Inicio Noticias Raqueta El gran sueño americano de la tenista Laura Ortega

El gran sueño americano de la tenista Laura Ortega

Laura Ortega

La joven jugadora conquense, de 20 años, está en Estados Unidos gracias a una beca, donde estudia Psicología a la par que mejora su nivel

Allá por 1931, el historiador estadounidense James Truslow Adams, quien hablaba en su libro «The epic of America» de la igualdad de oportunidades para todas las personas, basándose en las habilidades y el trabajo de cada una de ellas, sin importa cual fuera su procedencia o su estatus social. Básicamente, el sueño americano, «the American dream». 85 años después, una conquense se ha lanzado al otro lado del charco para vivir el suyo propio.

Se trata de Laura Ortega, quien se ha forjado como tenista en Nuevo Tenis y cuya valía le ha llevado a ser una de las becadas en la Keiser University, situada en Fort Lauderdale, «la Venecia de América», una ciudad de unos 200.000 habitantes situada en el estado de Florida. Allá llegó en enero, tras más de un año formándose para llegar lo más preparada posible, tanto a la hora de entender la lengua como para sus estudios. Cursa Psicología, estudios que quiere ampliar en un futuro con Criminología.

Su vida ha cambiado radicalmente en apenas seis meses, justo los que ha estado en Estados Unidos. Llegó al segundo semestre, pero desde el principio notó los cambios, tanto deportivos como en su día a día. «Todo es totalmente diferente», responde a cualquier comparativa entre España y Estados Unidos. Por ejemplo, el mimo a los deportistas. «Se les quiere mucho, se les dan muchas equipaciones, zapatillas, etc… Por ejemplo, yo siempre era de llevar las zapatillas hasta el final, y allí en cuanto me las ven un poco desgastadas me dan otras», argumenta. Por otro lado, en cuanto a estudios, «está muy bien organizado el deporte con las clases. He faltado mucho a la Universidad porque tenemos muchas competiciones, pero te respetan y te cambian los exámenes o trabajos».

Laura Ortega

Y es que la joven tenista de 20 años está en una Universidad donde prácticamente todos sus estudiantes están becados en alguna modalidad deportiva, con muchos estudiantes chilenos, argentinos, portugueses… e incluso conquenses, ya que en la misma universidad está Julián Sarrión, deportista que se marchó becado en primera instancia por su nivel de golf aunque su buen hacer en el tenis le ha llevado a estar becado en esta modalidad.

También es distinto a la hora de compaginar estudios y entrenos. «En Estados Unidos, teníamos físico por la mañana, aunque no siempre. Luego tenía las clases y por la tarde unas dos horas o dos horas y media de entrenamiento». Y si diferentes son los estudios, también lo son los partidos y competiciones. En el país americano hay dos torneos muy importantes, las Conferencias y los Nacionales, en los que se enfrentan entre estados y con equipos de todo el país respectivamente, según el nivel que hayan demostrado en los partidos previos. El equipo de Laura, formado por ocho tenistas, acabó segundo en su conferencia, mientras que realizó un buen papel en los Nacionales.

A la hora de competir, comenzó con dudas sobre si era válida para estar en esa situación, pero pronto se demostró que tiene mucho tenis en sus manos. «Iba con dudas, porque llevaba mucho sin competir en España. Al principio no jugaba mal, pero no estaba al 100%, pero con el paso del tiempo sí que me he notado muchísimo mejor», cuenta Laura. Los partidos entre universidades son 9 puntos, de los cuales los tres primeros corresponden a partidos de dobles y los seis restantes a individuales. Por ese motivo ha conocido otro cambio importante respecto a España. «Yo nunca jugaba dobles, y son súper importantes. Si empezamos 3-0 perdiendo, es muy difícil remontar. A nivel psicológico, te hace algo de mella. Me veía descolocada en esa modalidad».

Su forma de jugar también está cambiando. Acostumbrada a ser un tipo de jugadora que mete «muchas bolas, que cansinea al rival, de moverlo», ahora tiene que jugar de una forma más agresiva. «A nivel tenístico, se trabaja mucho la volea y los dobles, lo que en España no se da tanta importancia. Cava vez es más agresivo, pero no tanto como en Estados Unidos», resalta. Si bien la forma de entrenar es distinta, Laura prefiere el método español, «porque trabajamos más cosas, como velocidad coordinación… En Estados Unidos suele entrenarse más la potencia».

Tras su primer semestre, ha regresado a Cuenca, aunque volverá a Estados Unidos una vez acabe el verano, para iniciar el nuevo curso, el que será su primero completo en Estados Unidos, aunque no quiere pensar más allá del día a día. «¿El futuro? Es un poco carpe diem, miro el presente. Me veo en esta Universidad en Florida, por lo menos el siguiente semestre. Me veo en Estados Unidos, pero aún no lo sé». Lo que sí tiene claro es que se trata de una «experiencia positiva».

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here