Inicio Cuenca Cultura Dos obras maestras de la música religiosa anticipan la Semana Santa en...

Dos obras maestras de la música religiosa anticipan la Semana Santa en el Auditorio

58 Semana de Música Religiosa de Cuenca. Teatro Auditorio. Conductus ensemble, Andoni Sierra, director
Cuando se aproxima la Semana Santa, llegan las obras maestras de la música sacra. Fundación Excelentia ha programado dos de ellas, imprescindibles: el apasionado Réquiem de Mozart y la monumental Pasión según San Mateo de Bach. El primero será el miércoles 4 de marzo a las 19:30 en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, con la Orquesta Clásica Santa Cecilia y la Sociedad Coral Excelentia de Madrid, bajo la dirección de Janos Kovacs y con Gloria Londoño, soprano; Daniela Vladimirova, mezzosoprano; Víctor Sordo, tenor e Ihor Voievodin, bajo. En la primera parte se ofrecerán, además, Schicksalslied, La canción del destino, Op. 54, de Brahms y la Sinfonía núm 5 “Reforma” de Mendelssohn.

 

La Pasión según San Mateo, de J. S. Bach, tendrá lugar, también en el Auditorio Nacional el viernes 6 de marzo, atención, media hora antes de lo habitual, a las 19:00. Será interpretado por la London Vienna Kammerorchester, la Sociedad Coral Excelentia de Madrid y la Escolanía del Sagrado Corazón de Rosales, bajo la dirección de Ilia Korol y con Elisabeth Breuer, soprano; Jan Petryka, Evangelist, tenor; Christoph Filler y Jesús Horst Lamnek, bajos y Marta Infante, mezzo.

 

Un encargo misterioso

 

El Réquiem de Mozart es una obra maestra coral cuya génesis está envuelta en el misterio, lo que hace que la pieza sea aún más fascinante y emocionante. Mozart no estaba en el mejor estado de ánimo cuando recibió una comisión anónima para componer una Misa de Réquiem. Su salud se estaba deteriorando y creía que había sido maldecido para escribir un réquiem para sí mismo, porque estaba seguro de que estaba a punto de morir. Asustado por la comisión, Mozart se lanzó obsesivamente al trabajo. Pero fue demasiado. Solo pudo completar los movimientos Requiem y Kyrie, y logró esbozar las partes de voz y las líneas de bajo para otras partes.

 

Mozart murió a los 35 años el 5 de diciembre de 1791, antes de que pudiera completar el trabajo. El pago ya se había recibido, y la viuda de Mozart, Constanze, temía que si el trabajo se entregaba incompleto, el cliente querría recuperar su dinero. Le pidió a Joseph Eybler que terminara la partitura, pero aparte de orquestar la música siguiendo al Kyrie, le pasó la tarea al alumno de Mozart, Süssmayer, a quien el compositor le había dado instrucciones detalladas sobre cómo terminarla. Süssmayer copió todo el puntaje completo en su propia mano, haciendo prácticamente imposible determinar quién escribió qué, y se lo entregó al extraño.

 

Independientemente de quién escribió qué partes del Réquiem todavía suena maravillosamente. Como el Réquiem de Mozart estaba inacabado en el momento de su muerte, pasó a la historia rodeado de un aura de leyendas. Pero aparte de todos los mitos, su belleza permanece. Una pieza gravemente solemne y trascendente…

 

Un monumento al espíritu humano

 

La Pasión según San Mateo es una de las concepciones más monumentales del espíritu humano. En algún momento de la Edad Media, las iglesias cristianas comenzaron a considerar la Semana Santa como el momento para contar la historia de la crucifixión de Cristo en la música. Esos comienzos fueron simples, versículos bíblicos configurados en simples melodías de canto, pero eventualmente culminarían en una de las composiciones musicales más ambiciosas de todos los tiempos.

 

Cuando JS Bach escribió su Pasión de San Mateo en la década de 1720, la pasión, como forma musical, había crecido para permitir orquestas, coros y arias. Pero incluso para el estándar de la pasión barroca, la Pasión según San Mateo es excepcional por su riqueza musical y su gran alcance.

 

Musicalmente, la partitura es de longitud imponente y requiere una doble orquesta y un coro doble. Las texturas musicales van desde el contrapunto complejo hasta los himnos simples. Dramáticamente, el punto de vista cambia regularmente, desde la narrativa del Evangelista, a las palabras reales de Jesús y sus discípulos, a reflexiones que hablan por el creyente individual. Pero en las manos de Bach, el efecto que produce la Pasión no es el de un collage brillante, sino una sola meditación sombría y sostenida, apropiada para un trabajo que se realizó por primera vez como parte de un servicio religioso.

 

Los estudiosos creen que la primera actuación de la Pasión de San Mateo pudo haber sido en 1727. Ciertamente se realizó el Viernes Santo de 1729, y tal vez en varios otros servicios del Viernes Santo durante la vida de Bach. Luego cayeron las representaciones hasta 1829, cuando Félix Mendelssohn la revivió triunfalmente, cristalizando un renacimiento de interés en Bach que creció durante todo el siglo XIX y aún continúa.

 

El texto de la pasión fue creado por el escritor alemán Christian Henrici, quien escribió bajo el seudónimo de Picander. Al igual que Bach, vivió en Leipzig, y se cree que él y Bach trabajaron estrechamente juntos en el texto. Hay tres hilos en el texto: el texto real del libro de Mateo; La propia poesía de Picander; y los himnos o corales preexistentes, que Bach incorpora en la partitura, que sus primeros oyentes habrían reconocido inmediatamente.

 

Sobre Fundación Excelencia

 

La Fundación Excelentia es una fundación privada sin ánimo de lucro que desarrolla sus actividades en el campo de la cultura. Nace para contribuir a la promoción del patrimonio lírico-musical e impulsar la creación y representación de las artes musicales en todas sus variedades adoptando y aunando las iniciativas necesarias para que se cultiven en libertad y perfeccionamiento permanentes. Son objetivos primordiales de la Fundación la difusión y divulgación de la música y el cultivo de nuevos valores musicales. Entre sus actividades fundamentales se encuentra la organización del Ciclo de Conciertos Excelentia que tiene lugar en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid. Promocionando este ciclo la Fundación pretende acercar la música de calidad a todos los públicos con un amplio repertorio.

 

Además de su apuesta por hacer llegar la música clásica y otras músicas a todo tipo de públicos en distintos lugares de España, la Fundación tiene un fuerte compromiso social y por eso organiza también seminarios, mesas redondas, simposios, conferencias, concursos y cualquier otro tipo de reuniones sobre los temas que constituyen los objetivos de la Fundación. Así mismo, y para el mejor cumplimiento de sus objetivos, la Fundación Excelentia desarrolla un fuerte proyecto educativo que incluye conciertos pedagógicos para niños, ayudas para la formación musical, cursos de música para niños y conciertos benéficos. En su búsqueda comprometida a través del arte y consciente de que la música es un lenguaje para la paz, la Fundación Excelentia desea transmitir a través de su trabajo los valores universales de la armonía y la escucha que tanto ennoblecen al ser humano.

 

Abonos a la carta

 

Fundación Excelencia propone sus singulares Abonos a la Carta que ofrecen, entre otras cosas: Flexibilidad: Por ser abonado, y en caso de que no puede asistir a alguno de los conciertos, le canjean su entrada por cualquier otro concierto organizado por la Fundación Excelentia de la temporada 19/20. Suscripción Revista: Por ser abonado, le envían gratuitamente por correo postal la anualidad completa de 6 números de la Revista Premium “Excelentia: Music & Art”, con toda la información de actualidad de la Música Clásica y las Artes en general (ópera, danza, pintura…). Descuentos para Conciertos Extraordinarios: Por ser abonado, se dispone de descuentos especiales para los siguientes conciertos extraordinarios: En el Auditorio Nacional: 6 marzo 2020 19:00h “La Pasión según San Mateo”; 7 mayo 2020 19:30h “Gala de Zarzuela”

 

Adquisición de entradas: A través de reservas@fundacionexcelentia.org o llamando al teléfono: 91 4574061 / 91 4583089 y a través de Internet.

Comentarios