Inicio Raqueta Raqueta Pádel Luis Hernández seguirá compitiendo con Iñigo Jofre en un 2024 marcado por...

Luis Hernández seguirá compitiendo con Iñigo Jofre en un 2024 marcado por el nuevo calendario unificado

El 2023 ha sido un año excelso para Luis Hernández. El joven jugador de pádel se posicionaba en 2022 como una promesa a nivel mundial de un deporte en el que ya se ha consolidado: “El año pasado iba a competir con expectativas, pero al ser mis primeros torneos, si lo hacía bien, bien; pero si no, nada. Este año quería consolidar y ver que lo del año anterior no fue algo pasajero, sino que tenía nivel y recursos para seguir haciéndolo”, cuenta Luis Hernández con entusiasmo.

 Ha pasado de estar fuera del top 100 a acabar el año en el puesto 69 del ranking: “Este deporte tiene momentos duros (a veces, bastante más de lo que parecen), pero si en tu rutina lo haces porque te llena, te gusta y te marcas un objetivo, la progresión será más fácil y posiblemente de mayor calidad. También hay que ser paciente”, reconoce Hernández, que sabe que su gesta no es tarea sencilla y que detrás hay trabajo, trabajo y más trabajo. Él mismo sabe que ha completado una temporada muy positiva, aunque con altibajos: “Abril y mayo fueron meses duros a nivel mental. No tenía buenas sensaciones jugando, pero, por regla general, he estado contento y entrenando mucho”. 

No solo ha mejorado como jugador dentro de la pista, también fuera en lo que a fortaleza física y mental se refiere: “Si eres muy bueno dando golpes, pero tu físico y tu cabeza son malos, no sirve de nada”. Ha enfatizado en la importancia del descanso, algo que se negaba a incorporar en su rutina hasta hace poco: “Pensaba que tenía que entrenar. Ahora, cuando estoy con varios torneos y llevo semanas sin parar, descanso varios días sin problema. Lo enfoco de manera distinta y se nota mucho”. Un crecimiento que también se ha hecho palpable en la salud mental: “Me he quitado muchas barreras, aunque quedan las más difíciles de saltar. La gestión de las emociones va mejor”. Aun así, cree que puede seguir mejorando y derribando muros: “Cuando te enfrentas a gente que es superior, el enfoque en esos partidos es distinto al que debe ser por cuestión de respeto, porque los ves mejores o por otras cosas que muchas veces son consecuencia de que esos partidos sean más difíciles de ganar”. 

Considera que, dado el nivel del ranking actual, es más complicado llegar a la cima del pádel que mantenerse en ella, aunque en su caso ha ocurrido a la inversa, pues el año en el que comenzó esta andadura profesional “fue el momento perfecto para llegar. Ahora se necesita ganar muchos partidos y tener muchos puntos, algo muy difícil por el nivel que hay. Yo eso lo hice muy rápido, por eso me cuesta más mantenerme”. 

Acaba el año igual que empezará 2024, acompañado en la pista por su compañero y amigo Iñigo Jofre. Lo ha contado en primicia para Eldeporteconquense: “Es un buen amigo y un jugadorazo. Terminamos de jugar porque a mí me llamó un chico que jugaba muy bien y pienso que lo mejor es cambiar. Pero no se dio tan bien y volvimos a jugar juntos”. El tinerfeño y Luis culminaron la temporada en Milán, llegando hasta dieciseisavos de final y completando tres rondas “muy buenas, perdiendo ante la pareja 14 del mundo”. A lo largo del año ha competido también junto a jugadores de la talla de Jaime Menéndez, Enrique Goenaga, José Jiménez o José Solano, un baile de parejas habitual en la competición: “No tienes ninguna vinculación con el otro jugador, salvo la verbal. Si los resultados van bien, se sigue; si te comprometes a jugar hasta final de temporada, pero los primeros torneos van mal y la relación en la pista es mala; se rompe la pareja. Y si va muy bien te puede llamar alguien que juega muy bien, ves la oportunidad y te vas con él”. 

Deja atrás un 2023 en el que ha alcanzado metas fijadas: “Los objetivos de este año era meterme en cuadro final y hacer una temporada regular. Creo que he hecho un año bueno y la guinda hubiera sido ganar algún partido a las parejas de arriba, pero no he podido. Sí que es verdad que han sido partidos igualados que me han ganado en el tercer set, pero en sí los objetivos los he cumplido de largo”. Como único «pero» matiza que no ha logrado meterse en la ronda final en el circuito World Padel Tour, una vicisitud que ya no se dará el próximo año, pues los dos circuitos mundiales que existían hasta la fecha se englobarán en uno solo a partir del próximo año que se llamará Premier Padel. Aun así, continuará derribando barreras en lo deportivo, lo físico y lo mental porque parece que Luis Hernández seguirá subiendo peldaños sin tocar techo.

Comentarios