Inicio Fútbol Categorías inferiores El Conquense Juvenil muestra su mejor cara pero cae ante el Atlético...

El Conquense Juvenil muestra su mejor cara pero cae ante el Atlético Madrileño en un accidentado encuentro con un doloroso final (2-3)

Disputa de un balón dividido.

Recibía el Conquense Juvenil a un Atlético Madrileño que venía ofreciendo bastante dudas. Por parte del conjunto local, afrontaba el encuentro plagado de bajas.

Presentaba un excepcional aspecto el Obispo Laplana, a pesar de la tarde lluviosa que se presentaba. Tribuna y parte del lateral, estaban completos. Tal era la expectación, que había incluso presencia de seguidores rojiblancos.

Primera mitad

Corría el minuto 10 y en la igualdad de la primera mitad, un balón a la espada de la defensa rojiblanca, causaría el kaos. Deyvid, se aprovecharía de ello, para regatear al guardameta visitante y poner el 1-0. Gol muy celebrado.

Tras el gol, intentaría dar un paso al frente el equipo madrileño, aunque sin concretar ninguna ocasión clara, más allá de contar con el monopolio de la posesión.

Se reclamaría una mano en el área rojiblanca, tras una falta lateral. El colegiado no interpretó nada punible. Insistía el equipo local en los balones en largo a la espalda de la defensa, que estaban creando numerosas indecisiones en la defensa rojiblanca.

Lo intentaría los hojiblancos en un par de ocasiones desde la frontal del área, pero sin mucho éxito, ya que sus disparos se marcharían desviados.

Insistía el Atlético Madrileño en transiciones rápidas, comandas por Niño y Maroto, siendo los únicos que arrojaban algo de luz en una gris tarde en la parcela atacante rojiblanca.

Continuaría tirando de oficio el Conquense, para llegar al minuto 30 sin apenas sufrir y recibir ocasiones de gol.

El propio Deyvid tendría el 2-0 en sus botas, tras un rechace del guardameta Maestre a un tiro de media distancia. El guardameta visitante se estaba mostrando un tanto dubitativo, a pesar del gran nivel que venía demostrando. Cuando el autor del uno cero tenía todo a favor, mando desviado el balón. Estaba cómodo el Conquense en esos momentos sobre el verde del Obispo Laplana. A pesar de ello, a punto estuvo el Atlético Madrileño de poner el empate, tras pillar desprevenida a la defensa local. El encuentro se animaba por momentos.

Volvió a ser protagonista otro de los bajitos, en este caso Willy tras recibir un excepcional pase entre líneas, pero Maestre en un perfecto achique en el mano a mano, le negó el dos a cero. Todo lo que sucedía en el ataque Conquense, pasaba por las botas del 10 en los últimos minutos.

Continuaban pasando los minutos con una igualdad máxima sin mucho que destacar a excepción de un par de tarjetas amarillas por el cuadro visitante. El Atlético Madrileño había entrado en un continuo quiero y no puedo.

Agonizaba la primera mitad y Sebas cometería una imprudencia, con una entrada sin motivo. El 3 atlético, dejaba a los suyos con 10, viendo dos tarjetas amarillas en menos de diez minutos.

Se ponía muy de cara el encuentro para los locales, que, tras la expulsión visitante, tomaron las riendas de la posesión. Con todo y con eso, se llegaba al descanso con 1-0 en el luminoso.

Ocasión del cuadro local

Segunda mitad

Arrancaba la segunda con igualdad máxima. Una igualdad que se rompería con un tiro de Maroto `desde su casa´, que no mediría bien el guardameta local Rubén. El Atlético Madrileño, aprovechaba su único tiro a puerta. Acto seguido, respondería el Conquense, mediante un córner que obligaba a intervenir a un Maestre que poco a poco, se iba `entonando´.

El que la tuvo por los visitantes fue Niño, que, tras una excepcional maniobra, cruzaría en exceso el balón. Volvería a igualarse el encuentro tras un pequeño arreón rojiblanco. Aún así, Niño a punto estuvo de aprovechar un balón en largo, pero Rubén le negó el gol aguantando perfectamente. El partido se vio parado, debido a que el defensor local quedó dañado por el golpe. Tal fue el encontronazo, que obligó a la entrada de un médico. De hecho, tuvo que salir en camilla el jugador conquense. Este hecho dejo helado al público. El jugador damnificado fue David.

Costaría volver a recuperar el ritmo de partido, en un encuentro que no tendría dominador claro en esos instantes.

Llegaría el delirio al Obispo Laplana tras el gol de Agus de cabeza en un córner con varias peinadas. Les sentó bien el gol a los locales que a punto estuvieron de volver a anotar en una acción a balón parado. Por el camino, se sucederían los cambios en ambos bandos.

Devolvería la igualada al encuentro el Atlético Madrileño con un magistral gol de falta directa obra del capitán rojiblanco, Dani. Continuaba demostrando su potencial el conjunto madrileño, a pesar de estar con uno jugador menos. Tuvo la suya el conquense en botas de Dani, pero su tiro fue rechazado por el defensor, que desvió lo justo para que el disparo no fuera entre los tres palos. Continuaría intentándolo el equipo local, con centros laterales que no encontraban destinatario.

Volvió a tenerla el Conquense, esta vez en botas de Airam, que cruzó en exceso su disparo. El Atlético Madrileño parecía que daba un paso atrás, principalmente, fruto del cansancio.

Agonizaba el encuentro, cuando el jugador local Airam sería expulsado, pero la afición le brindaría una sonora ovación.

El fútbol es caprichoso y así lo demostró el gol visitante obra de Hugo, que desataría la locura en el banquillo rojiblanco. Sin tiempo para más y tras el saque inicial, el Atlético Madrileño se llevaría 3 puntos de oro.

Comentarios