Inicio Opinión Los guerreros de Lidio Jiménez

Los guerreros de Lidio Jiménez

Dudé en un principio si escribir estas líneas como un artículo de opinión o como información. Finalmente decidí hacer lo segundo para poder hacerlo un poco más personal.

Este viernes llegaba una gran noticia para el Incarlopsa Cuenca, anunciaba la renovación por dos años de su entrenador Lidio Jiménez. Después de siete años como primer entrenador y media vida en el club, seguirá ligado al equipo, a la ciudad, a una ilusión y a la idea de seguir haciendo historia.

Siete años lleva que han dado para mucho, tras un primer año cargado de sufrimiento por un final inesperado por las lesiones de Balaguer, Mendoza y Pérez-Ortiz, llegó la mejora temporada tras temporada. Ese año quizás fue el de mayor aprendizaje para Jiménez y desde ahí comenzó a crear su equipo a imagen y semejanza, es decir, cargado de carácter, intensidad y amor no solo por el Ciudad Encantada, también por la ciudad.

Ha sido capaz de ir fichando jugadores casi desconocidos que se han ido haciendo grandes al mismo ritmo que iba creciendo el equipo, llegando a llevarlo dos veces a recorrer Europa. Ahora cuando se despiden los jugadores que se van todos te dicen tres palabras: afición, Cuenca y Lidio.

Fotografía: Arrate Morales

Los que llegan a los cuatro días dirán lo mismo y el objetivo continuará también de manera similar. Ya no solo vale el ganar, también el transmitir, porque el propio Lidio y el equipo va de eso, de saber transmitir a los que están en el pabellón, a poner en el campo todo lo que tienen e ilusionar con hacer grandes cosas. Me acuerdo de una arenga antes de un partido a sus jugadores que me marcó, les comentaba que mucha gente tenía diferentes problemas personales y que ir a verlos un partido a ‘El Sargal’ podía ser la alegría de la semana para ellos, y que por toda esa gente también tenían que dejarlo todo.

Ahí te das cuenta cuando alguien no solo piensa por él, por seguir creciendo personalmente, está pensando por todos los que le rodean.

Quizás lo fácil para Jiménez hubiera sido salir, poca gente es profeta en su tierra y él a través de logros ha conseguido el respeto de toda una ciudad y de toda una Liga Asobal.

Dos años más es un regalo para el club y para la ciudad y si hay alguien importante en este proyecto es el propio Jiménez y el presidente Isidoro Gómez, porque todos nos hemos hecho ‘guerreros de Lidio’ y ya no son tan sorprendentes las camisetas y las sudaderas con el ‘Uno di noi’ con la cara de un entrenador que ha marcado la época más dorada del club y que espera poder seguir dando alegrías.

La pasión, el corazón y el trabajo de Lidio hará el resto.

Comentarios