Inicio Noticias Entrevistas Antonio Fernández, delantero del Conquense: “Como delantero soy ambicioso, pero a mí...

Antonio Fernández, delantero del Conquense: “Como delantero soy ambicioso, pero a mí lo que me preocupa es el ascenso del equipo”

El delantero del Conquense, Antonio Fernández, fue el autor del tanto de la victoria, 1-0, ante el Quintanar del Rey en el minuto 91. Un triunfo agónico de la Balompédica, pero merecido por las ocasiones de gol de las que dispuso, muchas de ellas desbaratadas por el portero Company.

Pasadas unas horas del triunfo balompédico, hablamos con Antonio del importante triunfo del domingo en La Fuensanta y de la trayectoria del equipo.

Antonio, ¿cuándo supiste que ese disparo desde dentro del área iba a ser el gol del triunfo?

– Antes de que llegara esa jugada, estábamos atacando bien la línea replegada del rival que, aunque jugara con un hombre menos, no era fácil por cómo está el terreno de juego, pero creo que lo hicimos bien porque tuvimos muchas ocasiones para marcar. Justo, en la última jugada, me la pasa Marco, me la echo a mi pierna izquierda porque lo normal es que pensaran en que le iba a pegar con la derecha, encuentro un hueco, le pego fuerte y me salió bien. No sabría decirte en qué momento pensaba en que llegaría el gol, pero haciendo las cosas bien, como las hicimos, lo normal es que llegase el gol.

Cuando se marca el gol de la victoria, en el minuto 91, ante un rival directo por el ascenso ¿qué pasa por la cabeza?

– La verdad es que es muy difícil explicar lo que pasa en esos momentos. Cada gol que marco lo veo como un momento único, más cuando se produce en el último minuto después de estar remando todo el partido, con ocasiones que no se aprovechan y ante un rival directo. Se daba todo y en casa, así que es un momento buenísimo.

Un minuto antes del gol, tienes una gran ocasión. Se resbala el defensa, te deja solo en el punto de penalti y la mandas muy por encima de la portería.

– No me esperaba el resbalón del defensa, pero conforme está el campo podría ocurrir, pero no me botó bien el balón, quise pegarle rápido después del ansia de estar todo el partido remando, y no consiguiendo el gol, y no soy preciso porque tuve un fallo técnico. Tampoco ayuda el campo, la verdad es que está fatal y, cada bote que da, hay que ir con mil ojos.

Hablando del partido, en la grada había la sensación de que, a pesar del buen juego del Conquense y de las ocasiones creadas, el partido terminaría empatado.

– La verdad es que sí, pero a mí como jugador, y como delantero en este caso, me preocupa más no tener ocasiones que generarlas y no materializarlas porque, en este caso, intervienen muchos factores, entre ellos, la actuación del portero suyo que hizo un partidazo. A mí me sacó una mano espectacular en la primera parte y por eso digo que, para mí, es mucho más grave el no generar ocasiones y no encontrar la forma de llegar con peligro, que no el no materializarlas porque, al final, con la gente que tenemos arriba va a ser muy raro el día que teniendo las ocasiones no las metamos, podemos tener un día malo, pero no será la tónica general.

Llevas 5 goles marcados. ¿Son más o menos de lo que esperabas a estas alturas de la liga?

– Soy muy ambicioso y siempre quiero más, pero he tenido muchos problemas físicos por las molestias en el isquio y he estado muchos partidos fuera. Por los minutos jugados, la cifra está bien, me sale a una media de un gol cada 135 minutos, prácticamente un partido. Lo que tengo que hacer es ponerme a tono, el descanso navideño me ha venido muy bien y ayudar al equipo en todo lo posible. Al final, prefiero que el equipo gane 1-0, y ser campeones, que ser el ‘pichichi’ y no ascender. Lo que me preocupa es el ascenso del equipo, aunque como delantero tengo que ser ambicioso y cuantos más goles meta, mejor.

Lo importante es que ya estás recuperado de esas molestias, ¿no?

– Sí, me encuentro mucho mejor. Seguramente, debería haber parado en algún partido, pero me cuesta mucho parar, ver como mis compañeros juegan y entrenan y yo no. También es verdad que, por no parar, no se han ido esas molestias.

¿Dónde has pasado las Navidades?

– En mi casa en Manzanares, descansando y haciendo los diferentes ejercicios que me han mandado el fisio y el preparador físico, para estar al cien por cien a la vuelta de la competición.

Cuando uno está acostumbrado a ser titular indiscutible, ¿cómo lo pasa en el banquillo?

– No es fácil de llevar.  Al final, el tener una plantilla con tanta competencia, sabes que, si un día no estás bien o tienes molestias, te toca verlo desde el banquillo. Tengo claro que, los minutos que esté en el campo, voy a darlo lo mejor posible porque sé que es bueno para el equipo. Al final, esta competitividad será buena para todos. Todos queremos ascender y que el club esté en la categoría mínima que se merece.

El próximo sábado, visita al Azuqueca. Otro rival que en su campo es muy difícil.

– La verdad es que es un campo bastante complicado. Llevo cuatro temporadas en esta liga y conozco todos los campos y a la gente que todavía no ha jugado allí se lo decimos, que es un sitio complicado. Es un campo especial, con césped artificial al que no estamos acostumbrados. Tenemos que adaptarnos rápido y competir como lo estamos haciendo porque seguro que nos irá bien.

Hablas de que el equipo no está acostumbrado al césped artificial, pero no sé si es mejor jugar en ese tipo de campos que en La Fuensanta, con césped natural, en las condiciones en las que se encuentra.

– Yo prefiero el artificial. El natural nos gusta a todos, pero si está bien. Si está como La Fuensanta, que no sabes cómo te va a botar, cómo poner el pie a la hora de golpear el balón, al final favorece mucho más al equipo no quiere proponer y no al equipo que juega en casa y que tiene que ganar.

La Balompédica lleva una buena trayectoria, le saca seis puntos al Quintanar que es el tercero, pero no es líder porque el Cazalegas está haciendo una gran temporada.

– Llevamos seis puntos al Quintanar, pero eso son sólo dos partidos, dos tropiezos que se pueden tener ante cualquier equipo y te pones tercero. Si seguimos esta dinámica, es muy difícil que enganchemos una racha negativa porque estamos compitiendo muy bien y en el equipo hay mucha calidad. Creo que, mientras mantengamos esta línea de trabajo, no van a llegar esas rachas negativas, pero es cierto que el Cazalegas está a un nivel muy bueno. Nosotros debemos ir a lo nuestro, darlo todo para intentar ganar todos los fines de semana, y ya se verá dónde nos pone la clasificación al final de la temporada.

Importante, el Conquense sólo lleva encajados seis tantos en los quince partidos disputados.

– No me sorprende porque ya se había trabajado defensivamente la temporada pasada donde creo que hizo 18 porterías a cero, una auténtica bestialidad. El cuerpo técnico tiene el lema de que seamos un bloque sólido, que trabajemos todos sin balón y, defensivamente, este trabajo se nota mucho. La gente sabe que, el que no defienda sin balón, no juega y por eso todos lo hacemos. Tenemos grabado en fuego que los delanteros tenemos que ser los primeros a la hora de la presión, tenemos el papel importante de que el rival no llegue a buena zona con el balón controlado, es lo que nos toca y creo que lo estamos haciendo muy bien.

Por último, ¿qué tal dormiste el domingo?

– Había estado algo constipado durante la semana y terminé el partido muerto. La verdad es que dormí bien. Después de la victoria y con gol mío, además con el cansancio que tenía, dormí muy bien.

El Conquense jugará ante el Azuqueca el próximo sábado a las 17.00 horas. Otra piedra en el camino en su lucha por el primer puesto y por mantener la condición de invicto.

Comentarios