Inicio Balonmano Liga ASOBAL El Incarlopsa Cuenca se aferra al meta Ante Grbavac y remonta ocho...

El Incarlopsa Cuenca se aferra al meta Ante Grbavac y remonta ocho goles en la segunda mitad en Pamplona (30-31)

Se acaban los adjetivos para el Incarlopsa Cuenca. Parece que cada vez buscan nuevos retos y, en esta ocasión, fueron capaces de remontar ocho goles en la segunda mitad para acabar imponiéndose en campo del todopoderoso Helvetia Anaitasuna. Otros equipos se hubieran dejado ir, pero los de Lidio Jiménez están hechos de otra pasta. Cada temporada sucede igual con sus equipos, por lo que habrá que empezar a valorar al técnico como lo que es: uno de los mejores técnicos españoles de la actualidad.

La primera parte el Incarlopsa Cuenca no rayó a buen nivel, con un Thiago Alves que tardó 29 minutos en ver puerta y solo sujetados ofensivamente por Fede Pizarro. Cuando se le fue la magia al argentino, que sucedió a la par que apareció el meta local Marcos Cancio, los navarros se fueron en el marcador. Lo que hasta entonces era un partido equilibrado se resolvió del lado local, que fueron sumando goles en su haber ante un inoperante Incarlopsa Cuenca. Así, al descanso el marcador era de 18-13 y con las sensaciones de que mucho tenía que mejorar el conjunto conquense para rascar algo positivo en Pamplona.

Pero si malo había sido el final de la primera parte, peor fue el arranque de la segunda. El Helvetia Anaitasuna hizo y deshizo a su antojo, muy cómodo sobre el parqué de La Catedral, hasta el punto de colocarse ocho goles arriba. El partido pintaba muy mal para los conquenses, pero emergió la figura del meta balcánico Ante Grbavac, auténtico héroe de una histórica remontada.

El portero las paró de todos los colores. De seis metros, lanzamientos de siete, de penalti, desde el extremo… Fue un muro insalvable para los navarros, que vieron cortada su productividad ofensiva de raíz. Esto hizo que sus compañeros creyeran en lo que hasta entonces parecía imposible: puntuar en Pamplona. Y la ventaja se fue reduciendo de manera drástica hasta que, a falta de cinco minutos para el final, el marcador era de empate.

Hasta en dos ocasiones tuvo opción de ponerse por delante el Incarlopsa Cuenca, pero hubiera sido demasiado fácil. Los conquenses se esperaron a que una exclusión (Doldán) y posesión rival (entonces ganando de uno) para ponerse por delante. Primero, Thiago se hizo fuerte en el centro para arrasar con su defensor y poner el empate a 29, para después la defensa forzar una pérdida rival y, tras una larga acción, conectar en el pivote con Pozzer y poner el 29-30. Quedaban dos minutos y en un suspiro, volvía a igualar Edu Fernández.

El Incarlopsa Cuenca alargó su ataque y encontró hueco en la zona de pivote, para rascar un penalti que transformó Nacho Moya (muy seguro toda la tarde) y colocar el 30-31 a falta de un minuto. La aguerrida defensa final de los conquenses, conscientes de todo lo que habían remado para remontar, fue una muestra del hambre que tienen estos leones. Pararon las acometidas del Helvetia Anaitasuna y el minuto se hizo largo, pero sin que pusieran en peligro a Grbavac. El intento final fue un libre directo que se marchó fuera, por lo que los puntos se marchan hacia Cuenca tras una histórica remontada.

Segunda victoria para los de Lidio Jiménez, si bien esta victoria no es solo de dos puntos, sino un triunfo a la fe, a la constancia, a la perseverancia, al trabajo, al compromiso y al esfuerzo. Un triunfo para demostrar que hay equipo. Un triunfo que sabe a gloria. Un triunfo marca de la casa.

FICHA TÉCNICA

Compartir en Whatsapp
Enviar por email

Mostrar comentarios
Incarlopsa Cuenca venció a Helvetia Anaitasuna (30-31) en un emocionante final tras remontar un partido que tenía perdido con ocho goles de desventaja, losa a la que los hombres de Lidio Jiménez supieron sobreponerse con una gran segunda mitad.

Durante gran parte de la primera mitad ambos conjuntos impusieron un ritmo de juego alto para disfrute de los asistentes al primer partido del año en la Catedral. La buena defensa de Cuenca obligó a Anaitasuna a sacarse su as de la manga. Cuando existían problemas para penetrar, el jugador revelación de la pasada Liga Sacyr Asobal, Ander Izquierdo finalizaba las jugadas con sus clásicos misiles que sorprendieron a Samuel, portero visitante que tuvo un buen papel durante la primera mitad.

El ciclón Anaitasuna pasó por Pamplona durante los últimos diez minutos de la primera parte. Este vendaval impuso un juego directo y rápido que consiguió poner la máxima en el marcador (17-11) gracias a la gran actuación de un Marcos Cancio en estado de gracia con salvó a su equipo con numerosas paradas de mérito.

Lidio Jiménez pidió su tercer tiempo muerto a los 4 minutos del segundo tiempo. Sus jugadores no podían parar las envestidas de Anaitasuna y el 22-14 ponían las cosas muy complicadas para los manchegos. La exhibición de Cancio no fue suficiente y los conquenses fueron remando con energía y fe hasta que su rival vio cómo la victoria comenzó a correr peligro.

Cuenca se puso a uno antes de empatar el duelo y ponerse por delante gracias al tanto de Pozzer a falta de dos minutos del final. Quique Domínguez no se lo podía creer. Su equipo había echado por la borda el gran trabajo de los primeros minutos con unos segundos 30 para olvidar.

FICHA TÉCNICA
30 – Helvetia Anaitasuna:
Bar (Cancio); Gastón (3 , 1p), Bazán (2), Edu Fernández (2), Meoki, Ganuza (3), Del Arco (5); Etxeberria (3), Héctor González (1), Aitor García (1), Chocarro (1), De Souza Pereira (2, 1p), Izquierdo (7), Albizu, Bonanno.

31- Incarlopsa Cuenca: Samuel Ibáñez (Grbavac); P. Simonet (2), Moya (5), Bulzamini, Mach, Thiago (4), Doldán (2), Guzmán; Hugo López, Pratner, Fernández (4), Pozzer (4), Pizarro (10), Colmena, Nazaré.

Parciales cada cinco minutos: 4-3, 5-6, 8-7, 10-9, 15-11, 18-13, (descanso), 22-15, 25-18, 26-22, 27-25, 28-28, 30-31.

Árbitros: Colmenero Guillén y Rollán Martín . Excluyeron a Bazán, Aitor García (dos veces), Bonano y Chocarro por el Anaitasuna y a Mach, Pozzer y Bulzamini por el Incarlopsa Cuenca.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Sacyr Asobal en el Pabellón Anaitasuna ante 600 espectadores.

Comentarios