Inicio Fútbol Segunda División B La U.B. Conquense celebró su asamblea ordinaria

La U.B. Conquense celebró su asamblea ordinaria

Directivos de la U.B. Conquense durante la asamblea. Foto: Mario Pérez.
Directivos de la U.B. Conquense durante la asamblea. Foto: Mario Pérez.

La remodelación de la Fuensanta fue el punto que más tiempo llevó en la asamblea. Socios, políticos y junta directiva ofrecieron su parecer.

En la tarde del jueves, a las 20:30 horas, se celebró la Asamblea Ordinaria de la Unión Balompédica Conquense en el Salón de Actos de la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha.

Se comenzó con la lectura del acta de la asamblea extraordinaria del pasado verano. Pero pronto tomó la palabra el presidente, Jesús Fernández, para pasar a explicar los temas de los que se hablarán, las obras de la Fuensanta, la Escuela de Fútbol, la campaña de socios 14/15.

Para el club, el balance económico de la pasada anterior «ha sido bueno», debido a que se ha conseguido un superávit para pagar deudas atrasadas. Los ingresos fueron 540.000 euros, mientras que los gastos sumaron 406.000 euros. Algunos de estos ingresos fueron extraordinarios, como la venta de Borja Lázaro o el Trofeo de la Junta de Comunidades de 2010.

El presidente quiso explicar que la campaña de socios fue fallida, siendo el total de los abonados de 941 personas, con lo que se han recaudado 105.000 euros, sin duda «una cifra muy inferior a la que esperábamos». Sin embargo, sí se están vendiendo nuevas equipaciones en el club, por lo que es «un nuevo aliciente».

La deuda histórica del club que han tenido ha sido casi subsanada, según palabras de Jesús Fernández, a excepción de Seguridad Huécar, con la que aún no se ha llegado a ningún acuerdo, «aunque se está intentando».

Se está trabajando en la colaboración con el club chino Dalian Transcendence Football Club, mediante el cuál el Conquense recibiría una importante inyección de dinero a cambio de la formación de jugadores y entrenadores chinos.

Para tratar los temas de la Fuensanta, estuvieron presentes en la asamblea Rogelio Pardo, delegado de la JCCM y Darío Dolz, concejal de Urbanismo de Cuenca. Fernández reconocía «tener un grave problema con el estadio, no solo con la instalación eléctrica, sino con la seguridad de los accesos al estadio». El presidente declaró que equipo debería buscarse una nueva ciudad en el futuro para jugar los partidos, pues hasta ahora «hay que pedir permiso cada domingo para jugar y esto no nos lo van a dar siempre». Desde el club se ha pedido un estudio para la finalización del estudio y éste se ha tasado en 600.000 euros. Darío Dolz explicó que «el Ayuntamiento está dispuesto a poner los 300.000 euros que les corresponderían para la finalización de las obras». Por su parte, Rogelio Pardo comentó que «saldrá un plan de instalaciones deportivas y cuando salga ese plan, la Junta de Comunidades será sensible para acabar las instalaciones de la Fuensanta». Tema que generó un gran debate y parece inacabado.

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here