Inicio Fútbol Segunda División B El enfermo sigue sin mejorar y pierde en El Cerro del Espino

El enfermo sigue sin mejorar y pierde en El Cerro del Espino

Foto de Borja Hernández la pasada temporada // Foto: Javier García.
Foto de Borja Hernández la pasada temporada // Foto: Javier García.

La U.B. Conquense perdió ante el filial del Atlético de Madrid B por 2-1.

Un partido que volvía a presentarse como una final, ya que se enfrentaba a un rival directo y una derrota podía hacer que el enfermo siguiera empeorando. Al final las peores previsiones se cumplieron.

Presentó Cazalilla un equipo de garantías y con pocos cambios respecto a Fabregat, lo más reseñable, el alinear a Curro Vacas de central, a Vicente de titular o a Denis por José Vega en la punta de ataque, además, de ser Manu Reina quien sustituyó en la banda izquierda a Pituli.

No pudo comenzar mejor el Conquense, ya que Borja Hernández hacía el 0-1 y daba esperanzas a los suyos en el minuto tres. Parecía que se podía cumplir la máxima de: Entrenador nuevo, victoria segura, además, en los últimos diez años cada vez que ha habido cambio en el banquillo blanquinegro se ha ganado.

Y eso debían pensar el gran número de aficionados que se desplazaron a El Cerro del Espino y celebraban con entusiasmo ese 0-1.

Dominio
La verdad es que dominó la Balompédica durante casi toda la primera mitad, pero antes del descanso llegó el golpe más duro que podía recibir, ya que Samu hacía el 1-1 en una contra y con ello el diagnóstico empeoró.

Segunda mitad
En la segunda parte el Conquense lo siguió intentando, pero volvieron a aparecer los fallos del pasado y un error en la zaga, sirvió para que Borja Galán hiciera el 2-1.

Con el gol, el Atlético le dio la posesión al Conquense, que tuvo el balón pero sin apenas profundidad, incluso fueron los locales los que estuvieron más cerca del gol.

Al final, se pierde una oportunidad de oro y el Conquense, que podía subir a planta sigue en la U.C.I. y con pronóstico grave a cuatro puntos de la zona de promoción y penúltimos en la tabla.

Quedan 15 jornadas en las que Cazalilla deberá motivar a los suyos y, en las que los nuevos jugadores junto a los veteranos tendrán que mejorar lo visto hasta ahora.


Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here