Inicio Noticias Entrevistas Iván Gil: “Ahora mismo mi único presente y futuro es Tarancón”

Iván Gil: “Ahora mismo mi único presente y futuro es Tarancón”

El CD Tarancón se encuentra en un gran momento de forma. Líder del Subgrupo B del Grupo XVIII de Tercera División con 12 puntos y ofreciendo el equipo dirigido por Jorge Cañete, unas buenas sensaciones sobre el campo. El compromiso y la actitud de todos y cada uno de los componentes de la plantilla es indudable y eso lleva a los blanquiazules a liderar la tabla.

Iván Gil es uno de los principales baluartes del conjunto taranconero. En la última victoria a domicilio en casa del Azuqueca, el futbolista conquense abrió la lata y volvió a poner todo su trabajo y calidad al servicio del equipo. Considera que “el Tarancón es un equipo muy potente” y que la clave para permanecer arriba va a estar en seguir manteniendo la seguridad defensiva que han logrado con el paso de los partidos: “Empezamos viendo que teníamos muchas cosas arriba y que en defensa teníamos que estar un poquito más seguros y parece ser que ahora ya estamos cogiendo esa seguridad atrás que nos faltaba”.

A pesar de la situación en la tabla, prefiere ser cauto y considera que el objetivo primordial es salir a darlo todo en cada partido e intentar conseguir los tres puntos: “Durante la pretemporada los resultados no fueron tan buenos como se podía esperar, pero veíamos cosas que nos hacían tener ilusión en ese sentido. Creemos que haciendo las cosas como las estamos trabajando vamos a ganar partidos y estar ahí arriba”.

En este sentido, Gil considera que si el Tarancón está al nivel que tiene y trabajan como lo han hecho hasta ahora, van a estar arriba sin duda: “Nosotros trabajamos día a día y queremos estar ahí arriba porque este es un año para estar. Tenemos equipo y el formato de competición nos viene bien. Vamos a intentar clasificarnos al playoff y luego ya se verá hasta donde somos capaces de llegar. El equipo quiere más y eso es lo importante”.

Una temporada también con vicisitudes extradeportivas con el famoso partido de la alineación indebida contra la UB Conquense. Gil cree que ese encuentro supuso un punto de inflexión para el Tarancón y para ver que hay que trabajar todos y cada uno de los choques: “Fue una derrota en el campo pero al final son tres puntos y eso es lo que nos ha hecho que en estos últimos partidos hayamos abierto los ojos y saber que hay que ganar todos los partidos en el campo”.

Esa es la única espinita que el futbolista tiene de ese partido: no haber ganado en los 90 minutos: “Mi opinión es que el partido contra la UB Conquense lo teníamos que haber ganado en el campo. Después hay una regla y al final desde mi punto de vista, las reglas están para cumplirlas”.

Una UB Conquense con la que se le ha relacionado en diferentes momentos tal y como el propio Gil reconoce, pero que ahora queda muy lejana cuando su cuerpo y su mente están completamente centrados en el equipo taranconero: “Ahora mismo mi único presente y futuro es Tarancón. En verano sí que hubo un pequeño contacto con el Conquense, pero al final me vine aquí”.

Su trabajo y su vida personal están en Madrid, pero además ya conocía el equipo y a su entrenador y eso lo marcó todo para él:  “Sabía que iba a estar muy a gusto porque conocía a Jorge Cañete y ya había estado aquí. En cuanto me llamó Jorge me vine para acá y no miré otra cosa en realidad”.

Pero no solo Cañete es su principal valedor y enlace, sino que tiene en Adrián Algarra y en Javier Lozano, dos amigos y compañeros de vida futbolística: “Adrián y Javi son gente con la que ya he jugado antes al fútbol y tengo mucha confianza. Ello saben dónde doy y dónde puedo dar. Tienen mucha confianza en mí y yo dentro de lo que puedo pues lo demuestro”.

En cuanto a la forma personal, dice que se ve “bien, fuerte y con ganas” y cree que su comienzo “ha sido bueno con dos goles y aportando mucho trabajo al equipo”. Un trabajo, que considera imprescindible para conseguir objetivos en el fútbol. Gil se adapta a todo y a todos para que su labor se acople a las necesidades del equipo y de esta forma todos crezcan juntos: “Con el trabajo llega todo. En los últimos años de fútbol he jugado en casi todas las posiciones y aunque personalmente me gusta más jugar en puestos de ataque porque me encuentro más cómodo y más suelto, he jugado de carrilero en varios partidos y estoy para lo que necesite el míster y el equipo por supuesto”.

Comentarios