Inicio Reportajes Mijail Tal, un ajedrecista revolucionario

Mijail Tal, un ajedrecista revolucionario

Foto: CheesBase

Mijail Tal es hoy considerado como uno de los mejores ajedrecistas de la historia y, curiosamente, no por sus resultados. Tal no cosechó malos registro, pero en momento donde la máxima del ajedrez era “seguridad ante todo”, consiguió revolucionar el panorama por su juego creativo, por la pasión hacia el ataque, por los sacrificios que realizaba y por la dificultad de sus tácticas.

Tal nació en Riga (Letonia) en 1936 y pronto, gracias a las enseñanzas de su padre comenzó su andadura en el deporte de las 64 casillas blanquinegras. Con tan solo 17 años se proclamó campeón de Letonia y posteriormente tras ganar al campeón de Bielorrusia, Vladimir Saigin, obtuvo el título de Maestro de la URSS. Cuatro años después, en 1957, y a pesar de su juventud logró llevarse el campeonato absoluto de la URSS, torneo superado en prestigio únicamente por el campeonato del mundo.

En 1960 se consolidó como el campeón del mundo más joven de la historia -Kasparov, décadas más tarde se haría con este récord-. Al año siguiente Botvinnik, revalidó el título mundial en un partido de revancha en el que se dice que Tal ya comenzaba a sufrir fallos renales y eso fue lo que le llevó a la derrota. Aunque él nunca excusó su derrota a los problemas de salud que sufría.

Tail, despreocupado de sus problemas de salud, acudió al Torneo de Candidatos de Curacao en 1962 como principal favorito por los buenos resultados que estaba cosechando, pero, sobre todo, por el juego y las tácticas que realizaba en el tablero. De nuevo, los fallos en su riñón le provocaban a Tail cometer graves errores pasadas las cuatro horas de juego y forzaron su retirada en la cuarta y última vuelta del torneo.

Tail, entre 1973 y 1974, mientras veía cómo se agudizaban sus problemas de salud durante la siguiente década continuaba practicando el deporte que tanto amaba de hecho consiguió un récord que tardó más de 40 años en batirse; el jugador con más partidas seguidas invicto con un total de 95. Hasta que el jugador chino Liren Ding arrebató este noble título de 2017 a 2019.

Finalmente, Mijail Tal falleció el 28 de junio de 1992 a los 56 años por los problemas de salud que arrastraba desde hacía tiempo provocándole una insuficiencia renal que le provocó el ‘jaque mate’ final al “Mago de Riga”.

Pero si por algo será recordado Tal no será por los problemas de salud con los que convivió gran parte de su vida. Será recordado en el mundo del ajedrez por su forma de juego, por sus ataques indiscriminados y por el estilo creativo que le caracterizaba. Además, quien lo conocía afirmaba que no sólo era grande moviéndose por el tablero, si no que fuera de él era una persona amable con un gran humor que tenía excelente relación con algunos de sus rivales. Dejó algunas anécdotas graciosas -como la del hipopótamo o cuando reapareció después de que le dieran por muerto-, pero, sobre todo, será recordado por ser un ajedrecista revolucionario.

Comentarios