Inicio Noticias Entrevistas Dani Gerica: «No voy a tener el suficiente tiempo para devolver el...

Dani Gerica: «No voy a tener el suficiente tiempo para devolver el cariño que me han dado hasta ahora en Cuenca»

Este lunes se despedía en rueda de prensa se ha despedido de la UB Conquense, Dani Gerica, que tras seis temporadas y más de 200 partidos con la Balompédica, ponía punto y final a la etapa como futbolista, aunque seguirá en Cuenca, de la que afirma que es su casa e incluso está empadronado.

Unos días cargados de emociones para el ya ex jugador. «Se me están agolpando muchos recuerdos, he tenido un fin de semana muy especial en el que han venido desde muy lejos y haciendo un gran esfuerzo mi familia y mis amigos, que han querido apoyarme y de nuevo en este domingo La Fuensanta me ha mostrado mucho cariño, al igual que en toda mi época aquí».

Ya es un conquense y un balompédico más. «Desde el primer día he sentido Cuenca y el Conquense como mi casa, como algo especial y este domingo después de tantos partidos se me vinieron muchos recuerdos encima, me acordada de toda la gente que ha pasado, que está en la grada, el año tan duro que hemos pasado y la verdad que ha sido muy emocionante. Me voy a quedar aquí, eso demuestra lo que me ha marcado esta ciudad».

Cree que va a echar mucho de menos el jugar al fútbol. «Me voy a arrepentir seguro, es más, ya me estoy arrepintiendo, ya sabéis que el fútbol lo vivo con mucha pasión y lo ha sido todo en estos años de mi vida, lo echaré de menos y al final todo llega y hay que dar un paso y dejar a los jóvenes que se labren un futuro y ayudarles en lo que se pueda, porque el fútbol se deja de forma profesional pero en realidad no se deja nunca. Voy a seguir ayudando al Conquense en todo lo que pueda».

Se quedará en Cuenca y quiere ayudar a la Balompédica, pero todavía no sabe cómo lo hará. «No he hablado nada con el Conquense, yo tengo mi trabajo relacionado con el fútbol. Yo estoy para ayudar dentro del club si puedo y de no ser así desde la grada ayudando y apoyando. Ahora toca descansar y asimilarlo todo un poco», aseguraba.

Decide colgar las botas por la dureza de la temporada. «Ha sido un año muy duro a nivel mental, ha sido muy estresante por todo lo vivido. Hace un mes hablaba con algún compañero que era momento de dejarlo si salvábamos al equipo, por suerte ha salido todo bien con el último partido para poder disfrutar y era el momento de dejarlo».

Se queda con el ascenso como momento más bonito para él. «Yo creo que el ascenso contra el Durango fue muy especial, aunque hay muchos momentos bonitos. También el año de Segunda B a pesar de no cumplir el objetivo».

No creía cuando llegó que iba a estar tanto tiempo y tan bien. «Desde el primer día siempre he estado muy a gusto aquí, no pensaba estar tantos años ni tantas temporadas. Yo he estado por suerte en muchos equipos, pero nunca me esperaba que el Conquense iba a superar con creces a todos los demás, es algo que me ha ido llegando poco a poco y he hecho grandes amistades aquí tanto fuera como dentro del campo y estoy agradecido a la ciudad y a los conquenses, no voy a tener el suficiente tiempo para devolver el cariño que me han dado hasta ahora».

Comentarios