Inicio Opinión Alejandro Valverde, un ejemplo de vida

Alejandro Valverde, un ejemplo de vida

Como hoy nos vamos a ‘hartar’ de escuchar, ver y oír de ciclismo porque Alejandro Valverde ha terminado proclamándose campeón del mundo de ciclismo en ruta, aprovecharé a escribir un lo que se me ha pasado por la cabeza cuando lo he visto cruzar la línea de meta en el primer puesto, cuando lo he visto gritar, abrazar a sus compañeros y llorar. Llorar al cruzar la meta y llorar al escuchar el himno de España en lo más alto del pódium al recibir la medalla de oro.

He de decir que en todos esos momentos tenía la piel de gallina, he sido un defensor siempre del ciclismo de Alejandro Valverde, que quizás no es para grandes vueltas y sí para clásicas, no lo voy a discutir, pero es un ciclista de época, de los que echaremos de menos cuando se retiren y de los que a sus 38 años es un ejemplo ya no solo como a deportista, es un ejemplo de vida, ya que no ha dejado de competir, donde no le valen excusas y donde se ha colgado su séptima medalla, la primera de oro, la que buscaba, este domingo.

Todo ello después de correr Tour y Vuelta y ganar dos etapas en la ronda española, donde cedió en la última semana, pero sin dejar de pelear nunca. Este domingo lo primero que ha hecho es agradecer a sus compañeros el trabajo, siendo consciente de su ayuda y después saborear ese maillot arcoiris que portará este año. Y es que gracias a ciclistas como él, se ha dejado de dudar del dopaje en este deporte, o se duda menos, aunque en días como hoy parezca una ‘máquina de control’, otros días ha demostrado ser humano y verse vaciado de fuerzas.

Quizás no es el mejor momento de sentirse orgulloso de ser español, o sí, no seré yo quien lo diga, pero sí de nuestros deportistas y, puedo decir que al ver a Valverde llorar al cruzar la línea y con el himno español, no he podido evitar el sentirme emocionado. Valverde será el ciclista eterno, ojala todos defendiéramos los colores de nuestro país de esa manera…

Comentarios