Inicio Noticias Fútbol sala El FS Vivo Cuenca debuta en Tercera por todo lo alto con...

El FS Vivo Cuenca debuta en Tercera por todo lo alto con un contundente 7-3 ante el Ciudad de Toledo

El FS Vivo Cuenca se estrenó en Tercera División de la mejor forma posible: venciendo y convenciendo. El equipo no pudo contar con su afición en El Sargal, pero sí que ofreció una buena imagen y una importante cantidad de goles a los que lo siguieron vía streaming por Youtube.

Se estrenaban los conquenses contra el Gelovisión Ciudad de Toledo sabiendo lo importante que era entrar con buen pie en la categoría. No defraudaron, ganando por 7-3 y dejando buenas sensaciones tanto en ataque como en defensa.

Salió Luis Saiz con Mario bajo palos y con Valero, Ivi, Valen y Cantero como jugadores de campo. La idea del equipo conquense era clara y consistía en estar organizados atrás para no encajar, robar y lanzar rápidos contragolpes. Además, las constantes rotaciones permitías alternar tramos de presión y repliegue que desubicaban el juego del rival por momentos.

La primera ocasión sin embargo, fue para los toledanos con un disparo de Víctor que salió desviado a la derecha de la portería de Mario. Esto hizo reaccionar al Vivo que contó con tres ocasiones seguidas en un rápido contragolpe con un potente disparo final de Ivi que sacó el portero in extremis con el pie y por dos veces Valen a la salida de los córner que sucedieron a esa jugada.

Daban problemas en ataque estos dos. Ivi endiablaba las ofensivas en jugadas tanto individuales como combinativas y Valen era una ametralladora de la puerta rival. Solo faltaba el gol.

Salió Peñu, nuevo fichaje de esta temporada, y dio al equipo otro punto de fuerza y seguridad. Se convirtió en uno de los hombres del partido y cerca del minuto 7, un balón suyo puesto a la desesperada por alto en el área, provocó la salida del portero en semifallo. El rechace le cayó a Budia que se la puso a placer a Valen para que, a puerta vacía, pusiese el 1-0.

A partir de ahí, el Vivo disfrutó de la primera parte y de los goles que iban llegando con el buen juego. Apenas había pasado un minuto de abrir la lata, cuando los conquenses transformaron una parada de Mario para salvar el empate, en el 2-0. Contra rápida entre Ivi y Budia para dejar a Peñu en el mano a mano y que este batiera al portero con un certero disparo.

No desistió el cuadro de Luis Saiz en la presión y ahogó al rival durante varios minutos. Dominaba el equipo de Cuenca sin apenas sufrir y, a falta de 2 minutos para el descanso, el Ciudad de Toledo se cargaba con cinco faltas.

Sedeño, el jugador más activo y que más juego desplegó de los toledanos, cometió falta en ataque al forcejear haciendo el pivote. Y llegó el primer doble penalti. Peñu, fue el encargado de lanzarlo y optó por el disparo bajo y colocado. No falló y puso el 3-0.

Parecía que con ese resultado se quedaba el marcador para la segunda parte, pero aun faltaba por ver otro doble penalti que Roche no pudo anotar y, a falta de 30 segundos, una contra a toda velocidad que, esta vez sí, el futbolista de Hellín sí que culminó con un buen disparo.

Con el 4-0, también llegó el primer gran error de los conquenses. Con cinco faltas, cometieron una infracción infantil a falta de 15 segundos que Sedeño transformó con clase ajustando al palo para que Mario no tuviera opciones de llegar. 4-1 al descanso y la sensación de haberles dado algo de aire a los toledanos.

Pese a todo, no se amedrentó el Vivo y salió de nuevo a desarrollar su juego. Nada más empezar, una buena combinación entre Mikel y Peñu dejó solo a este último y los toledanos solo pudieron derribarle para evitar el gol. Penalti que lanzó Budia abajo y a la derecha del portero para poner el 5-1.

Se dedicaron los conquenses a mantener el orden en busca de contraataques, pero no contaron con los despistes. En el minuto 5, un descuido en un córner dejó al toledano Marcos solo para poner a placer el 5-2.

Tuvo ahí unas cuantas ocasiones el Ciudad de Toledo, pero aun así daba la sensación de que el Vivo tenía el partido controlado. A la desesperada, los visitantes pusieron el portero jugador, lo que les llevó también a acumular faltas en contra para evitar encajar. Pudo rematar Ivi entonces por dos veces en el lanzamiento de un doble penalti y su rechace, pero se mantuvo firme el portero para que su equipo siguiera vivo en el partido.

Pero la puntilla para el cuadro toledano fue la expulsión de Sedeño, la batuta del equipo ayer, que recibió la segunda tarjeta amarilla por sacar una falta antes de que pitara el árbitro.

A provechó entonces el Vivo para rematar la faena con un certero saque de banda de Roche para Valen que puso sin oposición el 6-2.

En los últimos minutos hizo el 6-3 el Ciudad de Toledo en una buena jugada con portero jugador, pero mató poco después Ivi una buena contra que demostró además el compañerismo entre ambos. Ivi se la puso franca a Peñu para marcar pero este se la devolvió al primero para que él hiciera el gol. Buen partido de ambos.

Finalmente 7-3 en un estreno de ensueño del Vivo Cuenca en Tercera División dejando además buenas sensaciones. Evidentemente quedan errores que corregir pero han entrado con pie firme en una categoría que era desconocida para ellos.

Comentarios