Inicio Noticias Más Deporte Deam Caeli, un rincón especial para exhibiciones de danza aérea

Deam Caeli, un rincón especial para exhibiciones de danza aérea

Cuenca destaca porque, a pesar de no ser una gran ciudad, la cantidad de deportes que conviven en ella es inmensa. Desde deportes profesionalizados y mundialmente conocidos como el fútbol, el baloncesto o el tenis, hasta deportes menos habituales y que, lamentablemente, no cuentan con una estructura básica que permita el desarrollo de éstos como el dutchball, el tenis de mesa o el fútgolf.

Precisamente, uno de estos deportes a los que se les llama minoritarios-no por su importancia, sino por su repercusión en los medios- es la danza aérea, también conocida de forma coloquial como telas acrobáticas o telas aéreas. Se trata de un deporte que combina la danza contemporánea con las artes circenses o las acrobacias, dónde la coreografía se realiza principalmente alejada del suelo, con el uso frecuente de algunas técnicas de escalada.

La asociación Deam Caeli es una asociación de danza aérea

Aquí es donde entra en escena la asociación conquense Deam Caeli, principal promotora y difusora de este deporte en la provincia. Dicha organización fue creada a principios de año por dos jóvenes aficionadas a esta práctica, Eva Gómez y Nerea Domínguez. En palabras de la primera de ellas, Eva Gómez, «surgió un poco de la nada, ya que estábamos entrenando y queríamos comenzar a hacer exhibiciones por distintas localidades de la provincia».

Actualmente, la asociación la componen estas dos jóvenes que llevan practicando este deporte desde hace varios años, aunque de forma puntual, colabora Adrián Cruz, experto en malabares de fuego. «Cuando tenemos alguna exhibición de circo, lo avisamos y siempre acepta la colaboración», afirma Eva Gómez.

Eva Gómez en la Gala del Deporte | Foto: Luis Fernández

Aunque las actuaciones de Deam Caeli no han pasado del limite territorial de Cuenca por el momento, pues la mayoría de ellas han sido en pueblo de alrededor de la capital, han protagonizado dos exhibiciones en las últimas dos ediciones de la prestigiosa Gala del Deporte de la ciudad y en la fiesta del Campus organizada por la UCLM. «La exhibición que más me ha ilusionado sin duda ha sido la de la Gala del Deporte. El auditorio hace mucho. Todo el proceso de antes, el vestuario, el maquillaje, la preparación…me entusiasma» apunta la joven conquense.

En cuanto al proceso de entrenamientos que siguen para prepararse de cara a las exhibiciones que vayan saliendo, generalmente las bailarinas practican dos días a la semana, entre dos y tres horas cada jornada aunque, cuando hay alguna actuación próxima, le dedican más tiempo. «El entrenamiento va variando en función de las exhibiciones que tengamos, aunque generalmente son entre cuatro y seis horas a la semana», detalla Eva Gómez sobre la rutina que siguen.

«Comencé a practicar danza aérea por un anuncio de televisión»

En un plano más personal, Eva Gómez nos detalla que se interesó por este deporte hace unos cuatro años, aunque pasó por varias disciplinas deportivas antes de caer en las redes de la danza acrobática. «Siempre me ha gustado todo tipo de deporte pero no encontraba ninguno que me llenase. Hace siete años me apunté a baile y me gustó», afirma la conquense sobre sus inicios como bailarina.

No obstante, su inicio en la danza aérea surgió de una manera muy peculiar. «Por el 2015, vi un anuncio en la televisión en la que realizaban acrobacias en las telas y me llamo muchísimo la atención, así es como empece en esto», detalla la bailarina de 22 años. A raíz de dicho anuncio y tras una búsqueda exhaustiva para ver donde poder practicar este deporte en Cuenca, dio con Alicia, entrenadora en el Espacio Pachamama.

Eva Gómez en la Gala del Deporte | Foto: Luis Fernández

Tras varios años dando clases de danza aérea con Alicia, ésta decidió dejar de entrenar y ahí fue cuando Eva Gómez comenzó a practicar de manera independiente junto a Nerea Domínguez. «Al irse mi entrenadora, vi el momento ideal para comenzar a entrenar por mi cuenta», declara la joven de forma nostálgica.

«Un deporte como el que practico es difícil de compaginar»

A pesar de estar muy feliz de poder practicar y exhibir su pasión ante todo el mundo, no duda de que un deporte como el que práctica requiere unas habilidades que no todas las personas son capaces de adquirir. «Es un deporte que tiene que ver con el baile ya que adquieres una estructura para luego poder bailar en las telas. Necesitas tu ritmo y tu estilo, pero a diferencia del baile, en este requieres mucha más fuerza y por eso en nuestros entrenamientos hacemos flexiones, abdominales y dominadas», afirma Eva Gómez. Además, otra de los aspectos fundamentales es la capacidad de visualización, «ya que cuándo estás en las telas te desorientas totalmente y tienes que encontrar ese punto de visión» detalla la joven bailarina.

Por otro lado, Eva Gómez ha tenido que hacer varios sacrificios para poder dedicarle el tiempo que requiere la danza aérea. «Estuve estudiando para bombero forestal, pero se me hizo imposible compaginarlo porque entre las prácticas y los entrenamientos, llegaba destrozada a casa. Tengo que buscar algo que requiera menos esfuerzo físico», lamenta la conquense de 22 años. A pesar de ello, ha encontrado un alivio económico en el Colegio Ramón y Cajal, donde ejerce como profesora de baile desde hace varios meses.

En cuanto a su futuro dentro de la danza acrobática, Eva Gómez afirma que «me gustaría dedicarme profesionalmente. Soy optimista de cara al futuro aunque si es cierto que ahora mismo no existe ninguna estructura ni federación que nos ampare». Y es que, si algo caracteriza a la joven conquense es el optimismo. A pesar de la dificultad que supone practicar un deporte menos popular, que no se remunera como para poder vivir económicamente de ello, Eva Gómez no desiste en su pasión y augura un futuro prometedor a su asociación Deam Caeli.

Comentarios