Inicio Fútbol Femenino La futbolista Marina Soriano deja atrás las lesiones y vuelve a sonreír...

La futbolista Marina Soriano deja atrás las lesiones y vuelve a sonreír con el Levante UD

La futbolista conquense Marina Soriano sigue abriéndose camino en el fútbol femenino, en un año complicadísimo para ella y que está siendo de adaptación, tanto a un juego más exigente como especialmente a una nueva ciudad con un clima tan distinto al de Cuenca. Además, esta temporada está viviendo la parte más complicada del deporte: las lesiones.

Marina Soriano fichó por el Levante UD y cayó de pie. Fue fija en los entrenamientos con el primer equipo, incluso jugó un amistoso, y su buen inicio de temporada -titular indiscutible con el filial de Segunda RFEF- tuvo recompensa con una convocatoria con la selección nacional sub 17, pero desde que recibió esa noticia, empezó su periplo con las lesiones.

Una rotura fibrilar de ocho centímetros en el cuádriceps de su pierna derecha le impidió acudir a la llamada del combinado español, además de mantenerla apartada de la competición durante dos meses. Y justo cuando regresó, sufrió un esguince del ligamente interno de su rodilla derecha que también la tuvo en el dique seco durante otros dos meses.

Fin al calvario

Marina Soriano ha pasado de ser titular indiscutible a salir desde el banquillo en los últimos minutos, cuidando al máximo cualquier tipo de recaída o nueva lesión. Pero es tal la calidad de la jugadora -utilizada por su entrenador como carrilera, aunque tiene versatilidad para jugar en diferentes posiciones- que está dejándose notar cada vez que salta al campo.

Ahora, en una fase de la temporada donde lo que importa es que coja minutos y confianza, está aportando mucho al equipo saliendo desde el banco. Regresó al equipoel 9 de marzo, en el empate en casa sin goles contra el Córdoba CF, y una semana después su aparición fue clave para sentenciar la victoria en campo de La Solana (2-3) al marcar en los últimos minutos el que entonces era el 1-3 -el 2-3 definitivo llegó en el descuento-. Era su primer gol con la elástica granota, pero no tardó en celebrar otro, puesto que en el siguiente partido (triunfo por 3-0 contra el Guiniguada Apolinario) fue la encargada de cerrar el marcador. No pudocontinuar su particular racha goleadora este mismo martes 2 de abril, cuando también jugó un partido aplazado, en casa del Femenino Cáceres Atlético, donde las granotas se adelantaron pero las locales remontaron. Marina salió en los últimos minutos para trata de ayudar a conseguir el empate, pero finalmente el triunfo fue para las cacereñas por 2-1.

En cualquier caso, Marina Soriano vuelve a sonreír y sentirse futbolista después de una temporada muy complicada. Su equipo, el Levante UD ,en octava posición, en mitad de la tabla, con la permanencia virtualmente ya conseguida a falta de cinco jornadas por jugarse.

Comentarios