Inicio Fútbol Categorías inferiores Iván Rubio: “En La Fuensanta había un ambiente espectacular y doy las...

Iván Rubio: “En La Fuensanta había un ambiente espectacular y doy las gracias a la gente que ha venido”

El Conquense Juvenil Nacional ha cambiado su denominación a Conquense Juvenil División de Honor. Los blanquinegros ganaron por 1-0 a Albacer en La Fuensanta con un gol de Willy y certificaron el ascenso matemático.

En medio de la celebración, el técnico Iván Rubio, atendió a Eldeporteconquense.es ostensiblemente contento y con un gran sonrisa que se adivinaba bajo la mascarilla: “Es un alegrón en un año muy complicado para todo el mundo y para nosotros por supuesto”.

El ascenso se consiguió este sábado pero viene de un trabajo duro del equipo durante toda la temporada: “Creo que hemos hecho un auténtico temporadón y los chicos han respondido tanto dentro como fuera de casa incluso con cadetes compitiendo a un nivel fantástico”.

También de la apuesta por la cantera y de la labor de muchas personas que han creído en ella para que este sueño se cumpla: “Esto no es solo categoría Nacional, esto es una estructura que se ha generado en los últimos años con gente que ha trabajado mucho y muy duro por los chicos. Esto es un trabajo no de este año solo sino de años anteriores”.

El ambiente fue de equipo grande y Cuenca respondió a la llamada con cientos de aficionados que se acercaron al campo para acompañar al equipo en su alegría: “Hoy en La Fuensanta había un ambiente espectacular y doy las gracias a la gente que ha venido” reconoció Rubio agradecido.

Todo llega en un año complicado a nivel tanto colectivo como individual para Iván Rubio: “A nivel personal lo estoy pasando un poco regular con los resultados del primero equipo y he tenido un año con la cardiopatía en el que no he acabado de estar tranquilo”.

Sin embargo, ha encontrado en su equipo juvenil una válvula de escape para encontrar la felicidad que se ha materializado finalmente: “Al final ir con los juveniles me daba un respiro, una alegría y una entereza que al final hemos podido corroborar con un ascenso a División de Honor a falta de una jornada”.

Muchas bajas esta temporada en el equipo que, para Rubio, son la parte negativa y a él personalmente le entristecen: “En una temporada contamos siempre con lesiones que es lo peor para los chicos. Yo no quiero que nadie se lesione y hemos tenido cuatro operaciones bastante graves y esa es la pena de la temporada”.

El entrenador cree que es pronto para hablar del futuro. A nivel colectivo solo piensa en que los chicos disfruten de una categoría en la que el compitió durante sus años de juvenil: “Tendremos que sentarnos a hablar para el futuro pero División de Honor es una liga súper bonita. Yo tuve la fortuna de jugarla en los tres años de juvenil. Es una alegría para los chicos, tanto para los que siguen teniendo edad como para los que pasan de tercer año esto es un currículum y queda para siempre”.

A nivel personal Rubio todavía se siente futbolista y es lo que más le gusta ser, pero no descarta la labor de entrenador donde ha demostrado unas enormes credenciales al mando de este juvenil que llega a la máxima categoría: “Siempre me ha llamado la atención ser entrenador. Ahora mismo jugar al fútbol es lo que más me gusta y sentirme futbolista es lo mejor para mí. De ahí, esperemos que siga ligado al fútbol y tanto entrenador como director deportivo son dos cargos que me gustan”.

Comentarios