Inicio Noticias Fútbol sala El FS VivoCuenca consuma un nuevo triunfo con goleada al colista (7-1)

El FS VivoCuenca consuma un nuevo triunfo con goleada al colista (7-1)

Hasta que sea matemáticamente imposible, lo van a seguir intentando. El FS VivoCuenca sumó su segundo triunfo consecutivo en El Sargal, refrendando las buenas sensaciones que el equipo de Manolo Moya ya ofreció la pasada semana en el triunfo ante el líder, el Ciudad de Guadalajara FS (4-1) y sacando adelante lo que pudo ser todo un partido «trampa».

Y es que no comenzaron las cosas de la mejor manera para los azulones. Sólo habían pasado dos minutos cuando Ballinoto finalizaba una buena jugada de la AD Calera con algo de fortuna, pues su remate en la frontal del área tocó en el pie de Sergio «Cerzi», desviando la trayectoria y terminando en la red.

Les costó entrar en el partido, pero los conquenses comenzaron a imprimir una marcha más que su rival y las ocasiones no pararon de llegar una detrás de otra, pero siempre terminaban con el «uy» generalizado del graderío del Sargal. No fue hasta pasado el ecuador del primer tiempo cuando un pase en diagonal que atravesó toda la cancha fue rematado con un golpeo raso por Adrián de Julián, que batió por bajo a José Carlos González.

Mientras Calera lo intentaba con balones al pívot, jugadas a balón parado o algún error puntual del VivoCuenca en ataque, los locales seguían controlando el partido, jugando la mayor parte del tiempo en campo rival y creando una ocasión tras otra. Fue quizás ese ímpetu por buscar el gol lo que hizo que llegara «casi sin querer» con un disparo de Budia desde banda izquierda que tocó en la punta del pie de Dani Martínez para terminar dentro de la portería rival. Así se llegó al descanso, con un VivoCuenca por delante en el marcador con cierta fortuna, pero con un resultado más que justo para lo visto sobre el campo.

Nada más arrancar la segunda parte, los azulones fueron desquitándose jugada a jugada y viendo por fin mayor acierto de cara a puerta rival que en el primer tiempo. Así, Mario García hizo el 3-1 y Budia terminó una gran jugada colectiva para ampliar distancias en el marcador con el cuarto con algo más de diez minutos para el final.

Fue el momento en el que Calera puso en juego el portero jugador sin demasiada fortuna, pues en un cambio de portero-jugador con el meta habitual, Edu Bermúdez, primero, y Carlos Peñuelas, después, marcaron sendos golazos desde su campo haciendo inútil la carrera hacia portería del meta de Calera. Budia terminaría la goleada con otro golpeo desde su campo a puerta vacía que significaría el 7-1, pero aún pudieron llegar varios goles más. Mario Gómez probó suerte tras atajar un tiro rival, pero cuando el balón iba camino de portería, la mano fuera del área del meta rival impidió el gol, al tiempo que supuso la expulsión directa del mismo. Con superioridad numérica hasta el pitido final, aún dispuso el FS VivoCuenca de dos golpeos claros a puerta que no terminaron en gol.

Un triunfo reconfortante y que mantiene con opciones, por muy reducidas que sean, de poder optar a la promoción de ascenso. Y es que lo reñido de la situación de la mayoría de equipos está haciendo que los tropiezos de los favoritos sean constantes. Así, en la jornada sabatina, con cuatro partidos por disputarse, el VivoCuenca se ha visto beneficiado por la derrota de Olías (0-1 ante Racing de Alcázar) y el empate entre Sacedón y Villarrobledo, lo que ha aupado a los conquense hasta la 6ª plaza con 44 puntos, a cuatro del segundo puesto, aunque Valdepeñas, UDAF y Villarrobledo con un partido menos aún. Quedan cuatro jornadas y quedará por ver si la suerte que le fue esquiva a los azulones el pasado año puede darles una última sorpresa.

Comentarios