Inicio Noticias Fútbol Yoshimura desata la euforia en el último suspiro para lograr el triunfo...

Yoshimura desata la euforia en el último suspiro para lograr el triunfo de la Balompédica sobre el Toledo (1-0)

Foto Alfonso Fernández

Dos históricos del fútbol castellanomanchego cruzaban caminos en La Fuensanta par aun partido con mucho en juego en las aspiraciones de ambos equipos: Por el Conquense, era vital recuperar la senda del triunfo después del inmerecido traspié de la jornada anterior en Cazalegas para seguir siendo líder sin mirar el marcador de su rival; por parte del Toledo, este partido suponía todo un match-ball por no dejar escapar al contrario en la carrera por el título.

Sorprendió Rober colocando de nuevo a Marco Recuenco por la banda y teniendo arriba la referencia de Javi Heranz y Antonio Fernández, con un Yuya Yoshimura acompañando a Pablo Olivares para sentar verdadera cátedra de dominio en la medular. Lo del villardolense fue una ‘masterclass’ de dominio y recuperación de balones, aplaudida en varias ocasiones por el público de La Fuensanta.

Fue el Conquense quien comenzó a perder el respeto por el rival y a acercarse más al área contraria, pero no fue hasta el minuto 20 cuando se provocó verdadero peligro. Primero Antonio, tras un saque en corto de libre directo, soltó un zapatazo bestial que se fue rozando el travesaño. Después le llegó el turno a Coba que buscó la escuadra con un tiro originado tras un corte de Iván González, pero la parábola fue demasiado abierta y no hubo premio.

Con el paso de los minutos, esta dinámica no hizo sino incrementarse. Y es que Raúl Bernabéu hizo acto de presencia no por sus paradas, sino por un tremendo pase en largo que rebañó Coba al defensor, pero no puso el pase correcto a Yuya que esperaba en el centro del área para acribillar la portería del Toledo. Por la contraparte, Yelco tuvo que intervenir hasta el último suspiro del primer tiempo, saliendo del área para despejar con la cabeza un pase de Yoshimura que aguardaba el remate de Antonio Fernández.

El partido “explotó” justo a la vuelta de vestuarios. A los pocos minutos de reanudarse el juego Hervás Muñoz mostró una clara segunda amarilla a Theo, jugador del Toledo, que le costó el camino a la ducha antes del final.

Con uno más lo intentó sin cesar el Conquense por medio de Javi Heranz, de talón tras recibir un pase de Marco Recuenco, y otra que levantó a media tribuna fue el remate de Luca Lohr en un saque de esquina. El central del Conquense cabeceó cruzado y la pelota se fue rozando el palo del marco visitante.

Pasada la hora de juego, Gutiérrez dio entrada a Jairo por Javi Heranz y Héctor Rubio por un Marco Recuenco “al que se le subieron los gemelos al paladar por el grandísimo esfuerzo”, tal y como señaló el técnico tras el partido. Antonio volvió a probar los reflejos de Yelco y en la acción posterior llegó una segunda expulsión del Toledo cargada de incredulidad.

La cometió precisamente un exjugador del Conquense, Gabri Salazar. El delantero fue a la presión de un balón que protegía Raúl Bernabéu. Para cuando el guardameta atrapó la bola, el jugador del Toledo lo arrolló incomprensiblemente por detrás. Hervás Muñoz no lo dudó y expulso al infractor dejando a su equipo con 9.

Pese a los más de 15 minutos que tuvo por delante el Conquense jugando contra nueve, el Toledo se plantó con dos líneas de cuatro muy compactadas. Esto provocó que el balón fuera prácticamente de banda a banda intentando encontrar el pase al hueco, siempre y cuando estuviera en movimiento, pues los últimos minutos hubo interrupciones constantes, incluido uno que terminó en la expulsión de Piochi en el banquillo toledano tras caer en el terreno de juego un segundo balón.

Gutiérrez se la jugó y metió un triple cambio con Fran Perujo, José Vega e Iván Rubio, que volvía a un partido oficial tras superar su lesión cervical. Pablo Olivares se quedó hasta de central mientras el Conquense lo intentó una y otra vez. Incluso el Toledo tuvo la oportunidad con un lanzamiento de libre directo que solventó Raúl Bernabéu con los puños.

En un añadido bronco y con los ánimos muy caldeados llegó la tan esperada jugada. Nació de las botas de Jairo Cárcaba, quien puso un centro que no llega a controlar Antonio Fernández. Cuando parecía que el balón se perdía de fondo apareció Yuya Yoshimura para hacer estallar La Fuensanta al unísono. Gol del japonés, el cuarto en lo que va de temporada.

Tras la celebración no quedó mucho tiempo para más. La Balompédica venció al Toledo y saca ventaja no sólo al equipo de Rubén Gala, que deja ya a 12 puntos, sino también a su inmediato perseguidor, el CD Cazalegas que empató (1-1) en Balazote y se queda segundo, con 42 puntos por los 45 del equipo de Rober Gutiérrez.

FICHA TÉCNICA

UB CONQUENSE (1): Bernabéu, Luca, Etxebe (Iván Rubio 79’), Parera (Fran Perujo 79’) Sergio Rodríguez (José Vega 79’), Pablo Olivares, Marco Recuenco (Héctor Rubio 62’), Yuya Yoshimura, Antonio Fernández, Coba da Costa, Javi Heranz (Jairo Cárcaba 59’).

CD TOLEDO (0): Yelco, Kupen, Iván González, Marcos González, Theo García, Piochi, (Pepe Delgado 60’), Rodri, Luis Peteiro, Angelito (Abraham 74’), Gabri y Chupi.

Árbitro: Hervás Muñoz asistido por Herrera Galan y Ramirez Santos. Por el Conquense amonestó a Javi Heranz, Adria Parera, Pablo Olivares y Jairo Cárcaba.  Por parte del Toledo amonestó a Rodri, Galán, Marcos González, Peteiro y expulsó por doble amarilla a Theo García y con roja directa a Piochi y Gabri Salazar.

Partido correspondiente a la 20ª jornada del Grupo 18 de la Tercera Federación. Estadio La Fuensanta, 850 espectadores.

Comentarios