Inicio Opinión Yo sí entendí a Juanma Castaño

Yo sí entendí a Juanma Castaño

Hace unas semanas, unas declaraciones de Juanma Castaño en ‘El Partidazo de Cope’ no dejaron indiferente a casi nadie, muchas personas se refirieron a ellas y aún siguen dando sus opiniones, pero sinceramente, pienso que no iban con ninguna mala intención. Se refería al futbolista Harry Keane y el descanso que necesita al ser futbolista. Ha sido padre y Castaño opinaba que debería tener un descanso mayor, por eso, ‘descuidar’ de alguna manera la atención del hijo siendo la madre quien cuidara de él. Creo que es algo normal, como si el caso fuera que la futbolista fuera la mujer y él no, creo que hay trabajos que dependen del descanso y el de deportista es uno de ellos, como el que agricultor que se tiene que levantar a las 7 de la mañana a trabajar sus tierras, o la pescadora que tiene que ir al mar y vive del trabajo físico. Quizás no se explicó de la mejor manera, pero no por eso se le tiene que tachar de machista, porque hemos entrado en una sociedad en la que eres español o antiespañol o el blanco o negro… Ya no hay neutro, o estás en un extremo o estás en el otro y cualquier cosa se lleva a ese extremo de una manera radical, para ser el bueno o el malo según nos convenga.

Sinceramente, creo que las declaraciones no las hace Castaño con maldad, ha demostrado que es un periodista que dice las cosas muchas veces sin pensar las consecuencias, es decir, es muy natural, y sí, muchas veces se equivoca, como lo hacemos todos en nuestro trabajo. Quién no se acuerda del: “¿Vaya fiesta eh?” o de mil expresiones más. Pero su trabajo debe ser bueno cuando tiene puestos de tantas responsabilidad en medios más que conocidos.

No soy yo quien lo defienda, pero sí quien lo entienda, porque parece que cada expresión u opinión que hagas la tienes que medir minuciosamente para no ser tachado de nada. Hemos vuelto en cierta medida a épocas ya olvidadas en las que en la eras de un bando o de otro y en eso parece que hemos avanzado, ya que en la política se ven ya cada vez menos casos de los que eres de un lado o del otro. Pero conforme avanzamos en unas cosas, retrocedemos en otras. Yo soy periodista y si mi mujer es atleta de élite y al día siguiente tiene una prueba y mi hijo llora, esa noche creo que lo lógico es que me encargue yo de él, porque en mi trabajo me veré menos perjudicado que ella. Espero que no me tachéis de nada por ello.

La mujer tiene que tener los mismos derechos o más que el hombre, eso es evidente, pero no veamos cosas donde no las hay.

Comentarios