Inicio Fútbol Tercera División Quintanar del Rey, Conquense y Tarancón llegan a los últimos siete partidos...

Quintanar del Rey, Conquense y Tarancón llegan a los últimos siete partidos de liga con todo por resolver

La igualdad de la Tercera RFEF es patente cada jornada, con resultados inesperados en los que equipos de abajo ganan a los de arriba, con el descenso todavía por decidir (salvo el filial del CF Talavera de la Reina), el ascenso directo con una dura pugna entre Manchego e Illescas, y los otros tres puestos de promoción de ascenso con varios candidatos a quedarse con ellos (aunque una buena racha final de alguno de ellos podría incluso hacerles pelear por el ascenso directo). Los tres equipos de Cuenca están inmersos en la pelea por sus objetivos, pero ninguno de ellos puede estar tranquilo a causa de la situación en la que se encuentran a falta de 21 puntos por disputarse.

Quintanar del Rey

El cambio de entrenador (Ricardo Fajardo tomó las riendas la pasada semana) no dio sus frutos y perdieron en casa del Formac Villarrubia que les hizo colocarse en quinta posición con 37 puntos, adelantados por el propio conjunto ciudadrealeño (cuarto con los mismos puntos). Los verdiblancos eran ambiciosos a principio de campaña y, tras tres años rozando el ascenso, se marcaron la primera posición y el ascenso directo como objetivo, pero a día de hoy están a ocho puntos del liderato y el mal menor sería clasificarse para la promoción, pero la mala racha de resultados les hace peligrar incluso su lugar en el playoff.

Se amparan al San Marcos, con cuatro partidos todavía en su feudo. En caso de sacarlos, lo lógico es que, como mínimo, aseguran su presencia en la promoción. Si bien todos los encuentros se antojan difíciles, en el haber de los quintanareños se apunta que ya han jugado contra todos los equipos de la parte de arriba, a excepción de un Villacañas que está a cuatro puntos de la promoción y todavía lucha por colarse entre los cinco primeros.

Conquense

El gol está lastrando a los balompédicos, quienes solo han conseguido perforar portería contraria en más de una ocasión en solo dos de los 23 partidos de liga. Un pobre bagaje que les otorga una estadística negativa: siempre que encajan gol, no ganan. Aun con todo, su solidez defensiva (han dejado su portería a 0 en 16 ocasiones) les está sujetando en la tabla y son uno de los equipos más difíciles de batir. En el último mes, los resultados han acompañado y se habían metido de lleno en la pugna por la promoción de ascenso, pero su derrota en Torrijos los deja a tres puntos de Quintanar del Rey y Formac Villarrubia, quinto y cuarto respectivamente.

En los 21 puntos que restan por jugarse, 12 de ellos los tendrá que disputar a domicilio. Lo que para otro equipo sería un ‘palo’, para los blanquinegros puede ser hasta positivo debido a que son el tercer mejor club de la categoría a domicilio. El calendario se antoja difícil, ya que en estos siete partidos tienen que visitar al líder Manchego Ciudad Real, recibir al segundo Illescas y, además, deberán enfrentarse contra equipos de zona media-baja.

Tarancón

A día de hoy es el único equipo conquense que está cumpliendo su objetivo. En undécima posición con 27 puntos, están tres por encima del descenso y, además, estarían fuera de puestos de peligro en caso de que Socuéllamos y/o Guadalajara bajaran desde Segunda RFEF. Su pasada victoria en casa del colista CF Talavera de la Reina B (2-3) ha relanzado a los blanquiazules para afrontar este tramo final fuera del descenso.

Como es lógico para un equipo que pugna por salvarse, el calendario que le resta es complicado. Tiene partidos directos contra equipos como el Azuqueca (12º con 26. A domicilio), Villarrobledo (13º, con 25. En casa) o La Solana (14º con 24. A domicilio); también debe jugar contra equipos que pelean por jugar la promoción como el Villacañas (7º con 33. En casa), Conquense (6º con 34. En casa) o Calvo Sotelo Puertollano (3º con 39. A domicilio) o Torrijos (8º con 31. A domicilio). Todo contra rivales con mucho en juego, por lo que los partidos directos se antojan decisivos.

Comentarios