Inicio Balonmano Liga ASOBAL Lidio Jiménez, entrenador del REBI BM Cuenca: “Si el club no tiene...

Lidio Jiménez, entrenador del REBI BM Cuenca: “Si el club no tiene más socios, más afición y más apoyos, su final está cercano”

Lidio Jiménez Carrascosa (Cuenca, abril de 1977) cumple su décima temporada consecutiva como entrenador del BM. Ciudad Encantada, hoy REBI Cuenca. Antes de ser el primer entrenador estuvo diez años siendo segundo, con diferentes entrenadores y en diferentes categorías, por eso sabe mejor que nadie lo que es jugar en Asobal cuando lo has hecho en Primera División o División de Honor B.

La liga Plenitude Asobal está de parón, volverá en febrero, por la participación de las selecciones nacionales en diferentes campeonatos como el de Europa y la tercera edición del Sur-Centro, que se jugará por primera vez en Argentina y que pondrá tres plazas en juego para el Mundial 2025. Allí estarán los jugadores del REBI Cuenca de Argentina y Chile.

El equipo conquense volverá a los entrenamientos después de Reyes con los integrantes que le quedan a la plantilla. Nosotros aprovechamos este parón navideño para hablar con Lidio Jiménez sobre cómo ha sido la primera vuelta de la liga y la participación en la Liga Europea EHF.

Te encuentras el uno de agosto con un equipo que viene de ser subcampeón de la liga Asobal, que ha tenido algunas bajas, también altas y que tiene que jugar en Europa. ¿Qué piensas en esos momentos, de cara a esta temporada?

– Los objetivos estaban claros, terminar entre los seis mejores de la liga Asobal y, teniendo en cuenta el grupo que nos tocó en Europa, pasar a la siguiente fase. Eran dos objetivos muy claros, mantener la lucha en la liga con los mejores y pasar en Europa a la siguiente fase porque el grupo, como así se ha visto, era asequible.

Sin embargo, todo empezó a torcerse por culpa de las lesiones en la plantilla, empezando por Tavares en el inicio liguero y siguiendo por un rosario constante de hasta ocho jugadores. ¿Te has preguntado el por qué tantas lesiones?

– Creo que todo viene desde el mes de agosto, antes de la competición. En ese mes se lesionaron Texeira, Pablo Simonet y Juanjo Fernández, todos con problemas musculares y eso lo hemos ido arrastrando toda la primera vuelta. A eso hay que unir lesiones como la de Neves que se rompe el tendón de Aquiles, Tavares los ligamentos de un tobillo, Sergi Mach la nariz, Arnau un dedo de su mano derecha o Rubén Río dos dedos de la mano derecha. Esto es mala suerte que se une a lo ocurrido en la pretemporada en la que hay que ver si, esas lesiones por molestias musculares, es por mala preparación o porque los jugadores no se cuidaron en su época de descanso. Pero, para mí, ha sido fundamental la carga de partidos durante la temporada, dos partidos por semana, y el que no ha habido tiempo para la recuperación, el tener que jugar recién salidos de una lesión y no dar tiempo para entrenar bien y poder recuperarte.

Sin tantas lesiones, ¿el equipo habría obtenido otros resultados?

– Viendo como está la liga, a cuatro puntos del quinto, habiendo jugado con media plantilla, creo que el equipo podría estar entre los cinco mejores, sin ningún problema. De haber estado todos, creo que podríamos haber luchado por esa cuarta plaza que nos hubiera dado derecho a disputar la Copa Asobal, como ya hicimos la temporada pasada. Hay que tener en cuenta que hemos jugado cuatro partidos con Sergio López de central, Pablo Simonet de lateral, estando lesionado, y Fede Pizarro. No había más en la primera línea y así era muy difícil mantener la regularidad en los partidos.

También acusó el equipo la participación de los argentinos en el Panamericano donde consiguieron ser campeones y la plaza para los JJ.OO. de París. Jugaron todo y volvieron exhaustos.

– Ha sido otra de las causas del mal rendimiento del equipo. Antes de irse a jugar el Panamericano, el equipo había cogido un buen ritmo y se demostró ganando con solvencia al Ademar en casa y en Logroño. A raíz el Panamericano, el equipo fue otro, nos costó mucho recuperar a jugadores como Pablo Simonet, Nacho Pizarro o Fede Pizarro que se marchó a esta competición en un estado espectacular. Todo ello ha hecho que la primera vuelta haya sido muy complicado y muy dura.

Teniendo en cuenta todas estas circunstancias, ¿consideras que la primera vuelta ha sido más que aceptable?

– El equipo, a pesar de tantas lesiones, ha competido todos los partidos y eso es importante. Es verdad que pensábamos ganar algún partido más, pero también hemos ganado alguno que no esperábamos. Nunca sabes qué habría pasado sin tantas lesiones, a lo mejor no habríamos ganado más partidos, pero sí parece lógico pensar que, si hubiéramos disputado una vuelta normal sin lesiones, seguro que llevaríamos más puntos.

Ha dado la sensación de que algunos jugadores, como el joven lateral Tavares, no ha terminado de rendir como se esperaba después de su lesión.

– Más que Tavares, hay jugadores que han estado por debajo de su rendimiento con la calidad contrastada que tienen. No han estado a su nivel por el tema físico, unos por las lesiones, otros por la carga de partidos. Por diversas circunstancias, el rendimiento en la pista no ha sido el adecuado. En el caso de Tavares, el chico estuvo dos meses lesionado y tuvo que incorporarse, sin entrenar, al partido de Logroño porque no teníamos efectivos. Casi no ha podido entrenar, por esos dos partidos por semana, y ha estado jugando con muchos dolores, algo que también le ha pasado a Juanjo en su vuelta tras la lesión o a Rubén Río. Son jugadores que han querido ayudar al equipo, sin estar en plenas condiciones físicas, y eso te lastra mucho a la hora de jugar dos competiciones, dos partidos entre semana. Y tenían que jugar porque, los que lo estaban haciendo, acumulaban muchos minutos y al final iban a caer como así ha pasado después. Creo que el rendimiento de los jugadores jóvenes, cuando estén físicamente bien, nos va a dar mucho. Estoy seguro de ello.

En febrero empieza la segunda vuelta con la esperanza de recuperar a todos los lesionados, excepto a Dani Neves que es baja para toda la temporada.

– Es mi deseo, que en el primer entrenamiento estemos todos y en plenas condiciones. Que recuperemos a la gente física y mentalmente, queda mucha temporada y, si al equipo le respetan las lesiones y hacemos un buen trabajo en enero, el equipo tiene mucho que decir en la liga Asobal. A lo mejor hacemos una segunda vuelta histórica.

Siendo la lesión de Dani Neves para toda la temporada, ¿habéis pensado en fichar a un sustituto?

– Al día de hoy, no. Contamos con 17 jugadores, más los chicos que nos ayudan, espero recuperar bien a Teixeira y a Pablo Simonet y que el equipo se mantenga bien físicamente. Otra cosa sería que, Teixeira o Pablo, se lesionaran gravemente. Ahí, sí nos podríamos plantear en fichar a un lateral izquierdo por un periodo corto.

¿Sigues preocupado por la asistencia del aficionado a El Sargal?

– Todo cambia cuando en 2020 llegó la pandemia por la COVID. A todo el balonmano español le ha costado muchísimo el recuperar a la afición. La temporada pasada que hizo el equipo era para haberla recuperado al cien por cien, pero no ha sido así sobre todo en Europa donde hemos visto al pabellón desangelado. Es cierto que los que acudieron, al final, se lo pasaron bien porque hubo buenos partidos, pero al final el pabellón estaba desangelado, por lo que sea. Por si era entre semana, por los precios de las entradas, porque se televisa, por lo que sea, pero la afición no acompañó en el premio de Europa, algo que no pasa todos los años. Estoy convencido que, si esto pasa hace cuatro años, el pabellón estaría a reventar con equipos de menos entidad que los que han pasado este año. Sabemos que es difícil, pero el equipo merecía más por parte de la afición, sobre todo en la Liga Europea EHF. Hay que disfrutar más del momento, el equipo está mal acostumbrando a la gente y espero que, si el club quiere crecer y mantenerse en esta liga profesional, por la que los clubs están viviendo momentos muy duros, la afición entienda que necesitamos que la afición sea más numerosa, muchos más socios y más gente que nos apoye. Si no, creo que este proyecto tiene un final muy cercano.

Lo ha dicho Lidio Jiménez, perfecto conocedor del día al día del REBI Cuenca.

Comentarios