Inicio Noticias Más Deporte El techo del Sargal, el césped de Los Tiradores y La Fuensanta:...

El techo del Sargal, el césped de Los Tiradores y La Fuensanta: el mal estado de las instalaciones que condiciona la práctica deportiva

La tormenta que asola a Cuenca en la noche de este martes y una grave lesión de un portero juvenil este lunes ha puesto de manifiesto, una vez más, el precario estado de las instalaciones deportivas de Cuenca, las cuales necesitan de manera urgente un lavado de cara para que los conquense puedan disfrutar sin riesgo de hacer deporte. Tristemente, no es una situación nueva, pero cada vez se hace más urgente su reparación o acondicionamiento, llámenlo como quieran, para que realizar cualquier disciplina no suponga un perjuicio.

Este martes, un vídeo (que reproducimos en este artículo a continuación, grabado por Jesús Ortega) se ha compartido por las redes acerca de una plancha caída del techo del Sargal a causa de la lluvia. Las goteras, una constante en esta instalación cada vez que llueve (y también en otras como los pabellones del San Fernando, Fuente del Oro o Samuel Ferrer), han provocado la precipitación de este trozo del techo, el cual ya se encontraba muy maltrecho. Una urgencia que tienen apuntada en la concejalía de Deportes, pero a la que todavía no han metido mano para solucionarlo.

Tampoco el césped de Los Tiradores, que lleva como poco un par de temporadas en un estado, cuando menos, cuestionable. Padres, jugadores y entrenadores ya no pueden más y este lunes han puesto el grito en el cielo a causa de una nueva lesión, en esta ocasión de un portero juvenil, a causa del mal estado del césped. Por desgracia, no es la única lesión que se puede achacar en los últimos años en este campo, cuyos parches no son suficientes para evitar estas lesiones. Recuerda al estado del césped del Obispo Laplana en los años 2014 y 2015, época en la que los equipos que allí jugaban (principalmente, San José Obrero, que se negó a jugar en este campo y se trasladó a La Beneficencia, y el extinto Pozo de las Nieves) sufrieron multitud de lesiones de rodilla en sus componentes, un problema que no tuvo solución hasta que se cambió el césped artificial. En el caso de Los Tiradores, varias fotos que circulan por las redes sociales ponen de manifiesto el precario estado del terreno de juego.

Si hablamos de césped no podemos olvidar la polémica de la semana pasada, en la que el Ayuntamiento comunicaba al Conquense que se están planteando colocar césped artificial en vez del natural. Si bien como medio de comunicación no debemos entrar en esta clase de debate, sí podemos denunciar que la instalación municipal estaba en muy mal estado y obligaba a una actuación de urgencia. Ya hay operarios trabajando para recuperar el césped, mientras que el debate sobre si debe ser artificial o natural sigue sobre la mesa.

Estos tres ejemplos del mal estado de las instalaciones se pueden trasladar al resto, todas con posibles mejoras y que, a día de hoy, condicionan mucho la práctica deportiva, cada vez más sobreexpuesta debido a que se cuenta con un pabellón menos (el Luis Yúfera) y con otra que no se puede utilizar en estos momentos (La Fuensanta) y que sobrecarga al resto. Sin ir más lejos, el Conquense ya jugó en el Cristina Martínez el pasado domingo, pero en el futuro se antoja complicado que se repita al coincidir sus próximos dos partidos en casa con el control selectivo para el Campeonato de España por Federaciones Autonómicas sub 16 y el propio campeonato.

Solo hay una cosa clara: queda mucho trabajo por hacer en las instalaciones deportivas municipales de Cuenca.

Comentarios