Inicio Opinión Hacienda vs Autonomías no es la clave para controlar el déficit

Hacienda vs Autonomías no es la clave para controlar el déficit

Jose Angel Saiz Opinion


El Gobierno en funciones ha citado a los representantes de los organismos autonómicos con el objetivo de abordar el resultado negativo de las cuentas presupuestarias obtenidas durante el ejercicio 2015.

Este hecho económico puede pasar inadvertido con la multitud de noticias de carácter económico que están aconteciendo en los últimos días, quién no se ha escandalizado al escuchar o leer el tema relacionado con las llamadas empresas offshore de los papeles de Panamá o el caso de Banesto y Mario Conde que tras más de dos décadas todavía ocupa los titulares de los principales medios de comunicación.

Recordemos los datos finales de las administraciones públicas que conforman el estado: Ayuntamientos, superávit del 0,44% cuando se fijó equilibrio presupuestario (0%). Comunidades Autónomas presentaron un desequilibrio del 1,66% del PIB cuando su objetivo era no superar el 0,7%. Administración central presenta un meritorio 2,53% de déficit mientras que el objetivo era del 2,9% del PIB. Por último la Seguridad Social presenta un agujero del 1,26% alejándose del dato tope del 0,6% previsto.

Como podemos observar, el balance del conjunto de ayuntamientos y corporaciones locales es muy positivo. Estas administraciones han conseguido gastar lo mismo que ingresan. Podemos decir que son los únicos que funcionan similar a una familia. Únicamente gastan lo que ingresan. Enhorabuena a las corporaciones locales. Podrían tomarse como ejemplo de gestión pública, al menos durante el 2015.

Estas felicitaciones también se pueden trasladar al Estado central. Quizá con menos aires de victoria puesto que ha incumplido la máxima de gastar lo que se ingresa, pero sí ha sido capaz de conseguir su objetivo incluso reduciendo el gasto en mayor medida de lo presupuestado.

Dicho esto, es normal que el gobierno fije su atención en las cuentas de nuestras comunidades autónomas y su distribución diferente distribución por regiones. Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía o incluso nuestra Castilla La Mancha presentan los desequilibrios presupuestarios más significativos. Parte del desequilibrio presupuestario español nace de su gestión. Digo parte puesto que si nos fijamos en los datos, la Seguridad Social presenta una desviación muy a tener en cuenta.

Es en este punto donde me gustaría incidir y se me ocurren diferentes preguntas que todavía no he logrado encontrar una respuesta óptima. Teniendo en cuenta que las CCAA controlan partidas sociales básicas e imprescindibles como sanidad y educación. ¿Por qué se les impone un objetivo de techo presupuestario inferior al del estado central? ¿Qué organismo público ejerce de policía sobre las desviaciones de la Seguridad Social? Este ente público presenta una desviación tan significativa como la de las CCAA y todavía no se ha oído a ningún político gobernando en funciones o con aspiración a gobernar citar este tema. Debemos recordar que esta institución provee prestaciones sociales como desempleo o jubilación y obtiene sus ingresos mediante las aportaciones de trabajadores. También podemos preguntarnos: ¿Es viable el mantenimiento actual del sistema de la Seguridad Social?

Tan importante es realizar sesiones de control a las autonomías por parte del gobierno como que el gobierno sea responsable del buen funcionamiento de la Seguridad Social, cuyo comportamiento presupuestario en 2015 ha sido negativo por no llamarlo devastador. Sin mencionar que el número de desempleados se mantiene constante y el de jubilados sigue incrementando lo que llama a pensar que el futuro de la Seguridad Social es desesperanzador y desolador. Así pues, me gustaría escuchar a nuestros políticos, sobre todo de ámbito nacional por ser la Seguridad Social organismo estatal, se pronuncien al respecto y realicen todo tipo de reuniones o sesiones para poder dar la vuelta al resultado económico de esta institución en los próximos años. Y al menos, darle la importancia que se merece el mantenimiento y buena gestión de nuestra Seguridad Social, elevando el debate a la altura de la gestión por autonomías.

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here