Inicio Noticias Entrevistas Juan Ignacio Lillo: «Nadar en el mar, me transmite mucha sensación de...

Juan Ignacio Lillo: «Nadar en el mar, me transmite mucha sensación de libertad»

Foto de archivo de Juan Ignacio Lillo

Juan Ignacio Lillo (1959, Cuenca) lleva toda su vida vinculado al deporte. Actual jefe de Deportes de la Diputación Provincial de Cuenca, labor profesional a la que está ligado desde hace más de veinte años, Nacho Lillo se encarga de difundir y transmitir el deporte como una forma de vida, como así lo entiende él. Y es que, además de desempeñar este trabajo, el conquense es un conocido nadador de Aguas Abiertas, deporte que práctica desde hace una veintena de años.

Durante este año, ha participado en diferentes competiciones a nivel nacional e internacional como la prestigiosa Travesía de La Bocaina y en la que logró finalizar en una excelente posición. No obstante, Nacho Lillo ya piensa en el futuro, sin echar la vista atrás y convencido de afrontar nuevos retos para seguir creciendo como profesional en este deporte.

¿En qué consiste su labor dentro de la Jefatura de Deportes de la Diputación?
La actividad deportiva es el principal servicio que debe brindar la Diputación a la provincia. Tanto desde el punto de vista popular como desde el deporte base. Nosotros tenemos un programa con el que intentamos llegar a todos los habitantes de la provincia, bien sea a través de la organización de deporte en edad escolar, cuya actividad realizamos en colaboración con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha o bien a través de los programa que nosotros realizamos directamente, como los circuitos populares que hacemos de MTB, pádel, orientación…

¿Cuáles son las ayudas económicas que otorga la Diputación?
Las ayudas económicas están destinadas tanto a Ayuntamientos o asociaciones para que puedan realizar sus actividades, ya sean de competición o de simple organización de actividades deportivas, por lo que, de alguna manera, apoyamos todo lo que tenga que ver con el deporte. Tenemos nueve convocatorias de ayudas económicas a entidades deportivas y que este año ha superado el millón de euros. Además, también llevamos en marcha, como el Albergue Fuente de las Tablas con 5000 usuarios anuales, el programas Senderos de Cuenca con más de 100, senderos balizados, la financiación de vías ferratas, etc..

¿Cómo compagina su labor como jefe de Deportes de la Diputación con la de nadador en Aguas Abiertas?
Es como la vida personal y la vida profesional. Son dos facetas totalmente distintas y en mi tiempo libre, es cuando entreno para las diferentes competiciones a las que acudo a lo largo del año. Es mi ´hobby` aunque realmente es una forma de vida. Así es como entiendo el deporte. Mi trabajo va orientado a que la gente también lo vea como una forma. Quizás no tenga demasiado tiempo libre, porque muchas veces las competiciones coinciden con días festivos… Mi temporada es de abril a octubre e intento acudir a entre ocho y doce competiciones anuales.

¿Qué fue lo que le llamó más la atención de este deporte para decidirse a practicarlo?
Yo había sido nadador de joven y practicaba otros deportes, pero a partir de los 35 años, empecé con una protusión discal en la espalda y tuve que dejar los otros deportes que hacía como Mountain Bike, que practicaba bastante, ya que me repercutía bastante en la columna. Al comenzar a nadar, oí hablar de lo que eran las travesías, que por aquel entonces era una cosa muy rara porque había pocas competiciones, no como ahora.

¿Cuál es su rutina de entrenamientos?
Mi entrenamiento es prácticamente diario. En Aguas Abiertas hay diferentes disciplinas y distintas competiciones, algunas de distancias más cortas, de dos a cinco kilómetros, y otras más largas, de más de diez kilómetros.

Cuándo se acerca una competición, ¿esta rutina cambia?
Yo suelo hacer una temporada en la que incluyo competiciones de distintas distancias y cuando se acerca una competición de larga distancia, sí que preparo un poco más específicamente esa competición. En este caso, varió el trabajo seriado, ya que al tratarse de más distancia, las series son más largas y por lo tanto, entreno esa faceta, al igual que lo que ocurre cuando se trata de una competición de corta distancia.

Al tratarse de la modalidad de Aguas Abiertas, ¿dónde lleva a cabo su preparación para las diferentes competiciones?
Mi entrenamiento habitual es en piscina. Supone un cambio luego a la hora de competir y por eso intento entrenar en el Mar Mediterráneo siempre que puedo, que es la zona de costa más cercana a Cuenca. También las propias competiciones me sirven de entrenamiento. Pero, como llevo más de veinte años compitiendo en esta disciplina, estoy bastante acostumbrado a nada en el mar y me arreglo bastante bien para ser de interior (risas)

¿Qué sensación le transmite nadar en el mar?
Me gusta mucho nadar en el mar, me transmite mucha sensación de libertad y es un deporte muy bonito. Gracias a dios, se ha puesto muy de moda, actualmente hay muchas competiciones y el calendario es inmenso. Ahora mismo, hay mucha gente practicándolo ya que la natación en general es poco lesivo, por lo que permite practicarlo durante mucho más tiempo que muchos otros.

¿Qué habilidades se debe tener para practicar natación?
La natación es un deporte bastante sencillo y que no requiere de un gran material para llevar a cabo su práctica. Sin embargo, es cierto que para hacer entrenamientos de manera más profesional, se requiere mejorar mucho técnicamente y para eso es conveniente que el nadador se incluya en algún equipo o vaya a clases con un técnico especializado para aprender bien la técnica del deporte. A partir de ahí, con la práctica y con un pequeño entrenamiento, se realizan las adaptaciones en el cuerpo para adquirir más resistencia y velocidad. Las competiciones de largas distancias a las que acudo, requieren un entrenamiento más físico e ir totalizando bastantes metros al año.

¿Cuál fue la primera competición de aguas abiertas a la que acudió?
Fue la Travessia al Port de Gandía, la recuerdo con mucho cariño. Es una travesía que se celebra el 15 de agosto y a la que intento acudir todos los años. Me gustó mucho y a partir de ahí, he ido conociendo a personas vinculadas a este deporte, sobre todo en Valencia, y me he relacionado mucho con ellos para asistir a otras competiciones que requieran un desplazamiento costoso. Además, también organizamos algunas concentraciones de amistad y se disfruta mucho.

¿Qué competicón recuerda con más cariño?
La Bocaina, que es la última que he hecho este año y ya llevo cinco, es una travesía de 15 kilómetros que se realiza entre Lanzarote y Fuerteventura y me gusta muchísimo. El enlazar dos islas distintas y el que haya nadadores de todo el mundo, la hacen especial. También me ha llamado la atención el Descenso a Nado Ría de Navia a la que he acudido este año por primera vez. Se trata de un fin de semana completo de competición en el que el primer día hay una competición internacional de equipos y el domingo se hace el descenso a nado, que son 5 kilómetros. Es como una fiesta nacional, en la que participan gaiteros, se hacen ofrendas a la Virgen del Mar.

Expectativas de cara al futuro en competición
Ahora mismo acabo de empezar la pretemporada, por lo que aún no tengo el calendario completo por el que me guío, pero a priori, este año mi intención es acudir a todas las travesías que formen parte de la Copa de España de Aguas Abiertas. Espero que mi tiempo me permita acudir a un mínimo de estas competiciones.

Comentarios