino también aprehender actitudes y aptitudes?

Para mí es importantísima. Los niños están yendo al colegio y ahí han creado unas burbujas, pero también es cierto que socializan más cuando se abre el abanico de compañeros.

Una persona antes de nacer ya es competitiva. Cuando dicen que no hay que competir yo discrepo bastante, porque nosotros para salir del vientre de nuestra madre ya estamos compitiendo al querer salir. Pero hay una cosa que está clara, con esta competición se abre el abanico de la socialización y los niños lo necesitan. Y eso es lo que realmente crea este tipo de iniciativas.

Mucha gente la ve por la parte esa de extremadamente competitiva, el objetivo primordial que la federación pretende es que se relacionen en un ambiente deportivo.

Lo más bonito que hay en el mundo y sobre todo en estos momentos, es que te regalen una sonrisa. Y el único que tiene esa sonrisa siempre en la boca es el niño.

Como decimos, son niños y necesitan un acompañamiento. ¿Habrá alguna complicación con el hecho de la afluencia de padres a las instalaciones?

Complicaciones habrá las que nosotros no podamos tener controladas, pero hay una cosa que está clara. Hoy en día tenemos Whatsapp y un montón de plataformas para la comunicación. Si nosotros a los padres desde un principio les marcamos las pautas a seguir, creo que ellos van a ser los primeros que van a intentar que esos esos niños vayan en buenas condiciones y todo vaya bien.

También los clubs tienen que poner de su parte y hablar con las familias para decirles en qué zona del campo sentarse y que lo hagan por convivientes y con distancias.

Comentarios