Inicio Opinión Mujer y discapacidad. ¡Nosotras también existimos!

Mujer y discapacidad. ¡Nosotras también existimos!

Por José María Martínez López, presidente de Asociación Roosevelt

Un año más, con motivo del 8 de marzo, día internacional de la mujer, la asociación Roosevelt quiere trasladar a la opinión pública, su preocupación por los derechos de las mujeres y las niñas con discapacidad.

En este 2024, en el que se cumplen 29 años de la adopción de la declaración y de la plataforma de acción de Beijing, que en su artículo 1 dice: “El propósito de la presente convención, es promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de todas las personas con discapacidad, y promover el respeto de su dignidad inherente”. Y en su artículo 6 habla específicamente de mujer y discapacidad, en el que dice: “Los Estados partes reconocerán que las mujeres y niñas con discapacidad, están sujetas a múltiples formas de discriminación y, a este respecto, adoptarán medidas para asegurar que puedan disfrutar plenamente y en igualdad de condiciones, de todos los derechos y libertades fundamentales”.

Por todo ello, con motivo del día internacional de la mujer, la asociación Roosevelt, quiere reivindicar para todas las mujeres y niñas con discapacidad lo siguiente:

Que se cumpla toda la legislación nacional vigente así como todos los tratados internacionales ratificados por España, referentes a las mujeres y niñas con discapacidad, y que en toda las futuras leyes que se hagan referente a este colectivo, tanto a nivel de Castilla-La Mancha como nacional, se hagan presentes las peculiaridades específicas.

También queremos reivindicar en este día, que el movimiento feminista no se olvide de los derechos de aquellas que peor lo tienen en sus discursos y reivindicaciones. Para ser creíble y solidarias en cualquier proyecto es no dejar a nadie por el camino, no olvidarse de nadie, y ser solidarias. Pues no olvidemos que la mujer con discapacidad es doblemente marginada, por discapacidad y por género, y hasta ahora no ha estado presente ni en el discurso ni en las reivindicaciones del feminismo hegemónico. Igualmente, dar visibilidad para estas mujeres y niñas, para que la sociedad sepa de su existencia.

Pedimos una nueva imagen social que termine con estereotipos sociales negativos que tienen a día de hoy, estas mujeres y niñas, por no responder a los cánones de mujer estándar y que se valore a las personas por sus capacidades y valores humanos. Aquí pedimos un compromiso a los medios de comunicación para que no saquen sus debilidades, y sí sus potencialidades.

Exigimos una igualdad de oportunidades en todos los campos: educación, trabajo, relaciones sociales, etc… para terminar con la brecha con respecto a las mujeres sin discapacidad.

Esta vulneración de los derechos humanos, se debe a la existencia de múltiples barreras: actitudinales, informativas, falta de accesibilidad universal, que le permita utilizar todos los recursos de la comunidad, en igualdad de condiciones.

Invitamos a la sociedad a que se acerque a estas desconocidas sociales y verán el gran potencial que se está perdiendo en todos los campos, por no ofrecerles una igualdad de oportunidades.

Por todo ello, pedimos a todos los actores sociales que respeten y que fomenten la defensa de los derechos humanos de estas personas, para que puedan llevar una vida normalizada y puedan hacer realidad todos sus sueños.

Queremos terminar: “ELLAS SON MUJERES DIVERSAS QUE SE MUEVEN Y, CON ELLAS, MUEVEN EL MUNDO”.

“NOSOTRAS TAMBIÉN EXISTIMOS, MUJERES CON DERECHOS, DESEOS Y SUEÑOS”.

Comentarios