Inicio Opinión Un parque de bomberos para la Serranía de Cuenca

Un parque de bomberos para la Serranía de Cuenca

Eva Bodoque

El pasado sábado 13 de mayo, debido a un incidente producido, al parecer, por una mala combustión en la caldera del Hotel Fuertescusa, tuvimos que desalojar el establecimiento hotelero, en el que se encontraban en esos momentos alrededor de 60 personas.

El estallido, las llamas y el humo producido como consecuencia de ese incidente nos llevaron a tomar esta medida preventiva, a la vez que se avisaba al 112. La responsabilidad que asumo como alcaldesa y la circunstancia de que el hotel es de propiedad municipal me llevaron a tomar algunas decisiones encaminadas a garantizar la seguridad y tranquilidad del grupo de personas mayores que allí se encontraban alojadas, siendo trasladadas a otro establecimiento del municipio donde se les pudiese atender mientras se resolvía el problema.

Quiero agradecer muy sinceramente el comportamiento de los trabajadores del hotel, de los vecinos que ayudaron en el traslado y atención al grupo de mayores, la actitud responsable de todos ellos en esos momentos de incertidumbre y a los propios mayores por su paciencia y comprensión.

Pero quiero hacer un reconocimiento especial a la jefa del Servicio de Protección Civil en Cuenca, Mercedes Ortega, que en todo momento estuvo pendiente de la evolución del incidente; al delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Ángel Tomás Godoy, por su preocupación y predisposición; y a otros responsables políticos de mi partido, el PSOE, por el apoyo prestado.

Destacar también la profesionalidad y amabilidad con la que actuaron tanto la Guardia Civil de Priego como los Bomberos que acudieron a resolver el incidente.

Ahora bien, y ésta es la razón principal que me lleva a escribir estas palabras. Lo que afortunadamente quedó en un gran susto y pudo resolverse gracias a la intervención de los bomberos, pudo haberse convertido en una auténtica pesadilla si los efectos de este episodio hubiesen ido a más.

Digo esto porque los bomberos tardaron en llegar a Fuertescusa cerca de 80 minutos. Sí, casi hora y media, y no porque tardasen en salir desde el momento del aviso, no porque se entretuvieran por el camino, sino porque los Bomberos que acudieron venían del Parque de Tarancón y la distancia entre aquel municipio y Fuertescusa, junto a la ubicación de este pequeño municipio en plena Serranía de Cuenca, no permite llegar antes.

Lo que es inconcebible es que sean los Bomberos de Tarancón los que tengan que acudir a la Serranía de Cuenca. Ya sé que los de Cuenca no pueden hacerlo porque en su momento la Diputación no quiso firmar un convenio con el Ayuntamiento de la ciudad para prestar este servicio, y ni entonces ni ahora se está dando una solución al problema.

No soy la primera persona que plantea la necesidad urgente de que la Diputación Provincial instale un Parque de Bomberos en una zona de la Serranía en la que también se pueda atender a una parte de la Alcarria y que mientras tanto se estudie la posibilidad de firmar un convenio con el Ayuntamiento de Cuenca para atender a los pueblos más cercanos a la capital. Representantes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ya ofrecieron la posibilidad de ubicarlo utilizando instalaciones de GEACAM para abaratar los costes.

Como alcaldesa y como ciudadana consciente de los problemas de nuestros pueblos pediría al presidente de la Diputación que se ponga en el lugar de cada una de las personas que viven en esta zona de la provincia, de la impotencia y desesperación que se siente cuando tienes delante un accidente de este tipo y sabes que los Bomberos que tienen que acudir se encuentran a más de una hora de camino.

Nuestra obligación y responsabilidad como representantes políticos elegidos por los ciudadanos (también los de los pueblos pequeños) debería ser la de atender y dar respuestas a las necesidades reales de las personas. Pero claro, para ello es necesario conocer de primera mano cuáles son esas necesidades, y esto solo se consigue hablando con la gente, saliendo de los despachos y visitando los pueblos, pequeños pueblos de la provincia, de la Serranía, que si nadie lo remedia pronto van a desaparecer.

Le ruego que como máximo representante de la institución provincial dé respuesta a esta solicitud que tanta gente le ha hecho, ya que entiendo que es mejor prevenir y poner los medios antes que tener que lamentar daños mayores. Por favor, reconsidere esta propuesta y olvídese de un nuevo parque en la capital que no solucionaría el problema de la Serranía.

Los vecinos de Fuertescusa vamos a iniciar una campaña de recogida de firmas en todos los pueblos de la zona para solicitar la instalación de un Parque de Bomberos que atienda las necesidades de nuestros municipios. Firmas que le entregaremos para que las tenga en cuenta. Nuestra obligación es reclamar nuestros derechos que, a pesar de vivir donde vivimos, son los mismos que los de los ciudadanos de la capital.

Estoy segura de que estudiará la propuesta.

Eva Bodoque Martínez, alcaldesa de Fuertescusa

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here