Inicio Noticias Entrevistas Sonia Isidro: una vida entre el deporte, la educación y la cultura

Sonia Isidro: una vida entre el deporte, la educación y la cultura

Este domingo tenemos como protagonista a Sonia Isidro, delegada provincial de Educación, Cultura y Deportes en Cuenca. Con un curriculum más que completo en educación con:
-Grado en Maestro de Educación Infantil (Mención en Educación Especial y Rehabilitación del Lenguaje) por la Universidad de Castilla La Mancha en 2013.
-Licenciada en Psicopedagogía por la Universidad Nacional de Educación a Distancia en 2011.
-Diplomada en Magisterio (Especialidad Audición y Lenguaje) por la Universidad Castilla La Mancha en 1997.

Lleva también una área como el deporte, algo que le entusiasma desde niña, donde en su Loranca del Campo natal empezó a disfrutar en el colegio con sus compañeros, para terminar viéndolo como una forma de vida, o como explica ella en la entrevista: «para respirar».

Le ha tocado vivir como delegada uno de los momentos más complicados con la pandemia, donde cuando recuerda todo lo que pasó en 2020 se emociona, aunque se congratula de haberlo dado todo en busca de soluciones ante un virus desconocido.

Pregunta: ¿Cómo ha sido la historia deportiva de Sonia Isidro?
Respuesta:
Desde bien pequeña he tenido oportunidad de practicar deporte, a pesar de vivir en una zona de despoblada y con muy pocos habitantes como es Loranca del Campo, pudimos hacer deporte en el colegio y participar en competiciones deportivas promovidas en el colegio, que es algo que ahora como delegada de Educación pongo mucho más en valor porque en mi experiencia personal de no haber tenido esa oportunidad de hacer deporte en los centros educativos, seguramente, y a posteriori como adulta, no hubiera tenido esta afinidad por la practica deportiva. En ese sentido, comenzamos con el profesor de Educación Física, hicimos casi todos los deportes grupales como voley, balonmano, baloncesto… También individuales como ajedrez y tengo muy buen recuerdo de mi infancia vinculados a las competiciones deportivas, ya que eso, además, también me permitió abrir mi mundo de mi pueblo a otros pueblos y a Cuenca capital. Estuve de hecho compitiendo con un club de Honrubia de baloncesto, llegando a la fase regional y nacional y Pedro Bayo. Me pude mover a unos ámbitos más altos y una vez que comencé los estudios en Cuenca capital he seguido haciendo deporte en gimnasio o con clubes locales haciendo ciclismo en los circuitos de Diputación, comenzando con BBM Aquitania, luego se transformaron en Casagualda y ahí lo dejé yo porque tuve que ponerme a otras cosas de mi vida y tuve que dejar la competición. También en competido en montaña a pie con el Club de Atletismo Cuenca Dolomia, así que no he parado nunca. Para mí es una vía de escape y el deporte en mi vida es como respirar y yo me relajo yendo al Cerro Socorro por ejemplo.

P: ¿En la actualidad prácticas algún deporte?
R: A día de hoy no compito por muchas variables, una de ellas es la edad y yo ya he vivido esa etapa del entrenamiento duro para competir. Ahora estoy más en mi filosofía de vida de disfrutar del deporte y no sufrirlo tanto, hago más deporte de gimnasio como el yoga o el crossfit, sé que no tengo termino medio (risas), y hay otros que quiero probar como la capoeira. A todo esto hay que sumar que por mi trabajo me queda muy poco tiempo para poder hacer más, pero como siempre tengo el gusanillo de participar en carreras que me apetece y creo que puedo disfrutar como puede ser la última Mamocu, que hice la cortita, también la Farinato, que la hice un día con mi hija y al otro con los del gimnasio y la última que hice que fue la de Boniches que fue solidaria y espectacular y llena de obstáculos y que superé gracias a gente que me encontré (risas). Ahora me gustaría participar en la próxima de Priego, en la Degollá, que es una carrera que yo ya he hecho alguna vez compitiendo y alguna vez en la ruta senderista, así como de voluntaria como tengo mucho vinculo con el pueblo y con quienes la organizan y no me gustaría perdérmela, pero tengo que entrenar.

P: Cada fin de semana se te ve en varios eventos deportivos…
R:
Me gusta el deporte en general y cuando tengo oportunidad me acerco a ver a nuestros equipos y deportistas conquenses. Unas veces por agenda y otras porque me apetece, tiendo a ir casi siempre a apoyar a equipos femeninos, primero porque creo que hay que darles más visibilidad, el deporte masculino ya se vende solo, especialmente el fútbol y el balonmano y no hace falta darles mucha más publicidad. Pero el deporte femenino es muy atractivo, las chicas son muy buenas y están compitiendo muy bien. Es para presumir de todos nuestros equipos femeninos, además que soy madre de deportistas féminas, una hace gimnasia rítmica y la otra es portera de fútbol.

P: ¿Cómo ves la salud del deporte femenino en la provincia?
R:
Yo creo que vamos por muy buen camino, cada vez hay más chicas que hacen deporte y cada vez hay más chicas que le pierden el miedo al deporte tradicionalmente masculino, y prueba de ello es el fútbol. Se van sujetando bien y los equipos que desde pequeñas comenzaron se siguen manteniendo, no están decayendo y se están fortaleciendo con mejores resultados y se va consolidando gracias también al apoyo de la Junta con iniciativas que lo favorecen, los Ayuntamientos y clubes locales y aquí en Cuenca creo que desde el Conquense se está haciendo muy buen trabajo.

P: La Junta ha incluido el balonmano y la categoría femenina en su Trofeo, es una buena noticia…
R:
Los pequeños detalles o las pequeñas iniciativas son tan importantes como las grandes. Desde el apoyo de los clubes, como los de la Junta o el Consejo Superior de Deportes todo ayuda, queda mucho por hacer, pero creo que nosotros vamos por buen camino, e iniciativas de incluir a las chicas en este trofeo y que tengan la misma cantidad económica en los premios tanto masculino como femenino deja de manifiesto que tenemos la intención como administración el seguir impulsando la parte femenina del deporte. Por ejemplo en el deporte escolar, ofertamos tanto las categorías masculinas como femeninas, haya o no inscripciones, pero la oferta existe, no puede ser de otra manera.

P: ¿Por qué crees que el deporte femenino es ahora más seguido?
R:
Había menos eventos femeninos, es la verdad, porque la oportunidad de competir entre ellas había casi que forzarlas intentando buscar encuentros con otros equipos de la provincia. Ahora es la propia dinámica de crecimiento, a más equipos femeninos, más eventos y a consecuencia más difusión y más afición. La gente al principio creo que la gente ha ido por curiosidad y luego ha podido ver que ha visto buenos partidos, buenas competiciones y, además, muy saludables. Quiero decir, además, que en mi opinión y con lo que estoy conociendo de afición en el campo femenino suele ser más tranquila y más amable que en competiciones masculinas.

P: ¿Se ha resentido mucho el deporte escolar con la pandemia?
R:
Lo que hemos vivido es un parón en seco de todo el sistema educativo, sanitario y también el deportivo. Las consecuencias más graves de este parón han sido primero la no participación en lo que estaba previsto y luego el hecho de tener que retomar a última hora, porque en las condiciones sanitarias no lo permitieron antes, no pudimos. En este último trimestre, podemos estar contentos, porque hemos podido llevar a cabo algunas competiciones previstas y conseguir deportistas que durante todo el año en casa y con condiciones muy desfavorables, pudieran al menos ver conseguido final el objetivo de llegar a ese provincial o regional. Respecto a los más pequeños, creo que hemos podido engancharles para el año que viene. La participación ha sido un tercio de años anteriores y nuestro objetivo como administración es intentar conseguir los mismos niveles de participación que antes de pandemia con las medidas necesarias.

P: Rosa Ana Rodríguez contaba esta semana que antes de final de verano saldrá la resolución a las ayudas de los clubes por la pandemia…
R:
En las ayudas a clubes se ha intentado hacer una aportación económica extra por compensar las pérdidas extras que ha traído el covid y, esa ayuda buscamos que pueda ayudar a arrancar a nuestros equipos. Esas ayudas en la ordinaria los clubes son para Incarlopsa Cuenca, CB Cuenca, CV Hervás y Piragüismo Cuenca; la extraordinaria solo ha llegado al Incarlopsa Cuenca, ya que hay que cumplir ciertos criterios de convocatoria y en la provisional ha sido adjudicada al Ciudad Encantada y es la máxima cuantía de 8.000 euros.

P: ¿Cómo ves el futuro deportivo en Cuenca?
R:
Quiero ser optimista y quiero pensar que podemos llegar a alcanzar cierta normalidad en la practica deportiva, vamos a tener que intentar ser cuidadosos con ciertas medidas sanitarias, porque aunque estamos vacunados no nos exime de ser contagiados y hay que tener cuidado. Hay que intentar seguir manteniendo, al menos lo que hacíamos antes y también quiero ser optimista, ya que como sabéis hay previsión de recibir fondos europeos de reactivación y hay una parte que está por definir y habrá una línea deportiva que será para la digitalización, transición ecológica y plan social. Entonces sé que desde la Junta y la Consejería de Educación, Cultura y Deportes se está trabajando para darle forma a esas líneas que nos van a poder permitir llevar a cabo iniciativas más despobladas que también necesitan disfrutar del deporte.

P: ¿Cómo ha sido el cambio de las clases a un despacho?
R:
Yo soy maestra por vocación y estar trabajando para educación pero desde la administración es una oportunidad que yo no podía desperdiciar porque considero que se pueden hacer tantas cosas desde la administración y que podemos mejorar o cambiar que ser participe de ello me ilusiona y me ayuda a trabajar cada día afrontando todas las dificultades que en si misma en el día a día lleva esta delegación y que, añadidas a la pandemia ha sido bastante complejo y sigue siéndolo, pero estoy satisfecha, porque creo que he sido útil en el poco tiempo que llevo, creo que estamos salvando bien el curso escolar. Y cuando una hace todo lo que puede con lo que le apasiona, es para estar satisfecha y contenta.

Educación
P: ¿Cómo ves el futuro a las aulas en septiembre?
R:
Algo muy importante que está pasando ahora es que estamos viviendo la vuelta con menos miedo que el año pasado, con menos miedo no quiere decir que con menos prudencia, más bien todo lo contrario, además hemos aprendido lo que funciona y se trata de seguir poniéndolo en practica y mejorarlo. Los centros ya cuentan con sus planes de contingencia, que han funcionando gracias a las indicaciones sanitarias, se ha vuelto a actualizar la guía sanitaria y eso puede conllevar también una actualización de esos protocolos, pero yo creo que de base en ese sentido lo que ha funcionado este año se mantiene y se mejora y creo que podemos ir más tranquilos y seguros al centro. Si a eso le añadimos que la intención del gobierno regional es tener vacunados en cuanto se pueda a los que van de la franja de 12 a 20 años y, además, si nuestros profesores ya están vacunados, quiero pensar que peor no podemos ir y que tiene que ir solo a mejor. Pero en esta pandemia hay muchos variables que pueden hacernos cambiar, porque nadie sabe cómo funciona este virus.

P: Volvamos a marzo de 2020 cuando llega el estado de alarma, confinamiento… ¿Qué recuerdas de todo ello?
R:
No sé cómo describirte como ese 12 de marzo, jueves, se nos dijo mañana no abrimos los centros educativos (muy emocionada). Han sido tiempos muy difíciles cuya única opción fue ponernos a trabajar desde el primer minuto entre toda la administración. He de decir que no me he sentido sola en ningún momento, tanto desde la delegación de la Junta como desde la consejería, hicimos equipo y trabajo coordinado con Sanidad para afrontar entre todos los desconocido. Lo más difícil ha sido el tener que tomar decisiones en base a algo desconocido y que a veces han funcionado y otras no, aunque tampoco hemos tenido miedo a cuando algo no ha funcionado reconducirlo, porque tampoco había muchas más opciones. Resumiendo todos estos meses, sí que quiero destacar que ha habido un gran trabajo por parte de la administración de los centros educativos, y comunidad educativa en general; tanto los docentes, equipos directivos como las familias que nos ha llevado el tener un año más normalizado. Fue un trabajo de 24 horas, siete días a la semana para intentar salvar de emergencia todas las situaciones más prioritarias como la comida de los chicos del comedor que pudiéramos reestructurar toda la provincia y que las empresas pudieran trabajar y que nuestros chicos pudieran tener un menú digno con un primer plato, un segundo y un postre. También teníamos la prioridad de lo digital, estábamos todos intentando conectarnos y en algunas nos había ni conexión… Hemos hecho todo lo posible, de verdad, no sé si podríamos haber hecho algo más, pero yo me he acostado cada día con la conciencia tranquila sabiendo que había hecho todo lo que podía y al día siguiente más. También tengo que decir que dentro de esta pandemia, nosotros en Educación hemos trabajado para solucionar situaciones de la gente que al final eran en positivo, porque otras consejerías han trabajado con la misma intensidad y, además, con la muerte. Nosotros dentro de lo malo hemos trabajado para ayudar y para conseguir que nuestros chicos y nuestros profesores tuvieran las mejores condiciones posibles, y así seguiremos.

P: Cambiando de tema, ¿Qué te parece la iniciativa de la Asociación de Clubes de Cuenca?
R:
Quiero destacar primero la importancia de los clubes, tanto los pequeños como los grandes, porque cuando hay un club es que hay un interés por mantener una participación en la zona, sea esta rural o más grande y darle forma, por lo que son importantes todos. Y también que hayan surgido otras iniciativas novedosas como la Asociación de los Clubes Deportivos de Cuenca (ACDC) me parece también importante porque nos permite estar todos conectados y echarnos una mano cuando nos necesitamos, porque a veces hay situaciones en competiciones en las que necesitas apoyos no solo financieros, también de voluntarios y a veces incluso de sanitarios amigos nuestros. Pero la estructura que se ha formado en Cuenca, nos permite dar una forma más oficial y todo ese apoyo a los clubes que lo necesitan, aparte de que me consta que están haciendo un gran trabajo de difusión y desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha también les ayudamos con su página web para todo el mundo y que tienen proyectos tan importantes como el polideportivo natural más grande de Europa y que ya han trasladado al Consejo Superior de Deportes y cosas muy chulas que tienen en mente.

P: Para terminar, ¿cuál es la próxima carrera que te comprometes a realizar?
R:
Voy improvisando dentro del calendario que se ofrece las que más atractivas me parecen. Efectivamente una es la de Priego, a esa quiero ir seguro, no sé si a correr o a la de senderistas o de voluntaria, todavía no lo sé, pero me gustaría no perdérmela porque es una de las más bonitas de la provincia. Mamocu si retomamos también, yo es que soy más de montaña que de asfalto.

Comentarios