Inicio Baloncesto Primera Masculina El CB Cuenca Masculino da un golpe sobre la mesa tras vencer...

El CB Cuenca Masculino da un golpe sobre la mesa tras vencer a un poderoso Grupo 76-Alkasar (58-52)

El preludio de un posible primer enfrentamiento de play-off daba comienzo en la Esperanza Calvo y los locales demostraban galones en defensa desde el inicio. En los primeros compases del encuentro, el técnico conquense cambiaba el planteamiento y Pinedo salía desde el banquillo para ganar centímetros en la pintura. Dicho y hecho, el reajuste táctico daba frutos y Ruipérez abría el marcador.

A ambos equipos les costaba entrar en el partido. Los de Jaime Muñoz empezaban acelerados en ataque, apostando por lanzamientos de tres demasiado precipitados. La poca fortuna desde la línea de tres se sumaba al acierto alcazareño, dejando un parcial inicial de 2-9 para los visitantes. Un tiempo muerto del míster conquense hacia borrón y cuenta nueva para una plantilla que volvería al movimiento de balón y la seriedad defensiva a la que acostumbra en esta segunda vuelta. Dos triples de Cifu y el poderío en la zona conquense lograban sacar de la mala dinámica al equipo, logrando un igualado 12-16 al final del primer cuarto.

Ya con el guion del partido claro, los de Jaime Muñoz empezaban a sentirse cómodos en cancha, ante un cuadro visitante que carecía de ideas en ataque. Algunos despistes defensivos evitaban una mayor distancia en el marcador para los locales, que conseguían remontar y sacar una distancia de seis puntos. Bruno y Sergio entraban en el quinteto, aumentando aún más el ritmo en ambos lados de la pista. Pese a la falta de centímetros, Bruno metía intensidad, culminando dos fugaces contraataques que se sumaban a un gran movimiento de balón para aumentar distancias. De este modo, los conquenses enmarcaban un parcial de 9-0 a dos minutos del desenlace del segundo asalto.

El duelo se convertía en un correcalles en los últimos minutos del cuarto. Tras una gran recuperación local, un gran movimiento de bola caía en manos de un Jesús que no perdonaba desde la línea de tres, cerrando sobre la bocina una preciada diferencia de diez que dejaba el 33-23 al término de la primera mitad.

El tercer periodo daba comienzo con los alcazareños subiendo una marcha en defensa. El ciudadrealeño Santi Leal se inventaba un dos más uno que indicaba la falta de concentración local. Tras otra gran canasta visitante bajo el aro, Jaime Muñoz volvía a tirar de un tiempo muerto que sería efectivo para los suyos. Las distancia se recortaba a tan solo tres puntos y la mala dinámica volvía a mostrarnos a un CB Cuenca precipitado en el lanzamiento y falto de ritmo. Grupo 76-Alkasar paliaba la falta de velocidad que le había condenado en la primera mitad, logrando poner contra las cuerdas a su rival. Un triple de Rubén Bruno reducía la distancia a un punto y la intensidad de ambos planteles daba paso a un partido más duro bajo los aros. Los de Jaime Muñoz lograban sobrevivir al estado de forma de su rival, salvando los muebles con un 40-37 a su favor para dar paso al último asalto.

Las espadas continuaban en todo lo alto y Sergio contrarrestaba tres puntos visitantes con un gran lanzamiento desde la esquina. Un impotente cuadro alcazareño pedía tiempo muerto, ya que no lograba imponerse como en el cuarto anterior. Los conquenses mantenían distancias, demostrando sangre fría, sin recaer en lanzamientos precipitados. De este modo, lograban acumular un parcial de 9-5 al inicio del último cuarto.

Los alcazareños empezaban a presionar en toda la pista frente a un cuadro local que abusaba de faltas en la pintura. Santi se echaba el equipo a la espalda, liderando el movimiento de balón frente a la asfixiante presión de su rival. Los conquenses no se achantaban y subían revoluciones en defensa. Su desempeño daría frutos de inmediato y un magistral Sergio anotaba cinco puntos en apenas segundos (un triple desde la esquina y una penetración al aro tras robo), dando un golpe sobre la mesa para ampliar la distancia a ocho puntos.

El ocaso del duelo llegaría con ambos planteles cargados de faltas, pero los alcazareños no aprovecharían los tiros libres, manteniendo la misma distancia a un minuto del final. Otra gran canasta al contraataque de Sergio, seguido de unos pasos de Asenjo, sentenciaban a un Grupo 76-Alkasar que no logró acercarse a la remontada.

Con un marcador final de 58-52, los de Jaime Muñoz culminaron uno de sus grandes encuentros en la categoría. Salvo algunos compases del primer y tercer cuarto, el CB Cuenca estuvo un escalón por encima, frente a un conjunto alcazareño que puso las cosas difíciles a base de coraje y grandes individualidades. Con una defensa férrea y una juego en equipo trabajado, los conquenses han madurado su juego, puliendo errores y llegando al tramo más importante de la temporada en su mejor momento.

Comentarios