Inicio Noticias Entrevistas Jorge Marcos: «Las artes marciales son el mejor deporte que puede practicar...

Jorge Marcos: «Las artes marciales son el mejor deporte que puede practicar un niño»

Fotografía extraída de la página de Facebook de Laojiawushu Wushu Cuenca

Jorge Marcos Gómez, es un profesor de artes marciales que lleva dirigiendo el gimnasio Lao Jia (Escuela de Boxeo y Arte marciales de Cuenca) desde su fundación en 2007, y actualmente es  entrenador de artes marciales como es el Wushu. Jorge Marcos lleva practicando las artes marciales desde los 10 años y no fue hasta los 25 años cuando descubrió las artes marciales chinas, “una filosofía de vida” como afirma el entrenador de Wushu. Desde el deporte conquense hemos querido hablar con el profesor del Lao Jia para repasar como es la nueva normalidad y como ha podido afectar la crisis sanitaria a un deporte minoritario como el Wushu.

“Para mí Wushu es una forma de vida, al final las artes marciales no solo es el conocimiento de la lucha o la defensa personal, sino que conlleva otras muchas cualidades y características. Es Una forma de comportarte ante la vida, un código de conducta, luego también posee otra serie de conocimientos que están ligados a las artes marciales como pueden ser la filosofía, todo lo relacionado con la medicina como el Taichi, y no solo es aprender a defenderte o aprender a combatir sino es una aptitud ante la vida de sobreponerte a cualquier eventualidad que te pueda ocurrir”, explicó Jorge.

Mas allá de la opinión que pueda tener la mayoría de la población sobre las artes marciales, el entrenador del Lao Jia ha resaltado que no es un deporte exento de valores para la sociedad. “Las artes marciales chinas tienen un código de conducta que viene a ser como las buenas prácticas marciales. Perseverancia, constancia, humildad, respeto y toda esa serie de valores nos puede aportar cualquier tipo de disciplina marcial. El hecho de poner tus conocimientos delante de otro compañero, no solamente se trata de combatir sino de superar tus límites y ser capaz de demostrar tus capacidades, en este caso contra un compañero sin tener que herirlo, cualquier deporte bien enfocado puede darte una serie de valores que van unidos a nuestra sociedad».

En relación con cómo conoció el Wushu, un deporte minoritario y por lo general poco conocido por la población, que suele inclinarse más por otro tipo de disciplinas como Karate, Muay Thai o Kickboxing, Jorge Marcos ha repasado su largo recorrido hasta llegar a ser profesor y luchador de Wushu. “Con 10 años empecé a hacer artes marciales pero pasados los años me di cuenta no era lo que debería estar haciendo, porque resultó ser un estilo inventado por un señor de Albacete, lo que pasa que aquella época no teníamos el conocimiento que tenemos hoy en día sobre las artes marciales. Después, empecé hacer cursos en Madrid de Taichi, pero era muy joven y necesitaba una dinámica más explosiva y empecé con estilos tradicionales, con el Wushu contemporáneo que es el deporte de competición y se organizaron unas jornadas en Toledo orealizadas por la Federación Española de Judo y allí conocí a Pablo Ortega, nuestro profesor de Sanda que es la modalidad de contacto en Wushu. Elegí artes marciales chinas, porque tiene una estética y una plasticidad que no se las veo al resto de artes marciales, eso fue lo que me llamó la atención. El wushu es típico de china y hay 300 estilos reconocidos, una gran variedad que no existe en ningun otro arte marcial. Hoy en día sigo practicando Sanda”.

En cuanto a las limitaciones del Covid-19, el entrenador y practicante de Wushu asegura haberse visto afectados por la situación. “Nosotros nos hemos visto afectados en el número de asistentes al gimnasio, estamos con los protocolos que marcan la Junta de Comunidades, los gimnasios están a un 30% del aforo, y en ese sentido ha sido lo que más nos hemos visto afectados, luego también a la hora de trabajar con el compañero, estuvimos mucho tiempo sin trabajar el contacto y el contacto que realizan es testimonial que es que un compañero sujeta las manoplas para que el otro golpee. Nosotros seguimos todos los protocolos, cuando llega una persona al gimnasio lo primero desinfección de manos, después de cada sesión se limpia el tatami, y ventilamos entre clase y clase”.

Pese a estas restricciones el Club Lao Jia Wushu continúa preparándose para los próximos torneos de 2021, aunque no se sabe a ciencia cierta si serán presenciales u online. El máximo exponente del club de artes marciales ha mantenido que se están moviendo para participar lo máximo posible: “Acabamos de enviar recientemente dos videos de un campeonato online de la Comunidad de Madrid, se prevé que para marzo se podrá celebrar el Campeonato de España de Wushu moderno e incluye las modalidades de formas y combate de Sanda, pero está en el aire que pueda celebrarse. En diciembre teníamos el campeonato de Wushu tradicional pero, el departamento de Wushu de la Federación de Judo consultó a profesores y al final se suspendió, porque en un campeonato como este la persona va hacer su forma y se tiene que marchar, no puede quedarse en un hotel y había varias comunidades autónomas que declinaron su participación por eso se decidió suspenderlo pero yo creo de cara al próximo campeonato que se celebrara en marzo creo que sí podrá llevarse a cabo, todo dependerá de la evolución de la pandemia”.

El Club Lao Jia viene de cosechar grandes resultados en el torneo online Interautonómico de la Comunidad Valenciana, el entrenador del equipo conquense se ha mostrado feliz por el resultado, pero asegura que hay muchas cosas que mejorar: “Respecto al Campeonato podemos mejorar muchas cosas a nivel técnico, lo bueno que al no ser en Streaming podemos realizar varias veces un video y corregir cosas. Siempre hay cosas que mejorar ya sea la técnica o la velocidad de ejecución, la fuerza y el estilo. Este es el segundo campeonato que hacemos tras el que hicimos en julio y lo que solemos hacer es llamar a cada niño para enseñarle los videos e intentar que anoten los errores que han cometido”.

El Wushu es un deporte de lucha que lleva varias décadas luchando para ser un deporte conocido y mayoritario, incluso se ha barajado la posibilidad de incluirlo en los Juegos Olímpicos, cosa que finalmente no ha sucedido hasta el momento. Lo que sí ha logrado es dar un paso más en su camino y ser incluido entre los deportes que participaran en la Olimpiadas de la Juventud de Dakar 2022. “Desde el punto de vista olímpico es bueno porque se le da una gran visibilidad, desde mi punto de vista depende de las modalidades. Si dejan fuera el Sanda que es el deporte de contacto, al final solo vemos una parte de este deporte, si llevan el Wushu moderno (Taolu) que es más estético, tiene acrobacias y saltos, pero no se está viendo la profundidad del arte marcial al no mostrar el combate. Hoy en día, en la mayoría de los países esta modalidad no es profesional, es amateur y solo hay 3 países que lo hacen de forma profesional, y por mucho que sea olímpico si tu país no tiene luchadores que en unas olimpiadas puedan conseguir medalla pues probablemente la visibilidad se vea afectada, al final la televisión muestras las cosas cuando se consiguen resultados, si hay alguien que gana una pelea saldrá sino no se hará mención de ello. Sin embargo, a nivel global es muy bueno y es positivo”, opinó Jorge Marcos al respecto.

Respecto a cuáles son las artes marciales a las que más se asemeja el Wushu, el profesor del Lao Jia ha declarado: “Si hablamos del Sanda tiene una vertiente militar y policial, pero a nivel deportivo es un trabajo de puños, patadas y proyecciones. En cuanto al pateo se puede parecer al Savate francés, tiene un trabajo de patada de pierna levantada, en la lucha tendríamos que ir a la MMA para encontrar algo parecido, lo que pasa que el Sanda no tiene lucha en el suelo, solamente derribar al oponente y luego en cuanto al trabajo de manos es muy parecido a deportes de contacto como Muay Thai, kickboxing o boxeo, lo que pasa que permiten golpear con el puño de al revés y de volea por encima la cabeza que en otros deportes de contacto no se puede hacer”.

También ha mantenido que tras el MMA (artes marciales mixtas), el Sanda es la modalidad más completa. “El mejor estilo de lucha para participar en MMA será la más completa posible, sí que es cierto que el sanda es muy bueno para MMA porque te da una base de golpeo como pocos estilos y también de trabajo de proyección, de hecho en la UFC tiene competidores que han sido campeones en Sanda”.

Jorge Marcos Gómez es optimista sobre el aumento de la popularidad de este deporte y espera que en los próximos años aumente el interés por el Wushu. “Poco a poco es un arte marcial que se va conociendo, sí que es verdad que no deja de ser un deporte minoritario y con el paso de los años la gente va conociendo más sobre el Wushu, también porque hemos llevado a cabo en Cuenca tres campeonatos, hemos organizado también una copa de Sanda. Fuimos el primer club en traer una velada de boxeo y Sanda conjunta. Este año teníamos previsto el 4º torneo, pero debido a la pandemia la Federación de Judo decidió parar y estamos planteando la posibilidad de hacerlo online porque de momento es complicado con el trabajo que conlleva organizar un evento en época de pandemia y a través de los campeonatos se puede dar visibilidad a muchas empresas, compartimos información a través de las redes y esperemos se siga conociendo”.

Finalmente, el entrenador de artes marciales ha querido enviar un mensaje a aquellas personas que duden sobre si probar suerte en un deporte como el Wushu, destacando el buen ambiente del Lao Jia. “A menudo se piensa que las artes marciales son rudas, con violencia, una cosa es que nosotros trabajemos con la máxima intensidad posible, pero siempre desde el respeto al compañero, si hay una persona que tiene más nivel, siempre se adapta al nivel de la otra. Si alguien se quiere acercar, puede probar con total confianza que no va a tener problemas de ningún tipo. Lo que intentamos inculcar es un arte marcial y también conlleva un contacto. Siempre te puedes llevar un golpe o torcerte un tobillo, pero no más de lo que te pueda pasar en un deporte colectivo como puede ser el futbol. Las artes marciales son el mejor deporte que puede practicar un niño, porque es la actividad física más completa ya no solo a nivel muscular o articular sino a la hora de trabajar con compañeros. Esta disciplina actualmente es muy necesaria», finalizó.

Comentarios