Inicio Noticias Baloncesto Victoria con broche final cargado de épica que vale la permanencia del...

Victoria con broche final cargado de épica que vale la permanencia del Basket Quintanar (76-74)

Foto: Basket Quintanar

Sin dar pie a especulaciones y a posibles carambolas de arrastre. El Basket Quintanar no quiso dejar su futuro en manos del azar y logró una victoria por 76-74 ante el Doña Ramoncita CB La Solana que certifica su permanencia en Liga EBA. Una victoria cargada de importancia por el fondo de la cuestión, pero también por la forma en la que llegó, pues no tuvo nada que envidiar al guion de una película con final feliz para los conquenses.

Los de Juan Carlos Navarro tenían la permanencia prácticamente sellada debido a su mejor average respecto al resto de rivales, pero sí existía una posibilidad de pérdida de categoría ante posibles arrastres. Esa probabilidad hizo que los quintanareños, arropados por el ambiente de los suyos en el Ángel Lancho, salieran de inicio como un huracán. «Estuvimos muy bien en defensa y muy fluidos en ataque, todos los jugadores aportaron y eso se reflejó en el marcador al descanso», declaraba tras el partido el técnico del Basket Quintanar. Y no le faltaba razón, tras dos cuartos el Basket Quintanar comandaba el electrónico por 43-29, nada más y nada menos que 14 puntos de diferencia.

«La segunda parte ha sido la otra cara de la moneda», explicaba Navarro. Bien fuera por «exceso de relajación» o por «nervios», la amurallada defensa local comenzó a derrumbarse ante la creciente visión de remontada del conjunto solanero. Tras un tercer cuarto donde recortaron diez puntos de diferencia (parcial de 12-22), los visitantes se metieron en el partido hasta el punto de empatar el choque a falta de menos de siete minutos para el final.

De ahí hasta la conclusión, cada canasta valió oro. La Solana puso el miedo en el cuerpo cuando Kane anotó el 65-67, poniendo a su equipo por delante en el marcador. Andrade Rossi anotó dos tiros libres para empatar de nuevo el partido con solo 20 segundos de tiempo restante y, tras el tiro fallado de los visitantes en la última acción, se llegó al tiempo extra.

En la prórroga la tensión y las emociones flotaban en el ambiente del Ángel Lancho. El visitante García ponía el 73-74 a 22 segundos, pero el pabellón estalló con la respuesta del triple de Andrade (el mejor del Basket Quintanar con 19 de valoración, 11 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias) para hacer el definitivo 76-74. «En una jugada donde nos hacen un 2+1, el rival falla el tiro libre extra, cogimos el rebote y faltando pocos segundos llegamos muy rápido a canasta rival, dividimos al contrario, las ayudas funcionaron y conseguimos un tiro liberado con la suerte de que entró y nos dio la victoria», señalaba Navarro.

Una explosión de júbilo y alegría que certifica una temporada más la presencia del Basket Quintanar en Liga EBA. «Son partidos muy sufridos, hasta el último segundo del último partido de la temporada», declaraba el entrenador del conjunto quintanareño. «Estamos contentos y tranquilos después de conseguir la permanencia. Ha sido una temporada para aprender. Se lo he dicho antes del partido a los jugadores, sabíamos que si conseguíamos esa victoria, pese a todos los momentos malos, íbamos a recordarlo de otra manera y nos iba a servir para crecer y tomarlo como un aprendizaje en el deporte y en la vida», añadía Navarro con notable emoción en sus palabras tras el sufrido triunfo, agradeciendo el «tremendo esfuerzo» de sus jugadores por lograr el objetivo: «Son unos competidores natos».

Comentarios