Inicio Noticias Fútbol La problemática de La Fuensanta: césped natural o artificial

La problemática de La Fuensanta: césped natural o artificial

La preocupación en la Unión Balompédica Conquense es máxima. Después de que saltara a la luz la posibilidad de que La Fuensanta se convierta en un campo de césped artificial, la realidad es que la instalación municipal se encuentra ahora mismo en un punto muerto. No hay visos de arreglarse y la pregunta de si cambiar el tipo de superficie de campo podría prolongar su arreglo durante toda la temporada. Si se decide hacer de césped artificial, el Conquense ni ningún otro club que así lo solicitara (por ejemplo, el Juvenil División de Honor tenía previsto jugar en La Fuensanta) podrán jugar esta temporada en la instalación. Si se continúa con césped natural, los trabajos serían arduos pero la instalación estaría disponible antes, si bien las previsiones tampoco son halagüeñas y, probablemente, no podría utilizarse en lo que resta de 2021.

Esta situación no es nueva. El que ahora se haya hecho público esta información tras una reunión mantenida entre Ayuntamiento y Conquense no significa que fuera este martes cuando se pusiera en conocimiento, sino que este verano, desde el IMD ya se trasladó esta posibilidad al club balompédico en las diferentes reuniones que tuvieron, eso sí, de manera informal.

El equipo balompédico y sus aficionados ya se posicionaron en contra en redes sociales. No entienden que el campo principal de la ciudad no sea de césped natural, lo que sería una situación insólita respecto a otras ciudades. Además, desde el club apremiaron al Ayuntamiento para que arreglara el campo con la intención de jugar como locales en la jornada 2 (ya solicitaron empezar la liga a domicilio para ganar tiempo en este aspecto), pero finalmente tendrán que jugar en el Cristina Martínez.

En Cuenca, ya solo quedaría el mencionado Cristina Martínez como campo de césped natural, pero es una instalación que utiliza el Club Rugby A Palos y que, por ejemplo, para el 8 y 9 de octubre estará copada por el atletismo a raíz del Campeonato de España por Federaciones Autonómicas sub 16 (fecha en la que el Conquense debería recibir al Guadalajara).

Desde el Ayuntamiento, este martes ya comunicaron que, de una manera u otra, el césped había que cambiarlo por su estado y el importante problema que hay en el riego. El alcalde, Darío Dolz, también indicaba que «la celebración de los conciertos han servido para que se hayan llevado a cabo importantes mejoras en el Estadio, como la adecuación de vestuarios y aseos, señalización de emergencia, renovación de extintores, mejoras en los accesos y salidas, y finalización de la iluminación».

Justo el año en el que la iluminación parecía, por fin, llegar a su punto final, aparece el problema del césped. Sea como fuere, La Fuensanta parece una instalación maldita.

¿Soluciones?

En su día, la anterior directiva del Conquense y el Partido Popular, entonces en el equipo de Gobierno, hablaron de una posible concesión del campo municipal al club y que estos se encargaran de su gestión. Con la situación actual, no puede descartarse que sea una de las alternativas.

Otra de ellas sería reparar el césped natural, impracticable en estos momentos (basta con ver la foto que ilustra el artículo), por lo que replantear la hierba llevaría un tiempo aunque sí permitiría que estuviera en este curso deportivo. Es por eso que esta siembra se suele hacer en verano, periodo en el que los campos de este tipo no suelen utilizarse debido a que sus equipos están descansando o iniciando la pretemporada.

La tercera opción es la nombrada de colocar césped artificial. Si bien su instalación es rápida (en torno a dos semanas-un mes), al ser una instalación municipal habría que realizar todos los trámites administrativos (como elaborar el proyecto, los pliegos de condiciones, la licitación, plazos, créditos presupuestarios…) y este proceso se prolongaría en el tiempo, lo que dificultaría su uso en la 21/22.

Comentarios