Inicio Balonmano Liga ASOBAL Lidio Jiménez, entrenador del REBI Cuenca: “El Torrelavega ha jugado como un...

Lidio Jiménez, entrenador del REBI Cuenca: “El Torrelavega ha jugado como un equipo y nosotros con guerras individuales que no ayudan al colectivo”

El REBI Cuenca perdió ante el Bathco Torrelavega, tras una primera parte igualada, 13-14, y una segunda en la que el conjunto conquense tuvo un bajón en el ecuador de la misma que permitió que los cántabros se fueran de ocho goles de ventaja para terminar con el 24-29. El REBI Cuenca sigue sin ganar en esta segunda vuelta en la que sólo ha conseguido un punto, el empate de hace dos jornadas en Granollers.

Tras el punto conseguido en tierras vallesanas, con el equipo al completo, más la incorporación de última hora de Fede Pizarro, había ilusión en el equipo que dirige Lidio Jiménez de conseguir la primera victoria de la segunda vuelta.

No fue así y el propio Lidio Jiménez explicaba la causa de ello, mostrando un enfado nada habitual en él. “El problema no es que pierdas, o no pierdas, el problema es cómo lo has hecho. Creo que nos ha ganado un equipo con todo el grupo de jugadores. Para mí, el Torrelavega ha jugado como un equipo y al mío, después de muchos años, lo he visto jugar de manera individual, con guerras individuales que no ayudan al colectivo y, así, es muy difícil ganar un partido”.

“Sabíamos lo que iba a hacer el Torrelavega, pero mentalmente no hemos estado como debíamos estar, a pesar de que lo hemos hablado durante toda la semana y así es muy difícil ganar ante un gran equipo”, añade.

Lidio Jiménez vuelve a insistir en los fallos de lanzamiento desde los seis metros. “Nos han condenado en la primera parte en la que hemos fallado clarísimos lanzamientos. En la segunda parte, cuando todavía estábamos en el partido, nos ha pasado lo mismo y, además, su portero ha estado muy bien. Lo cierto es que hemos estado momentos fuera del partido, en otros nos volvíamos a enganchar, pero eso no es suficiente ante un buen equipo. Repito, nos ha ganado un equipo contra un grupo de jugadores y entrenadores y eso no puede ser”.

El técnico conquense llama a “resetear y mirar un poco el interior de cada uno, el primero yo como máximo responsable” y avisa que “tras una semana de tanto lío, tanta reunión, se acabó el rollo. Aquí vamos a la guerra, el que no quiera que se quede en casa. Lo tengo muy claro”.

El próximo sábado toca visita al Sinfín, un partido muy importante de cara a la permanencia. “Nos jugamos la vida y hay que ir con la gente que quiera ir a la guerra y el que no esté al cien por cien, que se quede en casa. Lo tengo muy claro porque ya vale. Tras este partido, hay que agachar la cabeza, tener tranquilidad, pero hay que empezar a reaccionar siendo un equipo, como siempre hemos sido. No conozco otro camino y, como el responsable soy yo, moriré con las botas puestas”.

Lidio Jiménez reconoce que es la primera vez que se ha sentido tan frustrado con la actuación de su equipo. “Sí, así lo he sentido. Venimos de empatar en Granollers y no vi alegría en la gente, lo tengo que decir. Que si me voy, que si me quedo, que si me falta esto… todos los equipos tienen estos problemas, gente que se queda, gente que se va y aquí la gente no está centrada y hay que estarlo porque hay mucha igualdad en la categoría. Nos ha ganado bien un equipo porque ha estado centrado y nosotros hemos jugado un partido con muchas cosas negativas”.

Vuelve a insistir en lo movida que ha sido la semana. “Con tantas reuniones, al final el partido ha quedado en segundo margen y el principal responsable de ello he sido yo porque no he sido capaz de meter a la gente en el partido. Con esta derrota, nos han puesto en nuestro sitio que es la zona de abajo, así que habrá que ponerse el mono de trabajo y hay que empezar a reaccionar, pero para ello quiero a guerreros”.

El tema de las reuniones a las que se refiere Lidio Jiménez ha sorprendido tras escucharle porque el tema no se conocía. Cuando se le pregunta si es por renovaciones, el técnico conquense lo deja claro. “Las reuniones han afectado a todo tipo de gestiones, unos por una causa y otros por otras, pero hay que entrenar y estar metidos y cuando uno se pone la camiseta hay que pensar sólo y para el equipo, no sólo por y para mí. Y así ha pensado todo el equipo, unos porque no juegan, otros porque juegan mucho… Me da igual, se acabó el rollo. Hay que pensar que el REBI Cuenca está en una situación complicada y ahora, en los malos momentos, es cuando quiero ver a la gente, no cuando todo era maravilloso. Ahora es cuando quiero verla y sé que mi equipo va a reaccionar, pero hoy ha sido un día en el que podías perder, enfrente había un buen equipo, pero de otra manera y lo que me ha transmitido a mí el equipo, no es lo que yo le había transmitido. Todos tenemos que hacer autocrítica”.

Teniendo en cuenta que, en la clasificación, los conquenses están cinco puntos por encima del Cangas, que disputaría la eliminatoria por la permanencia, la visita del próximo sábado al Sinfín se antoja muy importante porque, además, el conjunto santanderino necesita la victoria para salir de los puestos de descenso.

Comentarios