Inicio Noticias Fútbol sala Mario Gómez se hace enorme para acrecentar la historia del VivoCuenca en...

Mario Gómez se hace enorme para acrecentar la historia del VivoCuenca en Copa del Rey

Pasaron de ronda los del VivoCuenca con un triunfo más que bonito ante el Ciudad de Móstoles para cualquier espectador, empataron a cuatro tras el tiempo reglamentario, no se movió el electrónico en la prórroga y en los penaltis ganaron los conquenses por 4-2. Meritazo de todos los conquenses al ganar a un equipo de superior categoría con jugadores de primera como Dani Santos, Carlitos o Xavi Coll, pero el mejor de todos vestía de amarillo y se llama MARIO GÓMEZ, así, com mayúsculas.

Partido vibrante el vivido en la tarde de este martes en El Sargal donde se enfrentaron VivoCuenca y Ciudad de Móstoles. Un choque de Copa del Rey que hizo que el polideportivo conquense presentara una muy buena imagen con apoyo de clubes como el Amiab, que no se quisieron perder esta histórica fecha.

Comenzó el partido con un Móstoles mejor en la posesión y en crear las primeras ocasiones, con un lanzamiento al palo del mítico Carlitos cuando no se había cumplido el minuto dos. Buscaban los de Manolo Moya salir de la presión, aunque sin peligro, llegando el 0-1 en propia puerta en el minuto cinco.

Llegaron buenos minutos del Vivo tras ello, con una ocasión de Valero poco después, aunque recibieron un nuevo jarro de agua fría en foma de gol con el 0-2 de Palomares. Evitaba poco después el tercero Mario Gómez con un auténtico paradón.

Veía Moya desde el banquillo que no era el momento de los suyosy solicitó tiempo muerto, llegaron las rotaciones y ocasiones para Ivi y Peñu, éste último en una gran jugada individual, aunque no era hasta el minuto 19 cuando no pusieron el 1-2 los de casa, siendo Valen quien recibió un buen pase de Mario Gómez para recibir y pegarle con todo por el centro, llegando al descanso con ese resultado.

Segunda parte

Salieron mejor los conquenses en la segunda mitad, con una presión mucho más alta y buscando los espacios. Quien primero los encontró fue Peñu, que se fue de dos rivales para dársela a Cerci, que a placer puso el 2-2.

Un minuto después quien marcaba era Budia, quien definía con calidad ante el portero el pase de Cerci. Se venía abajo El Sargal al mismo tiempo que los de Móstoles pedían tiempo muerto con 3-2 en el marcador.

No tardaban en empatar los rojillos, de nuevo era Palomares quien anotaba a placer, cuando se quedó solo delante de Mario, que poco pudo hacer.

Los madrileños tomaban el control y Dani Santos ponía el 3-4 con un buen remate en el segundo palo. Tras ese gol tuvo el empate de nuevo Valen, aunque lo que llegó fue el festival de Mario Gómez, quien las paró de todos los colores y sabores, de todas las maneras posibles y daba vida extra a su equipo, el partido del cordobés si decimos que fue sobresaliente, seguramente nos quedaríamos cortos.

Gracias a él, los valientes del Vivo llegaron con opciones al final y a falta de 47 segundos y jugando con portero-jugador fue el de casi siempre en estas ocasiones, el gran Carlos Budia quien empataba la contienda, llegando al final con 4-4.

Prórroga

Llegó el tiempo extra de dos periodos de tres minutos, teniendo las ocasiones más claras los madrileños, pero de nuevo Mario Gómez les cerró la persiana y la oportunidad en el primer tiempo, aunque también pudo marcar Peñu en una falta que dio en un defensa.

Se llegaban a los últimos tres minutos con todo por decidir y la grada rendida a los suyos, no se movió el marcador con un Móstoles que no quería tanda de penaltis al ver a Mario Gómez bajo palos, y terminaron jugando por portero-jugador, pero no pasó nada, llegando a la definitiva tanda de penaltis.

Y ahí comenzó a sonreír un poco más Mario Gómez, o Súper Mario Brox, o Armario Gómez, como lo quieran llamar. Anotaron para los del Vivo Budia, Ivi, Valen y el definitivo Dani Martínez. Pero antes de todo eso, Mario se había parado ya dos penaltis. Con ese último gol de Dani llegó la celebración, donde se volvió a venir abajo el pabellón, haciendo piña un equipo que se lo merecía y con un Mario que terminó emocionado ante lo vivido, al igual que todos los suyos. ¡HISTORIA!

Comentarios