Inicio Noticias Raqueta Pablo Andújar: «Con 20 años ya estaba entre los 200 mejores del...

Pablo Andújar: «Con 20 años ya estaba entre los 200 mejores del mundo del tenis»

Hablamos con Pablo Andújar, tenista profesional conquense que disputará próximamente en el US Open.

Pablo Andújar

El tenista profesional conquense de 34 años, Pablo Andújar, comenzó su trayectoria deportiva a la edad de seis años. El joven relata que, con tan solo tres años, su familia se marchó de Cuenca y se instaló en Valencia, ciudad en la que su madre abrió una tienda de animales.  “El que era mi entrenador”, Juan José Cabrera, “tenía un perrito, era cliente. Así fue como me dijo si quería ir al club de tenis a entrenar”, relata el tenista. Fue ese el comienzo del joven en el Club de Tenis El Collao de Manises (Valencia): “poco a poco fui profesionalizándome, yendo más días, haciendo más horas”.

Andújar ocupa hoy el puesto 53 en el ranking ATP habiendo llegado a posicionarse el número 32 en julio de 2015. Junto a Cabrera, su entrenador hasta los 18 años, fue acercándose cada vez más a su sueño de dedicarse a este deporte: “con 15 años tuve claro que quería ser tenista”. No obstante, la precipitada decisión de Andújar pilló por sorpresa a sus padres, quienes le aconsejaron finalizar sus estudios y llevar a cabo la prueba de acceso a estudios universitarios. Tras realizar selectividad, el joven dedicó dos años íntegramente al tenis: “con 20 años ya estaba entre los 200 mejores del mundo. Fue dándose todo para que pudiera seguir con mi carrera profesional”.

Andújar debutará en el US Open

Andújar vive hoy el sueño de su adolescencia y entrena para el US Open que se disputará del 31 de agosto al 13 de septiembre. “Al final decidí no jugar la previa de Cincinnati y tener unos días más de entrenamiento en pista rápida además de días en familia, lo que para mí es muy importante. He ganado así unos diez días”, explica el tenista. “Mi entrenador ha venido conmigo y entreno por las mañanas con Albert Ramos”. Andújar afirma sentirse “feliz” dado que “por la mañana tengo mi sesión de entrenamiento preparatorio para el US Open y por la tarde mi sesión de familia con los niños”. Y es que el deportista afirma pasar poco tiempo en casa dada su actividad profesional y, poder pasar días con sus seres queridos, es algo que “valoro mucho”.

El Grand Slam se encuentra rodeado por una gran expectativa por parte de los jugadores dado que “no hay torneos previos y uno no sabe cómo va a reaccionar porque puede estar más abierto el cuadro y pueden darse algunas sorpresas”. Andújar entrena incansablemente desde hace semanas para esta gran competición en la que se reunirán los mejores del mundo realizando “entrenamientos cuanto más largos mejor porque los partidos son a cinco sets, más largos, y hay que acostumbrar al cuerpo”.

El tenista, a diferencia de los entrenamientos para otro tipo de competición, relata que para un torneo de este calibre “no tienes esa confianza que te dan las victorias o esa desconfianza que te dan las derrotas” al no haber competiciones anteriores al gran torneo. Del mismo modo, confiesa que “va a ser raro no tener público, que tu entrenador tenga que estar con la mascarilla puesta, tener que estar todos confinados en un mismo hotel. Va a ser raro todo, pero lo importante es que vamos a competir, vamos a ganarnos la vida, que vuelve la competición, vuelve el tenis, y eso es muy positivo tanto para los fans que lo puedan ver por televisión como para los jugadores”.

Pese a la noticia acerca de la elusión de responsabilidades por parte de la Federación de Tenis de Estados Unidos ante los posibles fallecimientos de los tenistas a causa de la COVID-19, Andújar afirma que “eso es algo que a nosotros como jugadores no nos ha llegado”. Del mismo modo, presupone que “quizá sea algo que tengas que firmar una vez llegues allí”, pero, en cualquier caso, el deportista muestra su desconocimiento ante la propuesta. “Es cierto que ATP ha contratado un seguro adrede para esta gira norteamericana en la cual entiendo que, en este caso en el que la Federación americana no se hace cargo de un posible fallecimiento, sí que estaría dentro del seguro que ATP ha contratado para todos los jugadores, con lo cual estaríamos cubiertos”, asegura.

La Federación de Tenis de Estados Unidos ya ha desarrollado un estricto protocolo de seguridad formado por un millar de personas y ha anunciado que los deportistas serán sometidos a recurrentes pruebas de detección de coronavirus durante el transcurso del torneo quedando descalificado de forma automática en caso de que el individuo dé positivo en dicho test.

Un tenista profesional en tiempos de coronavirus

El tenista conquense afirma haber vivido pacíficamente los meses de confinamiento derivados de la crisis sanitaria: “dentro de lo malo he tenido tiempo para estar con mi familia, con mis hijos, para pasar tiempo con ellos y conocerlos”. Así, Andújar reflexiona que lo mejor de esa etapa ha sido “estar en casa con la familia”. Por otra parte, el cese en su actividad deportiva ha repercutido negativamente en su vida económica: “a nivel económico dejas de ganar dinero. En mi caso, tengo un entrenador y un preparador físico que mantener y no puedo dejar de pagarles, también tienen familia”.

Además, el deportista se siente especialmente afligido por no haber podido pisar la pista en varios meses: “al final uno lo que quiere es jugar, competir y, sobre todo, cuando estás en el final de tu carrera, sabes que no te quedan tantos años, con lo cual estás perdiendo años de carrera”.

La cancelación del Mutua Madrid Open deja sin competir a Andújar

El pasado 29 de julio, los organizadores del Mutua Madrid Open anunciaban mediante un comunicado oficial la cancelación del torneo previsto del 12 al 20 de septiembre ante el considerable aumento de los casos de coronavirus en Madrid. “Es algo que se veía venir, sobre todo porque dentro de ATP, a pesar de haberlo sacado dentro del calendario, los torneos siguen sin estar seguros”, opina Andújar. “Creo que es algo normal, es decir, la situación que vivimos en España es muy fastidiada, no hay apenas eventos deportivos a no ser que sean a puerta cerrada y yo creo que el tenis además pierde mucha esencia cuando no hay público”.

En defensa de la decisión tomada por los organizadores del torneo, el tenista entiende que “la Comunidad de Madrid junto al Ayuntamiento hayan decidido que no se tenga que jugar. Ahora mismo es mucho más importante que todos los recursos públicos y del Estado se centren en lo importante, tratar de que muera el menor número de gente posible y de que a los más vulnerables no les falte de nada”. Personalmente, el deportista se siente descontento respecto al hecho de no poder disputar la XIX edición del Mutua Madrid Open: “este iba a ser el único evento que íbamos a tener en casa este año, pero es entendible y habrá que esperar al próximo”.

Andújar se muestra deseoso de volver a la competición, sobre todo, en casa: “esperemos que esta pesadilla que es la COVID-19 no esté el año que viene y podamos volver a competir en casa”.

El conquense vistió de rojo en la Liga Mapfre

“Es una idea muy buena que tuvo la Federación para tratar que los jugadores empezáramos a competir”, explica Andújar en cuanto a la Liga Mapfre celebrada del 10 al 12 de julio. En cuanto a su trayectoria a lo largo del torneo, el tenista afirma haber ido “de menos a más”: “el primer torneo me pilló demasiado temprano, no estaba bien físicamente. La semana después fui jugando mejor, cogiendo más nivel. Fueron tres sets con Pablo Carreño en los que gané un partido”. “Personalmente, me pareció una gran idea”, concluye el deportista que compitió en el equipo blanco junto a Albert Ramos, Jaume Munar y Carlos Taberner.

Una mirada hacia el futuro

El tenista conquense ve la temporada con optimismo esperanzado ante la idea de que volverá a “jugar y competir en torneos grandes”. En cambio, destaca que “el hecho de que no se haya jugado antes va a hacer que ciertos jugadores que no hayan jugado anteriormente no optando a hacer una semifinal e incluso ganar un Grand Slam puedan tener esa opción”. “Creo que va a haber sorpresas”, deja entrever Andújar, “de cara a la Copa Masters de Londres es probable que no veamos las caras que solemos ver siempre”. Así lo cree el deportista que “esta atípica temporada hará que haya jugadores que no solemos ver entre los ocho mejores del año”.

El jugador de tenis se siente feliz de estar en familia y volver a la pista. Hoy echa la vista atrás y recuerda a aquel niño de seis años que ni siquiera jugaba a tenis, sino que, sencillamente, “lo pasaba bien”. Después de toda una vida de profesionalización y esfuerzo, ha conseguido demostrar su indudable valía. A pesar de ello, como todo gran deportista, afrontó un “punto clave en su carrera” protagonizado por una lesión de codo que lo dejó dos años y medio sin competir y que hoy califica como el “momento más duro” de su trayectoria deportiva. Su sed de competición y su amor por el tenis lo han llevado a lo más alto convirtiéndose en todo un referente no solo en un referente para el mundo del tenis, sino para el deporte conquense.

Comentarios